Ma√Īana, s√°bado 12 de Octubre, es el d√≠a de la Hispanidad y porque no hay nada que celebrar, nos uniremos a la Marcha Mundial contra Monsanto, m√°ximo exponente actual del neocolonialismo.

Nos vemos ma√Īana a las 17 h en la Plaza del Reina Sof√≠a (Atocha) para luchar por la SOBERAN√ćA ALIMENTARIA: el derecho de los pueblos a decidir sus propios m√©todos sostenibles de producci√≥n, distribuci√≥n y consumo de alimentos, de manera que se garantice la alimentaci√≥n a toda la poblaci√≥n. El 78% de los ni√Īos y las ni√Īas malnutridas¬†menores de cinco a√Īos que viven en pa√≠ses empobrecidos, se encuentran en pa√≠ses con excedentes de alimentos.¬†Por lo tanto, la desnutrici√≥n no se debe a la escasez de alimentos, sino a la ineficacia del acceso a¬†los mismos a trav√©s del mercado.

Digamos NO a la especulación alimentaria y a la privatización de bienes comunes como el agua, las semillas o la tierra. Los gobiernos se han transformado en títeres en manos de Corporaciones como Monsanto, que imponen su política a través de los Tratados de Libre Comercio.

Tras la imposición de la agricultura moderna basada en los monocultivos, el uso de agrotóxicos, el excesivo laboreo y el empleo de transgénicos, podemos decir que la lucha contra el hambre no ha mejorado, tal como prometían, sino más bien que está causando estragos en la salud de las personas -productoras y consumidoras- y en la del planeta, el cual está sufriendo graves procesos de contaminación de acuíferos, erosión y desertización.

La imposición de semillas certificadas y transgénicas tiene consecuencias trágicas e irreversibles como la pérdida del 90% de biodiversidad de los cultivos tradicionales, la contaminación de cultivos no transgénicos, la aparición de nuevas plagas, el incremento del uso de pesticidas o el endeudamiento del campesinado.

Espa√Īa es el √ļnico pa√≠s de la Uni√≥n Europea que cultiva transg√©nicos a gran escala. A su vez somos el campo de experimentaci√≥n con el 67% de los experimentos transg√©nicos al aire libre de la UE. La falta de informaci√≥n y transparencia, as√≠ como la connivencia de industria y gobierno han hecho de Espa√Īa el para√≠so transg√©nico de Europa.

¡NADA QUE FESTEJAR,TODO POR LUCHAR! Derecho al agua, a la seguridad alimentaria, a la biodiversidad, a la paz. Stop a la mercantilización, especulación y privatización de los bienes comunes.

1375290_10201367742908748_2014610076_n

Es sencillo… La din√°mica de acumulaci√≥n de capital hace que, cuando hay crecimiento econ√≥mico, la principal v√≠ctima de esta din√°mica sea el medio ambiente del cual dependemos. Sin embargo, si no hay crecimiento econ√≥mico, la din√°mica de acumulaci√≥n de capital sigue su curso, y se alimenta de la sangre de las personas. Por poner, que durante esta crisis econ√≥mica (√©poca sin crecimiento) el n√ļmero de ricos y pobres ha aumentado de forma alarmante.

 

Por ello, no es suficiente con cruzarnos de brazos porque ya sabemos que la economía de Europa no va a volver a crecer. Dos razones:

– el nivel de consumo de recursos es suficiente como para que, aunque no crezca, sigamos sobreexplotando los recursos.

– ahora el crecimiento se traslada a las desigualdades entre las personas.

 

Frente a esta din√°mica de acumulaci√≥n de capital, que se dirige mediante recortes sociales, privatizaciones… las personas est√°n empoder√°ndose desde la sencillez. En Grecia, varios grupos de personas est√°n iniciando proyectos de sostenibilidad social y ecol√≥gica. Sus vidas han mejorado notablemente en muchos aspectos. En Espa√Īa, la situaci√≥n es incluso m√°s halag√ľe√Īa. Tanto, que la plataforma rural ha organizado en Amayuelas un encuentro de j√≥venes para un mundo rural vivo. En paralelo, se celebraba el 5¬ļ encuentro de pobladores rurales en Guadalajara.

