El Euro se resquebraja, la econom√≠a mundial, basada en la deuda, se enfrenta a un colapso inminente por riesgo de impago. Y es que la deuda con intereses: NO SE PUEDE PAGAR. Est√° hecha s√≥lo para acumular beneficios en la banca. Trabajar y utilizar los euros implica aceptar ese sistema que genera pobreza y desigualdad. Los ricos acumulan riqueza monetaria, se vuelven adictos a ganar m√°s dinero y a gastar m√°s dinero, pero eso no los hace m√°s felices. As√≠ lo confiesa Nate Hagens en un v√≠deo reci√©n traducido. Al acumularse el dinero en unos pocos bolsillos, el resto de las personas no lo pueden utilizar, pues cada vez hay menos dinero en circulaci√≥n. Tan s√≥lo unas pocas empresas, las m√°s grandes, pueden seguir ofreciendo servicios. Al final cada vez m√°s consumo se centra en estas grandes empresas, que contribuyen a que haya menos dinero en circulaci√≥n, menos empleos y m√°s pobreza. Al final, el dinero, cuya funci√≥n deber√≠a ser favorecer los intercambios entre las personas, deja de cumplir su funci√≥n. Y tenemos personas con necesidades insatisfechas, pero con capacidad de satisfacer las necesidades de otras personas. Y sin embargo, no pueden…

 

Sin embargo, hay personas que han decidido cambiar la situaci√≥n. Si no hay dinero… ¬°¬°¬°cre√©moslo!!! Unas 70 monedas sociales han florecido en Espa√Īa en estos √ļltimos a√Īos. Y hay m√°s proyectos que har√°n surgir m√°s monedas sociales en el futuro. Estas monedas est√°n permitiendo que las personas puedan ofrecer bienes y servicios a otras personas y satisfacer con ello sus necesidades. Est√°n reactivando la econom√≠a, s√≠, reactivando la econom√≠a, pero de forma local y amable con las personas y con el medio ambiente. Desde el decrecimiento, s√≠, desde el decrecimiento, se propone reactivar la econom√≠a, pero la econom√≠a local y solidaria. Esta econom√≠a no necesitar√° crecer hasta el infinito, sino que crecer√° hasta satisfacer las necesidades de la comunidad. Al carecer de econom√≠a especulativa y de intereses esta econom√≠a con moneda alternativa puede mantenerse estable durante mucho tiempo, sin necesidad de crecer para devolver pr√©stamos, y permitir a las personas satisfacerse unas a otras las necesidades b√°sicas.

 

 euro-en-llamas

Si todav√≠a no te ha quedado muy claro, en este documental te lo explican estupendamente. La moneda social no es s√≥lo algo que se proponga desde el decrecimiento, es algo que ya se est√° haciendo y est√° funcionando. El sistema de doble moneda no es algo estramb√≥tico, sino es defendido por gente como Bernard Lietaer, un co-arquitecto del euro, como ya explicamos en este blog. Es una manera de empoderarse de la econom√≠a, de tomar sus riendas y dirigirla hacia el bien com√ļn. Es reducir la escala de la econom√≠a y devolverla a las plazas, los huertos y las peque√Īas tiendas de barrio. Es convertir un monstruo devorador de bosques, mares y personas en un vecino m√°s de la comunidad, un lugar de encuentro donde entretejernos, encontrar apoyos y vivir una vida que merezca la pena ser vivida… un lugar donde amar y sentir el amor de la comunidad.

 

¬ŅTodav√≠a tienes miedo a salir del euro?

 

 

Posted on Octubre 13, 2013 in General by mikiNo Comments »
Hola familia! Tenemos el placer de comunicaros que ya está abierto el plazo de inscripción para participar en el III Encuentro de Redes e Iniciativas Decrecentistas y Transicioneras que se celebrará en Sevilla los días 1, 2 y 3 de noviembre.

cartel-proceso3-newjpg

 

Sentimos el retraso, pero hemos necesitado tiempo para poder recoger toda la diversidad y creatividad que emerge de estos movimientos.

Para inscribirte en el encuentro s√≥lo necesitas rellenar y enviar este¬†FORMULARIO DE INSCRIPCI√ďN ENLAZADO AQU√ć.

El¬†PLAZO DE INSCRIPCI√ďN FINALIZA EL VIERNES 25 DE OCTUBRE.¬†Por favor, esto es importante, necesitamos que te inscribas,¬†si vives en Sevilla y eres de la organizaci√≥n tambi√©n,en el plazo indicado,¬†para poder organizar la acogida, actividades, comidas, alojamientos…

El pago de la inscripción, las comidas y alojamientos se realizará durante el encuentro, en las mesas de información y acogida que se instalarán desde el jueves 31 de octubre por la tarde.

