Posted on Julio 20, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan2 Comments »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de julio.

 

Si queremos evitar la catástrofe ecológica, una de las mayores prioridades es buscar la manera de fabricar menos objetos materiales para nuestro consumo, y así reducir la explotación de recursos naturales. Y también es importante aprender a salir de la presión consumista, que nos empuja a comprar cosas nuevas y gastarlas lo más rápido posible para poder volver a comprar, lo cual es un desastre tanto desde el punto de vista ecológico como humano.

Para ello, la acci√≥n individual consiste en preguntarse, antes de comprar algo, si realmente lo necesitamos y, en caso afirmativo, si tenemos que comprarlo o si podemos pedirlo prestado o compartirlo con alguien. En muchos casos descubriremos que gran cantidad de los objetos que adquirimos son usados pocas veces o ninguna, y acaban archivados en alg√ļn rinc√≥n o directamente en la basura, pero a√ļn as√≠ sentimos la presi√≥n para tenerlos, presi√≥n que en buena parte es inducida por la industria.

 

Esto es fundamental: si la mayor√≠a de personas empezase a aplicar este criterio y consumir menos, el sistema econ√≥mico tal como est√° establecido entrar√≠a en recesi√≥n, produciendo paro y pobreza. Pero esto lo √ļnico que indica es que el sistema est√° mal planteado, y que es necesario un cambio profundo, buscar otros sistemas que repartan mejor la riqueza y el trabajo, que no necesiten un consumo forzado para ser viables, como los que propone el Decrecimiento (pero este es otro tema, aqu√≠ hablamos de las acciones individuales).

 

Para saber m√°s:

http://www.decreteca.org/es/content/comprar-tirar-comprar
http://www.consumoresponsable.org/criterios/criterios_ambientales
http://mecambio.net/ropa-muebles-objetos/
http://florentmarcellesi.eu/2014/04/01/europa-2030-la-gran-transformacion-ecosocial

 

Ahora mismo:

  • Reflexi√≥n individual o con amistades sobre cu√°ntos objetos tenemos en casa y nunca usamos. Recordarlo la pr√≥xima vez que vayamos a comprar algo.
  • Acostumbrarse a pedir cosas prestadas a familiares u otras personas conocidas, o adquirir productos entre varias personas, para¬†compartir.
  • Usar m√°s los servicios de pr√©stamo, como las bibliotecas, o la compra de art√≠culos de segunda mano.
  • Intentar reparar objetos averiados en vez de tirarlos y comprar nuevos.

 

Poco a poco:

 

A fondo:

  • Participar en proyectos de la “econom√≠a del regalo”:¬†tiendas gratis,¬†bookcrossing, “no lo tiro“, o¬†cadena de favores. Si nos sobra algo, ¬Ņpor qu√© no simplemente d√°rselo a alguien que le haga falta, incluso a personas desconocidas, sin esperar una reciprocidad directa? ¬ŅPor qu√© no confiar en que cuando necesitemos algo en otro momento, quiz√° alguien nos lo pueda dar tambi√©n?
  • Simplicidad voluntaria: aprender a desprenderse de las cosas que necesitamos menos. Ser consciente de lo que nos ahorramos en trabajar para ganar dinero para comprarlas, y en espacio y energ√≠as de guardarlas y mantenerlas organizadas.