 

Al menos, el encuentro de Amayuelas fue un √©xito en cuanto a n√ļmero y calidad de asistentes. All√≠ se expresaron dificultades que hay al empezar, ventajas de los proyectos que ya han empezado y soluciones, muchas soluciones para caminar hacia la soberan√≠a alimentaria. Trabajando en agroecol√≥gico trabajas menos y ganas lo mismo: bajas la escala de producci√≥n (menos tiempo de trabajo) y bajas la escala de distribuci√≥n (m√°s beneficio por cada producto).

aldeas-abandonadas

Adem√°s, un equipo de especialistas de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha desarrollado un proyecto que har√≠a viable la recuperaci√≥n y ocupaci√≥n de las 1.300 aldeas gallegas abandonadas, el 40 por ciento de las que est√°n en esta situaci√≥n en Espa√Īa.

 

Es la historia de cada d√≠a: un sistema incapaz de crecer extrae la riqueza de las clases medias y bajas, que se autoorganizan para protegerse mutuamente y evitar esa sangr√≠a de recursos. Conclusi√≥n: la calidad de vida mejora en colectivo, cooperando. Son los tiempos que nos ha tocado vivir. Y si la vida te da limones… haremos la mejor limonada que jam√°s se haya imaginado…

Hace unos d√≠as sali√≥ una noticia en varios canales de televisi√≥n y peri√≥dicos: hemos alcanzado los 400ppm (o partes por mill√≥n) de CO2 en la atm√≥sfera. Sin embargo, a pesar de la gravedad del asunto (la acumulaci√≥n de CO2 en la atm√≥sfera y sus consecuencias), la repercusi√≥n de la noticia no va m√°s all√° de una cifra simb√≥lica (que volveremos a alcanzar dentro de poco) y de un d√≠a en las noticias. Ante una llamada de un familiar m√≠o preocupado por la acci√≥n Asedia el Congreso, le respond√≠: “No tiene importancia. No veas la tele, pues hace que te preocupes por cortinas de humo (25-A, Gripe A…) y, de las cosas que son realmente graves, que van a influir en nuestro modo de vida, bien te lo cuentan superficialmente (como este caso) o bien no te lo cuentan (como es el caso de la ley europea sobre el control de semillas).

variación

En este caso, la cifra de 400ppm de CO2 es m√°s bien simb√≥lica. El CO2 sigue ritmos estacionales: en julio-septiembre es verano en el hemisferio norte, que tiene m√°s tierras emergidas, por lo que el crecimiento vegetal es mayor, es decir, se absorbe m√°s CO2 y los niveles bajan… en enero-marzo ocurre lo contrario. Es como si el planeta, cada a√Īo, respirara… Es decir, que en unos meses llegar√° la noticia de que el CO2 ha descendido de las 400ppm, quiz√°s como un alivio o un b√°lsamo, enmascarando lo grave de la situaci√≥n y, sobre todo, su causa. La acumulaci√≥n de CO2 en la atm√≥sfera tiene una causa muy bien definida: las emisiones de CO2 de origen antr√≥pico. No son las √ļnicas que hay, pero s√≠ son las que m√°s se han incrementado en estas √ļltimas d√©cadas y las que son, en proporci√≥n, las m√°s importantes. ¬†Los volcanes siempre han estado emitiendo CO2… y sin embargo, el CO2 que se almacen√≥ en el subsuelo en forma de hidrocarburos durante 300 millones de a√Īos lo estamos liberando en 300 a√Īos de revoluci√≥n industrial. El ritmo es 1 mill√≥n de veces m√°s r√°pido. El gr√°fico siguiente lo ilustra a la perfecci√≥n… ¬†

emisiones

Las consecuencias son inciertas en parte, pero s√≥lo en parte. Entre el catastrofismo y el negacionismo est√° el t√©rmino medio, las estimaciones m√°s sensatas… y sin embargo, no son muy halag√ľe√Īas. Para ir a las certezas, observemos la relaci√≥n que hay entre CO2 y temperatura media global.

temperatura correlación

Hay fuertes intereses en que el PIB siga creciendo. Sin embargo, dado que el PIB se correlaciona fuertemente con las emisiones de CO2, y que las emisiones de CO2 se correlacionan fuertemente con un aumento de la temperatura media global… El crecimiento del PIB implica el crecimiento de la temperatura media global. Es decir, con el crecimiento econ√≥mico el planeta se calienta.

