Posted on enero 31, 2016 in Sin categor√≠a by alevadoNo Comments »

III JORNADAS SOBRE DECRECIMIENTO

#impulsaDecreceMadrid

Hace ya ocho a√Īos desde que naci√≥ DecreceMadrid. Por aquel entonces estaba comenzando la crisis. Un peque√Īo grupo de personas, convencidas de que no est√°bamos ante una crisis coyuntural, sino estructural, nos pusimos a trabajar para aportar nuestro granito de arena en la difusi√≥n en la ciudad de Madrid de un conjunto de ideas que poco a poco ha ido ganando terreno y que, con la contundencia de sus propuestas, ha sumado apoyos en muchos lugares, hasta el punto de que hoy podr√≠amos considerarla una de las alternativas m√°s s√≥lidas al capitalismo: la teor√≠a del Decrecimiento.

 

Ahora el contexto es muy diferente al de hace ocho a√Īos: hemos asistido al 15-M, a la multiplicaci√≥n por todo el Estado de centros sociales autogestionados, huertos urbanos, grupos de consumo, as√≠ como todo un sinf√≠n de iniciativas sociales de distinta √≠ndole, muchas de ellas hijas directas del 15-M, y tambi√©n hemos asistido a la llegada a las instituciones de candidaturas impulsadas por la propia ciudadan√≠a. Estas son solo algunas de tantas experiencias que nos han marcado en estos a√Īos. Y de todas ellas hemos sacado una lecci√≥n fundamental: que cuando la ciudadan√≠a toma conciencia y se organiza, cualquier cosa es posible.

 

Con este convencimiento, las personas que formamos integrantes de DecreceMadrid queremos se√Īalar que, aunque hace unos a√Īos dec√≠amos que ‚Äúno era una crisis, era una estafa‚ÄĚ, lo cierto es que algo de crisis s√≠ que hab√≠a. Y que la lucha a√ļn est√° lejos de haber terminado, pues aquello a lo que llamamos crisis econ√≥mica en realidad es una de las muchas muestras de la crisis civilizatoria que vivimos. Una crisis que es social, pol√≠tica, ecol√≥gica, energ√©tica, de valores y, en s√≠ntesis, una crisis sist√©mica de nuestra civilizaci√≥n que constituye una oportunidad √ļnica de arranque de una sociedad nueva que, desde nuestro punto de vista, debe abogar por el Decrecimiento.

 

Por ello, una vez más nos hemos animado a organizar toda una serie de actividades para las próximas semanas con las que pretendemos dar un impulso al colectivo y hacer un llamamiento a la reflexión, a construir entre todas, a sensibilizarnos y a pasarlo bien. Pero sobre todo, a que nos conozcamos entre quienes compartimos otra forma de estar en el mundo y que todavía estamos invisibilizadas, alejadas y descoordinadas.

 

A las integrantes de DecreceMadrid nos encanta ver la cantidad de personas que se acercan a cada acto que organizamos. Nos emociona darnos cuenta de que lo que planteamos tiene una importante respuesta receptividad. Nos carga de energía compartir con todas vosotras. Por otro lado, lo cierto es que actualmente somos pocas en activo y no podemos dedicar al colectivo todo el tiempo que nos gustaría, por lo que, aunque generamos muchas y muy buenas ideas, no tenemos capacidad suficiente para llevarlas a cabo. Y aquello que conseguimos sacar adelante tiene una acogida tan grande que nos sentimos casi obligadas a no desistir.

 

Esa es la razón de ser de las III Jornadas sobre Decrecimiento que hoy os presentamos: tenemos la certeza de que podemos contar con vosotras, que podemos sumar fuerzas y así continuar generando ideas y construyendo movimiento social en Madrid.

 

Para concluir, queremos recordaros que DecreceMadrid no es un grupo cerrado ni est√°tico. Somos un grupo abierto en el que la gente viene y va. Intentamos difundir, impulsar o participar de alg√ļn modo en aquellos eventos relacionados con el decrecimiento y acoger a aquellas personas que quieran llevar a la pr√°ctica algunas ideas decrecentistas en los aspectos individuales y colectivos de su vida.

 

Os animamos a que entréis en nuestro blog (www.decrecemadrid.org) o en nuestra página en Facebook (DecreceMadrid), a que participéis en nuestros actos y a que acudáis a las asambleas con vuestras ideas, inquietudes y energía.

 

Porque solas no podemos, con amigas, sí.

III Jornadas sobre Decrecimiento

 