La programación definitiva la recibiréis próximamente por correo y pronto activaremos el blog.

Esperamos que os animéis a participar, que nos juntemos muchas personas, iniciativas y redes afines a los movimientos por el decrecimiento y de transición.

Ser√° un encuentro participativo, creativo, divertido… para disfrutar tod@s, adultos y ¬°ni√Ī@s! ¬°Pronto os mandaremos el formulario de inscripci√≥n para l@s peques!

¡Estamos deseando disfrutar todo el compartir y convivir de estos días!

Para cualquier cosa podéis escribirnos a: encuentrodecrecentista2013@gmail.com

¬°Besabrazos!
Asamblea Preparatoria del III Encuentro Decrecentista – Sevilla 2013
Red Decrecimiento Sevilla, Transición en Comunidad

Ma√Īana, s√°bado 12 de Octubre, es el d√≠a de la Hispanidad y porque no hay nada que celebrar, nos uniremos a la Marcha Mundial contra Monsanto, m√°ximo exponente actual del neocolonialismo.

Nos vemos ma√Īana a las 17 h en la Plaza del Reina Sof√≠a (Atocha) para luchar por la SOBERAN√ćA ALIMENTARIA: el derecho de los pueblos a decidir sus propios m√©todos sostenibles de producci√≥n, distribuci√≥n y consumo de alimentos, de manera que se garantice la alimentaci√≥n a toda la poblaci√≥n. El 78% de los ni√Īos y las ni√Īas malnutridas¬†menores de cinco a√Īos que viven en pa√≠ses empobrecidos, se encuentran en pa√≠ses con excedentes de alimentos.¬†Por lo tanto, la desnutrici√≥n no se debe a la escasez de alimentos, sino a la ineficacia del acceso a¬†los mismos a trav√©s del mercado.

Digamos NO a la especulación alimentaria y a la privatización de bienes comunes como el agua, las semillas o la tierra. Los gobiernos se han transformado en títeres en manos de Corporaciones como Monsanto, que imponen su política a través de los Tratados de Libre Comercio.

Tras la imposición de la agricultura moderna basada en los monocultivos, el uso de agrotóxicos, el excesivo laboreo y el empleo de transgénicos, podemos decir que la lucha contra el hambre no ha mejorado, tal como prometían, sino más bien que está causando estragos en la salud de las personas -productoras y consumidoras- y en la del planeta, el cual está sufriendo graves procesos de contaminación de acuíferos, erosión y desertización.

La imposición de semillas certificadas y transgénicas tiene consecuencias trágicas e irreversibles como la pérdida del 90% de biodiversidad de los cultivos tradicionales, la contaminación de cultivos no transgénicos, la aparición de nuevas plagas, el incremento del uso de pesticidas o el endeudamiento del campesinado.

Espa√Īa es el √ļnico pa√≠s de la Uni√≥n Europea que cultiva transg√©nicos a gran escala. A su vez somos el campo de experimentaci√≥n con el 67% de los experimentos transg√©nicos al aire libre de la UE. La falta de informaci√≥n y transparencia, as√≠ como la connivencia de industria y gobierno han hecho de Espa√Īa el para√≠so transg√©nico de Europa.

¡NADA QUE FESTEJAR,TODO POR LUCHAR! Derecho al agua, a la seguridad alimentaria, a la biodiversidad, a la paz. Stop a la mercantilización, especulación y privatización de los bienes comunes.

1375290_10201367742908748_2014610076_n

Lo que no nos dan los medios de comunicaci√≥n de masas con tanta informaci√≥n inconexa y sesgada, a veces se encuentra en los lugares m√°s bonitos, como en los textos de un amigo. Os obsequiamos con el texto de Iv√°n Romero sobre la situaci√≥n actual. ¬°Gracias por el texto! Se lee f√°cil y de un tir√≥n… ni os dar√©is cuenta del paso del tiempo…

 

“En el mejor de los casos, las propuestas de salida a la crisis est√°n basadas en el fomento del consumo para lograr el crecimiento econ√≥mico. Sin embargo, el problema es evidente: no es posible el consumo ilimitado en un planeta con recursos limitados. Llevamos a√Īos presionando al planeta hasta el l√≠mite de su capacidad, tanto en recursos naturales como en sumideros. Cada a√Īo se consume m√°s de lo que es capaz de regenerarse en ese mismo tiempo, y muchos minerales b√°sicos como el cobre, el litio, el plomo, el oro, el mercurio, la plata, el esta√Īo, el cinc, etc., ya han agotado sus reservas en m√°s de un 50% (y su demanda es exponencial). Para colmo, la mayor√≠a de estos recursos son consumidos por los pa√≠ses del llamado Norte Global, que controla 3/4 de los recursos del planeta. Se calcula que si todo el mundo consumiese recursos a esa escala, har√≠an falta 4 planetas para abastecernos. Evidentemente, s√≥lo tenemos uno.