PIB relación

Las consecuencias del crecimiento econ√≥mico son, ambientalmente, devastadoras. Y los esfuerzos de la pol√≠tica institucional siguen ese mismo camino. Tanto, que ahora se habla de “adaptaci√≥n al cambio clim√°tico”. Sin embargo, que nadie se lleve a error, el crecimiento econ√≥mico no est√° relacionado con otros indicadores como el √ćndice de Desarrollo Humano o la Esperanza de Vida, m√°s all√° de un cierto umbral.

esperanza de vida

Es decir, que lo que persiguen las √©lites econ√≥micas con el crecimiento econ√≥mico no es el bienestar de la poblaci√≥n, sino su propio y ego√≠sta enriquecimiento, el acaparar dinero, dinero y m√°s dinero… No les importa que nos hayan llevado a una crisis sist√©mica con nefastas consecuencias ambientales, sociales, econ√≥micas… La relaci√≥n entre capitalismo (o religi√≥n cuyo dios es el PIB) y calentamiento global es clara, muy clara. Tan claro, como que no necesitamos el crecimiento econ√≥mico (si bien al contrario es necesario decrecer hasta llegar a un determinado umbral). Esto es cierto en cifras macroecon√≥micas para los pa√≠ses del Sur (si seguimos acaparando tantos recursos que no nos hacen m√°s felices muchos pa√≠ses no tendr√°n suficiente para sus necesidades b√°sicas), as√≠ como en nuestros propios pa√≠ses: trabajar menos, consumir menos y vivir mejor.

Para un hispanoparlante que desconozca otras lenguas y se aventure en esto del decrecimiento, parecer√° que gran parte de la producci√≥n intelectual sobre decrecimiento se produce en nuestra lengua. Y aunque afortunadamente no es poca, esto no es as√≠… Y, para que una idea tenga el mayor impacto positivo posible, ha de estar disponible para el mayor n√ļmero de gente posible. Por ello, traducir textos cuya traducci√≥n no est√° financiada por esp√ļreos intereses nos da alas, nos da ideas, nos da perspectiva y nos aporta la sensaci√≥n de que no estamos solas… de que, ante problemas globales, surgen respuestas globales… y de que vamos por el buen camino.

 

Para cumplir dicho papel, un equipo de traductores ha contactado con nosotras para colaborar, se llaman Guerrilla Translation. Todav√≠a no se han dado a conocer p√ļblicamente, pero pronto podr√©is encontrar muchos textos y v√≠deos reci√©n traduciditos, ¬°para desgustaci√≥n y deleite de los hispanoparlantes! Mientras, os dejamos un v√≠deo de la New Economics Foundation llamado El hamster imposible¬†que ya publicamos, pero esta vez con subt√≠tulos a cargo de Guerrilla Translation. Adem√°s, os dejamos un texto muy interesante que pronto sacar√°n a la luz en su web, pero que quieren compartir ya. Que lo disfrut√©is!!!

 

Permacultura y el mito de la escasez

Hippy in the Garden

Imagen de Irene Knightley

 

CHARLES EISENSTEIN

 

Traducido por¬†Stacco Troncoso, editado por¬†In√©s Arias de Reyna ‚Äď Guerrilla Translation!
Artículo original en charleseisenstein.net

Hace unas semanas, en una conferencia, un activista que desarrolla su labor en √Āfrica record√≥ el encuentro que tuvo con el ministro de agricultura de cierto pa√≠s africano. El ministro hablaba emocionadamente sobre los m√©todos de agricultura de alta tecnolog√≠a que estaba impulsando en su pa√≠s en asociaci√≥n con grandes conglomerados agr√≠colas. El activista mencion√≥ el tema de la agricultura org√°nica y el ministro dijo: ‚ÄúBasta. No me est√° entendiendo, aqu√≠ no nos podemos permitir esos lujos. En mi pa√≠s, la gente se est√° muriendo de hambre‚ÄĚ.