Posted on noviembre 26, 2015 in Sin categor√≠a by alevado1 Comment »
Un a√Īo m√°s, todo est√° listo para el pistoletazo de salida de las rebajas navide√Īas de noviembre. Los centros comerciales est√°n preparados para acoger a las masas de personas dispuestas a consumir. Los escaparates est√°n dispuestos para lucir los m√°s seductores descuentos. La euforia de las interminables colas de gente con cuatro o cinco bolsas en las manos llenas de productos tirados de precio empieza a sentirse.
Lo que esas bolsas lleven dentro, as√≠ como el coste social o medioambiental de cada una de las compras, es irrelevante. Si los productos los usaremos m√°s de una o dos veces, si realmente nos hacen falta, si nos har√°n felices, o si todo esto del consumismo desenfrenado es sostenible o no… eso es irrelevante.
Lo verdaderamente relevante: los m√°s de 1.000 millones de euros que las familias se gastar√°n en Espa√Īa en tan solo un fin de semana con las promociones del ‚ÄúBlack Friday‚ÄĚ, d√≠a que inaugura la temporada de compras navide√Īas. Con este dato en la mano, ¬°qui√©n necesita saber m√°s! ¬°Es justamente lo que necesitamos! O al menos eso llevan dici√©ndonos desde hace d√©cadas‚Ķ
Y nos lo han dicho tantas veces que podemos repetir el discurso de memoria: que las compras navide√Īas superen los 1.000 millones de euros es bueno porque sirve para que las empresas ganen dinero; y que las empresas ganen dinero es bueno porque sirve para que se reactive la econom√≠a; y eso es bueno porque los beneficios revertir√°n en el conjunto de la sociedad, crecer√° el empleo y en definitiva continuaremos progresando y desarroll√°ndonos como sociedad.
Seg√ļn este discurso, acudir en tromba a los grandes almacenes en los pr√≥ximos d√≠as no solo servir√° para comprarmaterialismo¬†aparatos, prendas y dem√°s objetos que nos ser√°n √ļtiles y nos har√°n m√°s felices, sino que, adem√°s, ser√° de hecho a trav√©s del consumo que saldremos de la crisis. Una crisis que, a su vez, se nos muestra como una crisis econ√≥mica pasajera de la que, en consecuencia, saldremos en cuanto volvamos a la senda de la recuperaci√≥n y el crecimiento econ√≥mico.¬†
Sin embargo, ¬Ņalguien se ha parado a pensar hacia d√≥nde estamos yendo realmente? Lo cierto es que s√≠. Ya durante la edad de oro del capitalismo, en el periodo transcurrido entre la Segunda Guerra Mundial y la crisis del petr√≥leo de 1973, cuando se produc√≠a un crecimiento econ√≥mico sin precedentes en Occidente, precisamente desde los pa√≠ses del ‚ÄúSur explotado‚ÄĚ, autores como Dos Santos o Mauro Marini ya planteaban que el modelo de desarrollo de los pa√≠ses del ‚ÄúNorte opulento‚ÄĚ no era un modelo con validez universal, pues el desarrollo de los pa√≠ses desarrollados hab√≠a sido posible √ļnicamente a costa del subdesarrollo de los pa√≠ses subdesarrollados.
Desde esta perspectiva, ni siquiera la mal llamada edad dorada del capitalismo puede servir como ejemplo del buen funcionamiento de un sistema que para mantener elevadas las tasas de beneficio necesita extrapolar constantemente sus ‚Äúexternalidades negativas‚ÄĚ, ya sea sometiendo a pa√≠ses enteros al subdesarrollo a trav√©s del expolio, sometiendo a las generaciones futuras a trav√©s de la deuda, o sometiendo a la naturaleza¬† a trav√©s de la contaminaci√≥n, la tala forzada, el agotamiento de suelos f√©rtiles, la destrucci√≥n de ecosistemas‚Ķ De seguir por este camino, resulta evidente que el colapso clim√°tico, econ√≥mico, energ√©tico, etc., es inevitable.
As√≠ que, aunque ninguna de nosotras ni nosotros lo hemos decidido, aqu√≠ estamos. Destinados a afrontar una crisis que no es √ļnicamente una crisis del capitalismo, sino que es una crisis civilizatoria. Con la ineludible obligaci√≥n de asumir que la humanidad ya no puede contraer m√°s deudas. ¬ŅO creemos acaso que los pa√≠ses del sur van a permitir que los sigamos empobreciendo para mantener nuestro progreso y nuestro desarrollo? ¬ŅNo hemos entendido a√ļn que no es posible un crecimiento econ√≥mico ilimitado en un planeta de recursos limitados? ¬ŅSeremos capaces de mirar a nuestros hijos e hijas a los ojos sabiendo que tendr√°n que cargar sobre sus espaldas los problemas que no fuimos capaces de enfrentar nosotros?
La hiperproducci√≥n y el hiperconsumo no solo no nos sacar√°n de esta crisis, sino que profundizar√°n en ella. Quiz√°s s√≠ sirvan para mejorar las estad√≠sticas macroecon√≥micas. Esas que aumentan tambi√©n cuando hay una guerra (gracias a la venta de armas), cuando hay una cat√°strofe natural (gracias a los recursos que moviliza para remediarla) o cuando fomentamos campa√Īas como la del ‚ÄúBlack Friday‚ÄĚ, en las que somos responsables de que las grandes multinacionales sigan embols√°ndose millones de euros a costa del sometimiento de otras poblaciones y regiones del planeta. Quiz√°s para esto s√≠ sirva este modelo de consumo y producci√≥n. Pero lo que es seguro, es que no servir√° para alcanzar la justicia social y ecol√≥gica que el mundo est√° reclamando.
El campo de batalla hoy est√° entre las estanter√≠as de las grandes superficies. Si votar sirviera para cambiar algo -dec√≠a el gran Galeano- ya estar√≠a prohibido. Cuando de verdad votamos, es cuando compramos. Por esta raz√≥n, desde DecreceMadrid apelando a esa necesidad insalvable de que los pa√≠ses del Norte ‚Äúdecrezcan‚ÄĚ y comiencen a avanzar hacia sociedades capaces de vivir ‚Äúmejor con menos‚ÄĚ, apoyamos el D√≠a Mundial Sin Compras, en contraste con el fest√≠n consumista que suponen las compras navide√Īas.
Con esta protesta pretendemos se√Īalar la importancia de fortalecer los negocios locales y las iniciativas de comercio justo y de econom√≠a social y solidaria en vez de incentivar a esas grandes multinacionales que a trav√©s de la publicidad, la obsolescencia programada y la acumulaci√≥n de poder, ponen en peligro la sostenibilidad social y ecol√≥gica.¬†
Porque superar esta crisis civilizatoria no pasa por más crecimiento económico; porque la felicidad no puede basarse en valores consumistas y mercantiles, ni tampoco cabe en una bolsa de supermercado; combatimos un anhelo, el anhelo de consumir, que es uno de los pilares fundamentales sobre los que se asienta el capitalismo; porque sabemos que no es posible un futuro sin que los países del Norte reduzcamos drásticamente los niveles de consumo y producción… hacemos un llamamiento a reinventarnos día a día, a cambiar nuestros hábitos de consumo y a hacer una reevaluación de nuestras prioridades para que un auténtico cambio de modelo sea posible.
Dicen que si sientes soledad, frustraci√≥n, ansiedad‚Ķ quiz√°s la enfermedad que padezcas se llame capitalismo. Y las personas que formamos parte de DecreceMadrid estamos convencidas de que si existe una cura a esa enfermedad su nombre es ‚ÄúDecrecimiento‚ÄĚ.
Posted on noviembre 15, 2015 in Sin categor√≠a by alevadoNo Comments »