La p√©rdida de biodiversidad est√° alcanzando ritmos alarmantes: entre 1970 y 2005 cay√≥ un 30%, y el ritmo acelera. Esto no es algo anecd√≥tico, pues la biodiversidad es la que ha mantenido el equilibrio que permite la vida en la Tierra tal como la conocemos. Sin embargo, la expansi√≥n del mundo urbano y el aumento de la poblaci√≥n humana, as√≠ como la selecci√≥n de determinadas especies que son implantadas a lo largo y ancho del planeta (especialmente en lo referido al monocultivo y la ganader√≠a industrial) est√°n homogeneizando la vida del planeta, destruyendo un fr√°gil equilibrio que se form√≥ por la evoluci√≥n de la vida durante millones de a√Īos. El ritmo de desaparici√≥n de especies es tal que numerosos/as expertos/as consideran que es equivalente al de las anteriores extinciones terrestres, hablando ya de una Sexta Gran Extinci√≥n. La diferencia, en este caso, es que la causa es la acci√≥n humana.

Estas problem√°ticas afectan tambi√©n especialmente al mundo de la alimentaci√≥n. Seg√ļn la FAO, m√°s de 900 millones de personas pasan hambre en el mundo, pero la producci√≥n mundial de alimentos es muy superior a la necesaria. El sistema agro-industrial, surgido tras la Revoluci√≥n Verde, ha dado prioridad a los monocultivos dependientes de la industria petroqu√≠mica, y ha minado en las √ļltimas d√©cadas las variedades locales de cada zona. Las variedades locales y la diversidad de semillas garantizan la resistencia frente a cat√°strofes o cambios inesperados, y permiten al agricultor/a guardar sus propias semillas. El modelo actual, sin embargo, vuelve a los/as productores/as dependientes de las empresas de semillas y de la industria petroqu√≠mica, es decir: una agricultura sumamente dependiente de los combustibles f√≥siles.

La agricultura no es lo √ļnico que depende del petr√≥leo y otros combustibles de este tipo (carb√≥n, gas natural). Desde la Revoluci√≥n Industrial, absolutamente todo es fuerte dependiente de estos combustibles. El desarrollo de la industria, el transporte, las comunicaciones y la tecnolog√≠a habr√≠a sido imposible sin la energ√≠a relativamente barata y f√°cilmente manejable proporcionada por los f√≥siles, especialmente el petr√≥leo. Actualmente, una ciudad es incapaz de abastecerse si se le corta o reduce dr√°sticamente el suministro de combustibles, como se hizo evidente en la crisis de los a√Īos 90 en Cuba, conocida como ‚ÄúPer√≠odo Especial‚ÄĚ. Sin embargo, el petr√≥leo no es un recurso renovable.

La situaci√≥n conocida como ‚Äúpico del petr√≥leo‚ÄĚ se√Īala el punto en que la extracci√≥n de un pozo llega a su nivel m√°ximo. A partir de ah√≠, se pierde presi√≥n y la tasa de retorno energ√©tico disminuye (es decir: obtenemos menos energ√≠a por cada barril de petr√≥leo invertido en la extracci√≥n), de modo que el crudo de ese pozo va aumentando de precio hasta que deja de ser rentable extraerlo y el pozo se cierra. Durante d√©cadas se ha advertido de la amenaza de alcanzar un pico de extracci√≥n a nivel global, amenaza hecha realidad cuando la Asociaci√≥n Internacional de la Energ√≠a reconoce que en 2008 se ha alcanzado el pico del petr√≥leo convencional. Esto supone, a partir de los √ļltimos a√Īos, un aumento de los precios del combustible (y, por lo tanto, de todo lo dem√°s) de forma continuada y que, m√°s all√° de breves oscilaciones de mercado, nunca volver√° a bajar a los niveles anteriores al pico. No existen, adem√°s, alternativas factibles, pues ninguna energ√≠a renovable tiene la rentabilidad del petr√≥leo y es muy dif√≠cil hacer una transici√≥n de todo un sistema energ√©tico a otro teniendo en cuenta la escasa voluntad pol√≠tica y la falta de tiempo.

En las pr√≥ximas d√©cadas la crisis ecol√≥gica y energ√©tica impedir√° que la econom√≠a vuelva a un per√≠odo de crecimiento y provocar√° un aumento generalizado de las tensiones pol√≠ticas y militares en torno a los recursos cada vez m√°s escasos, tensiones que ya empezaron a principios del siglo XXI. Es m√°s que probable que nuestra generaci√≥n asista a la quiebra de la sociedad industrial globalizada tal y como la hemos conocido hasta ahora.”