 

Esto refleja una suposici√≥n muy com√ļn sobre la agricultura org√°nica: que sacrifica la productividad para guardar los intereses del medioambiente y la salud. Es razonable pues, que al dejar de lado los pesticidas y los fertilizantes qu√≠micos, las cosechas se ver√°n mermadas.

 

Pero esto, de hecho, es un mito. En¬†Sacred Economics¬†se citan estudios que muestran que, bien gestionados, los m√©todos de crecimiento org√°nicos pueden producir cosechas dos o tres veces m√°s productivas que las que se obtendr√≠an a trav√©s de m√©todos convencionales. (Los estudios que demuestran lo contrario presentan muchas carencias. No hace falta decir que, si plantas un monocultivo en dos campos distintos, obtendr√°s menos productividad en aquel en el que no se han empleado pesticidas. Pero esto, en ning√ļn caso, ser√≠a un simulacro real de la agricultura org√°nica)._La agricultura convencional no pretende maximizar la cosecha por hect√°rea; busca maximizar la cosecha por unidad de labor. Si un 10_% de la poblaci√≥n se dedicar√° a la agricultura, en contraste al 1_% que se dedica a ella, hoy en d√≠a, podr√≠amos alimentar al pa√≠s con facilidad y sin necesidad de pesticidas o elementos petroqu√≠micos.

 

Resulta,¬†que mis estad√≠sticas son demasiado conservadoras. Los √ļltimos m√©todos de permacultura son capaces de rendir mucho m√°s que el doble o el triple de producci√≥n que la agricultura convencional. Hace poco me encontr√© con este art√≠culo de David Blume¬†en el que hace un resumen de sus nueve a√Īos al frente de un proyecto de permacultura en California. Organizado entorno a una cooperativa agr√≠cola para 300-450 personas y sobre dos acres de tierra, obtuvo cosechas ocho veces superiores a lo que el departamento de agricultura estima posible por metro cuadrado. Y tampoco lo hizo ‚Äúminando la tierra‚ÄĚ dado que la fertilidad de la tierra increment√≥¬†dr√°sticamente durante la duraci√≥n del proyecto.

 

Cada vez que alguien vaticina una inminente crisis alimentaria basada en el crecimiento de la población y la disminución de depósitos petrolíferos, los métodos agrícolas de hoy en día se quedan fuera de la discusión. Por tanto, aunque el periodo transicional pueda suponer carencias alimenticias temporales y auténtico sufrimiento, los métodos de permacultura podrían alimentar fácilmente a ese máximo de población mundial de diez a once mil millones de personas que quizás veamos a mediados de siglo.

 

Es indudable que los viejos m√©todos de agricultura basados en el control est√°n llegando a la c√ļspide de su potencial productivo. Toda inversi√≥n encauzada hacia este tipo de tecnolog√≠a est√° devolviendo retornos marginales disminuyentes. No hay m√°s que observar la proliferaci√≥n de hierbas resistentes al Roundup de Monsanto y la ‚Äúnecesidad‚ÄĚ de nuevos herbicidas para poder subyugarlas. Esta situaci√≥n es paralela a tantas otras en las que se emplean tecnolog√≠as basadas en el control, ya sea en medicina, educaci√≥n o pol√≠tica‚Ķ De veras creo que estamos llegando al final de una √©poca.

 

Prueba de ello es que los viejos modelos ya ni siquiera funcionan financieramente. Puede que otrora los monocultivos fueran la manera m√°s eficiente de producir alimentos, pero hoy en d√≠a,¬†incluso los agricultores que siguen los m√©todos convencionales apenas pueden mantenerse a flote. Blume obtiene muchos mejores resultados, no solo en los aspectos ecol√≥gicos y de productividad, sino tambi√©n en el de ingresos. Hacer una transici√≥n a la permaculturatambi√©n supone hacer una transici√≥n dentro de nuestro pensamiento, nuestros h√°bitos y nuestras formas de organizaci√≥n econ√≥mica. Es consecuencia natural del pensamiento ecol√≥gico, incorpora la tendencia de ser servicial con el pr√≥jimo y est√° de acuerdo con el teorema econ√≥mico de peque√Īas cooperativas independientes. Este es el motivo por el que no es f√°cilmente compatible con los m√©todos operacionales de las grandes corporaciones agr√≠colas. (Pero tengamos asimismo en cuenta que estas tambi√©n se vuelven obsoletas dentro de su paradigma centralizado y jer√°rquico.)