Desde DecreceMadrid, con la colaboraci√≥n de GoVegans y Alianza por el Clima, queremos animaros a compartir la tarde del domingo y cambiar el cl√°sico sof√° y manta por documental, comida y buena compa√Ī√≠a en nave10 , espacio autogestionado que en su¬† web se define como ‚Äúun viaje, una mezcla idiosincrasias, artes, ideas, sonidos.‚ÄĚPROYECCION ESTO LO CAMBIA TODO

Para ello y con motivo de la celebraci√≥n de la COP21 a finales de este mes proyectaremos el ¬†documental¬† This Changes Everything (‚ÄúEsto lo cambia todo‚ÄĚ) dirigida por Avi Lewis y escrito por Naomi Klein, en el que nos muestran siete comunidades protagonistas de la lucha contra el cambio clim√°tico, que sirven a Klein para ir exponiendo la conexi√≥n entre las emisiones de CO2 y el sistema econ√≥mico que las sostiene y proponer la idea de que es posible aprovechar la crisis del cambio clim√°tico para convertir el fracasado modelo del capitalismo en algo radicalmente mejor.

Y tras el documental tendremos un rato para el debate y para compartir la comida vegana que la gente de Go Vegan nos va a ayudar a preparar.

¬ŅPuede haber un plan mejor para un domingo por la tarde?

 

Os esperamos el domingo 22 a las 18:00 en nave10 C/ Doctor Zofío, 10 (metro Carpetana, L6)

Posted on mayo 18, 2015 in General by hirunatanNo Comments »

Decrece Madrid quiere invitaros este miércoles al Cine de manera sostenible.

 

Proyectaremos “Hijos de la Tierra”, un documental sobre la preservaci√≥n de la naturaleza, a cargo de Cinecicleta, un proyecto de cine a pedales de bicicleta que recorrer√° √Āfrica promoviendo el cine mediante la energ√≠a renovable.

 

Tendrá lugar en Savia Solar, un espacio de coworking y encuentro puesto en marcha por Ecooo, una empresa diferente que trabaja por el cambio del modelo energético y un sistema sostenible.

 

Ven este miércoles a las 21h a disfrutar del cine, de la bicicleta y de la apuesta por el medio ambiente en la terraza de Savia Solar, Calle Escuadra 11 (Lavapiés). Un plan agradable y sostenible para estas noches primaverales.

 

cartel hijos de la tierra

 

PROYECTO CINECICLETA: UN VIAJE EN BICICLETA A TRAV√ČS DE √ĀFRICA PROYECTANDO CINE DE MANERA SOSTENIBLE

 

“Este proyecto lo formamos Isabel (31, Castellón) y Carmelo (45, Madrid), amantes del cine, apasionados por la bicicleta y con ganas de viajar y compartir.

 

Cinecicleta es un proyecto cultural, social y tecnol√≥gicamente sostenible que desarrollaremos por tierras africanas. Su punto de partida es Madrid y el destino Madagascar, y tendr√° una duraci√≥n estimada de dos a√Īos. Durante este tiempo atravesaremos √Āfrica, siempre en bicicleta, con un cine ambulante que transportaremos nosotros mismos con un objetivo: ir exhibiendo pel√≠culas, cortos y documentales por aquellos lugares que atravesemos durante nuestro periplo bicicletero.

 

La energ√≠a necesaria para la exhibici√≥n saldr√° de la fuerza pedaleadora del p√ļblico asistente que no tendr√° que pagar por disfrutar de la proyecci√≥n, pero s√≠ tendr√° que dar algo de s√≠ mismo para poner en marcha la magia del cine, ¬°unas cuantas pedaladas!

 

Posted on abril 19, 2015 in General by alevadoNo Comments »

Os anunciamos la primera edición de las Jornadas Decrecentistas de la UCM que tendrán lugar en el Campus de Somosaguas en Madrid entre el 23 de abril y el 5 de mayo de 2015.

Cartel_JornadasDecrecentistas

Estas Jornadas Decrecentistas las organiza La Ecoaldea de la UCM, una nueva asociación decrecentista  que nace con mucha fuerza y buenas ideas en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM y con la que las personas que formamos DecreceMadrid estamos encantadas de colaborar y estamos seguras de que tendrán mucho éxito en sus objetivos.

La Ecoaldea de la UCM es una asociaci√≥n¬†que “pretende constituirse como una trinchera m√°s de resistencia al actual sistema pol√≠tico, econ√≥mico, alimentario, energ√©tico, y, en general, al sistema capitalista y al pensamiento √ļnico que lo sustenta.” Dentro de sus objetivos est√° el¬†promover principalmente en el √°mbito de la universidad la actuaci√≥n, el aprendizaje y la concienciaci√≥n acerca de todos los fen√≥menos y tradiciones que confluyen detr√°s del concepto de decrecimiento: agroecolog√≠a, energ√≠as renovables, permacultura, neoruralismo, okupaci√≥n rural y urbana, formaci√≥n de ecoaldeas y redes de ecoaldeas, monedas sociales, y toda una serie de propuestas para la transformaci√≥n radical del sistema que demuestran que construir sociedades desde otra conciencia, basadas en la cooperaci√≥n, la autogesti√≥n, la autosuficiencia o la sostenibilidad, no solo es posible, sino adem√°s necesario. Sin olvidar la importancia que tiene, junto a la autoformaci√≥n y la concienciaci√≥n, la actuaci√≥n desde lo local y la implicaci√≥n con el aut√©ntico cambio social en marcha.¬†

El cartel de estas  I Jornadas Decrecentistas de la UCM es muy completo y variado, durante varias semanas, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, ubicada en el Campus de Somosaguas, acogerá multitud de actividades:

  • El jueves 23 de abril la proyecci√≥n del documental “Stop! Rodando el cambio”, seguida de un debate con nuestra compa Elena Jorr√≠n (Decrece Madrid);
  • El lunes 27 de abril una charla-debate sobre “Decrecimiento: Teor√≠a y Pr√°ctica” con Luis Gonz√°lez Reyes (Ecologistas en Acci√≥n) y C√°ndido Neila (activista);
  • Y el martes 5 de mayo una mesa redonda m√°s que interesante en la que se debatir√° sobre las posibilidades del decrecimiento ante las elecciones del 2015 con Yayo Herrero (Ecologistas en Acci√≥n), Juan Carlos Monedero (Podemos), Miki (Decrece Madrid) e In√©s Saban√©s (Equo)

Y durante estas semanas también habrá un curso teórico-práctico de cultivo biointensivo en huertos, una bicicletada desde el centro de Madrid hasta Somosaguaso la inauguración de su biblioteca solidaria. Un montón de actividades interesantes en las que todas las personas que asistan pueden aprender y compartir un montón de ideas y prácticas sobre decrecimiento.

Posted on marzo 24, 2015 in General, Ideas, Pr√°ctica del mes, Reciclaje by alevadoNo Comments »

¬ŅA qui√©n no se le ha estropeado el m√≥vil, la radio o una bombilla antes de lo que esperaba? ¬ŅQui√©n no ha escuchado alguna vez decir que ‚Äúantes las cosas no se romp√≠an tan r√°pido como ahora‚ÄĚ? La obsolescencia programada, es decir, la reducci√≥n planificada del tiempo de vida √ļtil de los productos, junto a la publicidad y el dinero, son los tres elementos estrat√©gicos principales con los que el sistema capitalista nos convierte a la ciudadan√≠a en meros productores y consumidores, encaden√°ndonos a un modelo econ√≥mico insostenible.diy
Esto, no obstante, puede y debe ser afrontado y superado tanto desde lo colectivo como desde lo individual, aunque el propio lema ‚Äúhazlo t√ļ mismo/a‚ÄĚ ya resalta la importancia de la aplicaci√≥n de estas pr√°cticas en nuestra vida cotidiana, aprendiendo a fabricar o reparar las cosas por nosotras mismas y en colaboraci√≥n con otras personas. Diciendo que no a la espiral de consumo y a la dependencia del mercado a la que desde muy j√≥venes somos sometidas, podemos pensar en otra forma de sociedad, una sociedad de decrecimiento en la que prime la reducci√≥n, la reutilizaci√≥n y el reciclaje, y en donde la prioridad pase de ser el consumo exacerbado a ser la creatividad y la autogesti√≥n.

  • Para saber m√°s:

M√°s ideas para hacer t√ļ mism@:¬†https://www.facebook.com/HazlotumismoDoItYourself
Repara t√ļ mism@:¬†http://www.reparatumismo.org/
Movimiento Maker: http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/10/23/movimiento-maker-fabrica-tu-independencia/
Hacedores (movimiento maker en Espa√Īa):¬†http://hacedores.com/

 

  • Ahora mismo: Puedes hacer peque√Īos gestos en tu d√≠a a d√≠a vinculados a los principios del¬†Do It Yourself.¬†La mayor√≠a de √©stos no solo har√°n que vivas de una forma m√°s sostenible, sino que adem√°s en todos los casos estar√°s ahorrando dinero. Puedes, por ejemplo, probar a reciclar tetra-bricks de leche para congelar alimentos, fabricar tu propio jab√≥n o elaborar todos los alimentos posibles en casa (yogures, mermeladas‚Ķ). Tambi√©n puede ser muy √ļtil reutilizar materiales para crear adornos y, mejor a√ļn, regalos que ser√°n mucho m√°s personales que si los compraras en cualquier almac√©n. Estas son solo algunas ideas, pero¬†existen muchas m√°s¬†cosas que puedes empezar a hacer ahora mismo con tus propias manos y muy pocos materiales.
  • Poco a poco:¬†Evita las compras compulsivas.¬†Ser√° mucho mejor para tu bolsillo y contribuir√°s a la conservaci√≥n del medio ambiente si meditas y eval√ļas bien cada decisi√≥n de compra y te planteas si verdaderamente algo es necesario o no. Por otro lado, intenta siempre reparar lo que ya tienes¬†inform√°ndote en blogs¬†que contienen explicaciones claras y sencillas, y aprovecha todo lo que tengas en desuso o permite que otros puedan aprovecharlo.
  • A fondo: para involucrarte m√°s a fondo con el mundo del Do It Yourself, puedes unirte a colectivos vinculados al denominado¬†Movimiento Maker, como son los¬†Hacedores¬†(los¬†makers¬†en Espa√Īa), desde donde se difunden proyectos, eventos e ideas relacionadas con todo esto. A largo plazo, lo fundamental es la educaci√≥n, por lo que, junto a personas interesadas como t√ļ, puedes preparar talleres para mostrar todas estas ideas a la ciudadan√≠a, y sobre todo concienciar a las m√°s peque√Īas y alejarles de la publicidad, ya que ellas son las grandes seducidas por la ola de consumo.
Posted on marzo 8, 2015 in General by alevadoNo Comments »

visdiahcuasdmapesiahdnasudgaiaLas ecofeministas han puesto sobre la mesa que la dominación de la naturaleza y la dominación de las mujeres surgen de la misma lógica de pensamiento, aquel que convierte en inferior y conquistable lo diferente (siendo lo masculino, lo universal y neutro). El movimiento ecofeminista ha subrayado los vínculos simbólicos entre mujeres y naturaleza y ha aportado importantes elaboraciones teóricas a la causa por la sostenibilidad, la justicia y la igualdad; así como también se ha manifestado en diversas movilizaciones de mujeres en defensa de tales principios. En el Día Internacional de la Mujer, queremos aludir a algunas de estas movilizaciones en defensa de la soberanía alimentaria para poner en valor y reforzar una lucha que debido a las continuas ofensivas capitalistas necesita cada día mas de nuestro apoyo.

A lo largo del siglo XX la distribuci√≥n y comercializaci√≥n de los alimentos ha cambiado radicalmente, se ha pasado del peque√Īo comercio a la venta en supermercados y la compra de productos locales y de temporada se ha sustituido por un consumo de alimentos ‚Äúdeslocalizados‚ÄĚ, tecnificados e industrializados. Sin embargo, bajo esta aparente comodidad se esconde la esclavitud de las personas productoras, las consumidoras y de la Tierra. Nuestro consumo alimentario se ha puesto al servicio de la l√≥gica del mercado y la maximizaci√≥n de sus beneficios, limitando en extremo la capacidad para salirnos de tal l√≥gica. En el caso de la producci√≥n del Sur, la sobreexplotaci√≥n de la mano de obra m√°s vulnerable y el aprovechamiento de la permisividad medioambiental se ocultan bajo el marketing que nos vende cada producto sin mostrar lo que hay detr√°s de su elaboraci√≥n. Adem√°s, el modelo de comercio es oligop√≥lico, concentr√°ndose el poder en unas pocas empresas con gran peso en la econom√≠a mundial.

foto_3Por todo ello, el movimiento por la Soberan√≠a alimentaria (concepto acu√Īado por V√≠a Campesina, movimiento internacional de campesinas y campesinos) pretende que las personas recuperen lo que el mercado les ha arrebatado, que es el poder sobre la agricultura y la alimentaci√≥n; mostrando c√≥mo la agricultura campesina sostenible puede, efectivamente alimentar el mundo. Es la alternativa pol√≠tica que reclama la democratizaci√≥n del sistema agr√≠cola y alimentario, luchando contra la exclusi√≥n de millones de personas del acceso a recursos productivos, tales como la tierra, el agua, los peces o las semillas, derivada de las pol√≠ticas econ√≥micas neoliberales y su intensificaci√≥n con la creaci√≥n de la Organizaci√≥n Mundial de Comercio (OMC); as√≠ como tambi√©n contra la Revoluci√≥n Verde causante de la crisis ecol√≥gica que est√° destruyendo el planeta. Su propuesta se basa en un reparto equitativo que asegure una suficiente y sana alimentaci√≥n para todas las personas del pueblo. Igualmente, declara que las semillas son patrimonio de la humanidad, y condena el uso de tecnolog√≠as y pr√°cticas que erosionan la capacidad de producci√≥n alimentaria en el futuro, da√Īan el medioambiente y ponen en peligro la salud humana.

La reivindicación del derecho a la Soberanía alimentaria incluye una perspectiva feminista inherente debido, en primer lugar, a la estrecha participación de las mujeres en el ámbito de la alimentación, de acuerdo a la distribución de roles de género por la que han desarrollado conocimientos sobre agricultura desde su inicio (trabajo de la tierra, almacenamiento de semillas, recolección de frutos, identificación de las propiedades dietéticas y curativas de las plantas, sus cualidades culinarias, etc.); conocimientos con los que han alimentado a la humanidad, y que por otra parte, han sido sistemáticamente devaluados social y económicamente. De hecho, a pesar de que las mujeres producen entre un 60 y un 80% de los alimentos en los países del Sur global, y un 50% en todo el mundo, son las que más padecen hambre y no poseen ni el 2% de la titularidad de las tierras.

Las políticas agroindustriales les han impactado de manera más agresiva, no solo por los procesos implicados en la feminización de la pobreza (segregación vertical, doble carga de trabajo, peores condiciones laborales, etc.) y en la desigualdad de género en general (violencia de género en la pareja, inaccesibilidad legal a la tierra, dificultades para la obtención de créditos, etc.); sino que a esto se suma la expropiación de sus conocimientos y de los medios para producir de manera autónoma, siendo muchas de ellas empujadas a la migración a zonas marginales de las ciudades.

2013-03-05_mujeres_centram_amEn segundo lugar, las campesinas conciben la propuesta de la Soberanía alimentaria como una ética para el desarrollo humano asociada a la justicia de género. A través de ella han enfatizado la reivindicación de la igualdad de género en los procesos y toma de decisiones sobre agroecología, para lo cual se organizan en comisiones específicas y pugnan por su participación en las acciones para la preservación de las semillas y otros conocimientos relacionados, así como en los órganos de decisión.Aunque el trabajo enfocado a conseguir una mayor igualdad de género no es fácil (dado que a pesar de la paridad formal, las mujeres tienen mayores dificultades para viajar o asistir a encuentros y reuniones) la resistencia ecofeminista en reclamo de la agroecología, que han llevado a cabo las activistas de Vía Campesina en concordancia con la Marcha Mundial de las Mujeres ha contribuido a la visibilización, reconocimiento y empoderamiento de las mujeres campesinas e indígenas.

Son innumerables las movilizaciones ecofeministas que se han dado a lo largo de la historia. Tomar conciencia de su existencia y de su potencial puede dar impulso a esta lucha y generalizarla, de modo que el cambio que se pretende pueda sentirse m√°s cerca.

 

Bibliografía en

https://www.academia.edu/5985136/El_ecofeminismo_ante_la_crisis_sist%C3%A9mica_camino_hacia_la_sostenibilidad_humana_y_ambiental

Posted on febrero 28, 2015 in General by alevadoNo Comments »

DSC_0980 - 2015-02-22 at 12-31-08

Si el pasado domingo 22 de febrero os disteis una vuelta por Malasa√Īa es muy probable que os hay√°is encontrado con alguno de los tendederos callejeros con ropa gratis que las personas que formamos DecreceMadrid montamos. Al igual que hicimos en Navidad nos propusimos acercar la idea del decrecimiento a todo el mundo esta vez bas√°ndonos en las propuestas de la pr√°ctica decrecentista de enero que trataba sobre la adquisici√≥n y uso consciente de la ropa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAComo pod√©is ver en las fotos nos hizo un d√≠a estupendo y pudimos colocar 5 tenderetes improvisados en plazas y calles de la zona de Malasa√Īa, lugares emblem√°ticos como la Plaza 2 de Mayo y callejuelas bastante transitadas. Mientras los mont√°bamos la gente se empez√≥ a acercar, hubo personas que hac√≠an fotos (algunos incluso desde sus balcones) y otros cog√≠an las prendas que les interesaban.

DSC_1191 - 2015-02-22 at 13-59-35 Una vez montado nuestra tienda gratis la dejábamos allí para que cumpliera su función y por lo que nos han contado al caer la tarde ya quedaban muy pocas prendas en los tendederos. Uno de nuestros objetivos era hacer una crítica sobre el consumo irresponsable y una apuesta por la reutilización, el reciclaje y el trueque de la ropa. Para ello, cada prenda gratis llevaba una etiqueta explicando la importancia de alargar la vida de la ropa ya que para su fabricación y distribución se gastan muchos recursos, además de la explotación laboral e injusticias que se esconden detrás de muchas de las prendas que nos encontramos en las tiendas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa acción también tenía como objetivo explicar que otra economía es posible, una economía basada en la generosidad y la confianza, que tenga un impacto medioambiental casi nulo y un impacto social muy positivo.

El texto de las etiquetas:

¬°LL√ČVATE LO QUE QUIERAS, ES GRATIS!

Tod@s tenemos alguna prenda que lleva a√Īos guardada en el armario sin ser utilizada. Con esta improvisada ‚Äútienda gratis callejera‚ÄĚ queremos dar una segunda oportunidad a esa ropa y compartirla con nuestr@s vecin@s. ¬†No es f√°cil encontrar tiendas de ‚Äúropa ecol√≥gica‚ÄĚ, pero es sencillo reutilizar y prolongar la vida de las prendas para as√≠ disminuir la huella ecol√≥gica que implica comprar unas nuevas. Te invitamos a que cojas lo que quieras, sin tener que dar nada a cambio.

Otra economía social, solidaria y ecológica es posible.  www.decrecemadrid.org

 

DSC_0999 - 2015-02-22 at 12-35-12

 

Esperamos que os haya gustado y os animéis a participar con DecreceMadrid en la próxima.

Posted on febrero 19, 2015 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatanNo Comments »

Vamos con la práctica decrecentista del mes de febrero.

 

El Decrecimiento es una transformaci√≥n social muy profunda, debe ocurrir a muchos niveles, tanto individuales como pol√≠ticos. Y la pol√≠tica no consiste en elegir a unos profesionales y luego desentenderse, en la actualidad no hay ning√ļn movimiento institucional que tenga a la vez la voluntad de hacer los cambios necesarios y el poder de hacerlo. Para que el proyecto decrecentista tenga posibilidades de √©xito, es necesaria una gran movilizaci√≥n social, de personas “normales” como t√ļ o como yo. Personas que por un lado apoyen a los actores oficiales que est√°n dando pasitos en la direcci√≥n correcta, y por otro creen sus propias estructuras de organizaci√≥n y empoderamiento, que no solo exijan a los gobiernos medidas, sino que las vayan construyendo ya mismo, sin depender o necesitar el permiso de instancias superiores.

 

Asamblea popular

Ahora mismo:

  • La primera batalla que hay que ganar es la de la informaci√≥n, hay que romper el pensamiento √ļnico transmitido por la televisi√≥n y los grandes diarios. Inf√≥rmate en medios alternativos y difunde esta informaci√≥n entre las personas a tu alcance (familia, amigos, en el trabajo o hasta donde tengas alcance).
  • Puedes seguir blogs espec√≠ficamente decrecentistas como el propio¬†Decrece Madrid, cualquiera de los que se pueden ver en¬†Decrecimiento.info, o tambi√©n¬†CrashOil,¬†√öltima llamada¬†o el blog de¬†Florent Marcellesi.
  • O tambi√©n medios m√°s generalistas pero en l√≠nea alternativa, como las revistas¬†Alternativas econ√≥micas,¬†Opciones, los peri√≥dicos¬†Diagonal,¬†La Marea,¬†El diario.es¬†o televisiones como¬†TeleK¬†o¬†La Tuerka, o incluso las revistas¬†Mongolia¬†y¬†El Jueves, que en clave de humor sueltan m√°s de una verdad rompedora (aunque a menudo sin salirse de la l√≠nea desarrollista).

 

Poco a poco:

  • ¬°Agr√ļpate! Para decrecer hay que saber pensar y actuar colectivamente. Cualquier actividad organizada en grupo es buena como aprendizaje social, aunque sea para hacer deporte, viajar o hablar de cine o libros. De ah√≠ se puede pasar a grupos con un componente transformador, como un¬†grupo de consumo, un¬†huerto urbano, una¬†asociaci√≥n de vecinos¬†que defienda los intereses del barrio, un colectivo de teatro social, un¬†centro social autogestionado¬†o una¬†asamblea local, por ejemplo.

 

A fondo:

  • ¬°Movil√≠zate! Si de verdad tienes ganas de actuar, puedes participar en grupos de presi√≥n que intentan influir en las autoridades, participar en partidos alternativos e intentar fomentar las ideas decrecentistas en su interior, o directamente colaborar con los movimientos que aspiran a crear aqu√≠ y ahora otros mundos, sin esperar el “permiso” de las autoridades.
  • En el primer caso hay miles de posibilidades. Por poner algunos ejemplos, tenemos las campa√Īas de¬†Ecologistas en Acci√≥n¬†y otras ONGs similares; asociaciones como¬†FSF,¬†Partido Pirata¬†o¬†Wikileaks¬†que luchan por la libertad de informaci√≥n a diferentes niveles;¬†colectivos feministas,¬†anticonsumistas, movilizaciones¬†contra el TTIP, etc…
  • En el segundo,¬†Equo¬†es un partido que incluye el decrecimiento en su ideario. Los¬†movimientos Ganemos¬†est√°n muy abiertos a este tipo de ideas. En¬†Podemos¬†predomina el pensamiento productivista, pero participando en sus C√≠rculos se puede presentar la idea de decrecer, incluso hay algunos¬†grupos de trabajo favorables. Y hay otros partidos en los que se puede influir tambi√©n o que tienen algunos elementos afines.
  • Y finalmente, si no quieres esperar a que los que mandan hagan algo, existen los¬†movimientos neorurales, la¬†econom√≠a social,¬†colaborativa¬†y¬†del bien com√ļn, la¬†agricultura ecol√≥gica¬†y grandes estructuras como el¬†Mercado Social¬†o las¬†Cooperativas Integrales.
Posted on enero 11, 2015 in Activismo, General, Pr√°ctica del mes by alevadoNo Comments »
Es enero, mes de las rebajas, del ‚Äú¬Ņa ese precio c√≥mo no me lo voy a comprar‚ÄĚ, del ‚Äúno lo necesito, pero total por 5 euros‚Ä̂Ķ Por eso hemos pensado que la pr√°ctica decrecentista de este mes trate acerca de alternativas a la hora de obtener y usar nuestra ropa y complementos.
Y es que hoy en d√≠a el consumo de ropa se nos ha ido de las manos, en Europa compramos unas 40 prendas de ropa por persona al a√Īo, prendas que no duran de media ni un a√Īo en nuestros armarios, lo que se¬†traduce¬†en que los residuos textiles¬†supongan¬†ya casi el 4% de los desechos de origen dom√©stico.¬†Hay m√ļltiples factores que han ido modificando nuestros h√°bitos de consumo hasta llegar a esta locura, pero se pueden destacar dos: ya no hay 2 cambios de ropa de temporada (oto√Īo-invierno, primavera-verano), ni siquiera 4 veces por a√Īo, sino unas 15 veces o incluso m√°s en algunos casos. Por otro,¬†se puede conseguir ropa a unos precios baj√≠simos, debido a las condiciones de semiesclavitud en las f√°bricas en las que se producen y a que, como en muchos otros productos, no se¬†refleja¬†el coste social, ecol√≥gico y de transporte desde los pa√≠ses productores.
El consumo actual de ropa por tanto es un problema ecológico y social y por todo esto os queremos proponer varias prácticas para poder cambiar nuestros hábitos a la hora de  usar y comprar nuestra ropa.
La ropa que queremos
* Para saber más
Documental de The Guardian “The shirt on your back” sobre la industria de la ropa en Bangladesh
* Ahora mismo: Hay muchos actos muy sencillos que nos pueden ayudar a no incrementar innecesariamente nuestro consumo de ropa.
  • Cuidar la ropa que tenemos¬†puede suponer una gran diferencia para que nuestra ropa dure m√°s: no lavarla en exceso, lavar la ropa con agua fr√≠a, no usar secadora, guardar la ropa limpia y de manera adecuada, arreglar los descosidos o rotos cuanto antes, etc.
  • Tener el armario ordenado, de manera que veamos todas las prendas que tenemos y no volvamos a decir lo de ‚Äúno tengo nada que ponerme‚ÄĚ y podamos ver si realmente necesitamos comprar alguna nueva.
  • Antes de tirar algo… arreglarlo. Buscar en nuestra ciudad una persona que arregle zapatos o alguien que sepa coser y le de una nueva vida a lo que tenemos en nuestros armarios.
  • Comprar menos.¬†Antes de comprar una prenda preguntarnos si realmente la necesitamos, si la vamos a usar o si no tenemos ya algo parecido en nuestro armario.¬†Que no nos de verg√ľenza ponernos la misma prenda una y otra y otra vez, si nos gusta y est√° bien ¬Ņpor qu√© cambiarla por otra?
* Poco a poco: Otras opciones que nos pueden llevar algo más de esfuerzo  pero que nos pueden ayudar a cambiar nuestros hábitos de forma definitiva son:
  • Si compramos ropa nueva pensar a que tipo de comercio queremos favorecer y en funci√≥n de eso elegir la tienda a la que vamos a comprar: peque√Īo comercio local antes que multinacionales,¬†espacios que apuesten por dise√Īadores locales y que utilicen materiales respetuosos con el medio ambiente (como este que se acaba de inaugurar en Madrid “The Circular Project Shop“),¬†etc.
  • Leer las etiquetas de la ropa que compramos para ver d√≥nde se ha fabricado y no comprar ropa de pa√≠ses lejanos con m√°s probabilidades de provenir de explotaci√≥n laboral y que genera m√°s CO2 por el transporte hasta Europa.
  • Comprar en tiendas de segunda mano, en Madrid hay muchas.
  • Ser¬†conscientes¬†de lo que compramos, plantearnos un n√ļmero de prendas nuevas para cada temporada, anotar¬†en un cuaderno las prendas de ropa y complementos que compramos y cuatro veces al a√Īo hacer¬†recuento para ver si estamos¬†cumpliendo¬†el¬†objetivo.
* A fondo Y una vez que te pones a hacer cambios ya no hay límites, por eso proponemos estas otras ideas que requieren más compromiso:
  • Participar en proyectos como Proyecto 333 en el que durante tres meses los participantes se comprometen a utilizar s√≥lo 33 prendas y accesorios.
  • Organizar una fiesta de intercambio de ropa con nuestros amigos y familiares para compartir ropa, complementos e ideas.
  • Participar en mercadillos de segunda mano como el de¬†Adelita Market¬†en el que podemos vender lo que ya no usamos tanto para que tengan una segunda vida.
  • Aprender a confeccionar nuestra propia ropa, por ejemplo con la gente de AltrapoLab que hacen talleres de reciclaje textil.
P√°gina siguiente »