 

La imagen definitoria de la agricultura del siglo XX es la de una cosechadora mecanizada monstruosa arando interminables campos de trigo. Me gustaría ofrecer una visión muy distinta para la agricultura del siglo XXI:

 

(1)¬†¬† Permacultura de alta intensidad en torno a grandes centros urbanos para satisfacer el 80 % de sus necesidades alimentarias. Blume se√Īala que en 1850 y, sin utilizar ninguna de las t√©cnicas modernas de permacultura, la ciudad de Nueva York era capaz de suministrar todos los requisitos alimenticios de su m√°s de un mill√≥n de habitantes dentro de un radio de siete millas.

 

(2)   Una abundancia de huertos reemplazando una parte significativa de la cosecha más abundante de América en estos momentos: el césped. Muchos suburbios podrían ser prácticamente autosuficientes en cuanto a comida.

 

(3)¬†¬† La sanaci√≥n de las tierras da√Īadas en el cintur√≥n granjero y la restauraci√≥n de los bosques y prados originales de esas zonas. Gracias a la producci√≥n local de alto rendimiento, muchas de las hect√°reas plantadas con ma√≠z, trigo,¬† y soja del medio oeste ser√°n innecesarias dentro de la producci√≥n alimentaria. Esto no quiere decir que las cosechas para exportar a otras regiones desaparezcan por completo, sino que tan solo tendr√°n un papel menos relevante.

 

(4)¬†¬† Un incremento en la producci√≥n de biocombustibles en parcelas m√°s peque√Īas. Mientras que la mayor parte del biocombustible de Estados Unidos se fabrica con ma√≠z, Blume se√Īala que otros cultivos pueden producir m√°s de diez veces la misma cantidad de combustible por acre, y eso sin contar con las tecnolog√≠as de conversi√≥n de celulosa.

 

(5)¬†¬† Tal y como presagia el resurgimiento de inter√©s por la agricultura entre j√≥venes, una parte mucho m√°s voluminosa de la poblaci√≥n se ver√° envuelta en las labores del campo y la jardiner√≠a se convertir√° en una actividad pr√°cticamente universal. Las zonas rurales deshabitadas volver√°n a poblarse y las econom√≠as de los pueblos peque√Īos proliferar√°n gracias a la producci√≥n y al consumo local.

 

En Am√©rica, la transici√≥n hasta esta visi√≥n necesitar√° una ruptura dram√°tica con nuestra forma de vivir actual. En otros pa√≠ses donde la gente a√ļn practica una agricultura a peque√Īa escala muy parecida a la permacultura moderna, la transici√≥n puede ser mucho m√°s suave. Podr√≠an pasar de largo el XX y pasar directamente al XXI sin necesidad de repetir nuestros devastadores errores psicol√≥gicos y sociales. Personas de distinta proveniencia podr√≠an adaptar los principios de la permacultura a sus propias circunstancias medioambientales y sociales. Esta no es una historia de fil√°ntropos blancos haci√©ndose los listos al inventarse un nuevo modelo para imponerlo a los dem√°s. (De hecho, muchas de las t√©cnicas de permacultura se han adoptado a partir de m√©todos de cultivo ind√≠genas en todo el planeta.) Es una historia en la que todos aprendemos de todos, guiados por el ideal de unir la econom√≠a con la ecolog√≠a y potenciar la autosuficiencia alimenticia regional.

 

Esta traducción también ha aparecido en:
La web de Charles Eisenstein

Decrecemadrid¬†y¬†Cactus¬†(Ecologistas en Acci√≥n) vuelven a unirse de nuevo para representar…

 ¡¡¡El tomate que late!!! 

(el reestreno)

 

¬ŅTe lo perdiste en febrero? Una pena, mira qu√© chulo nos qued√≥:¬†video

Pero…a√ļn tienes una segunda oportunidad.

Como apertura de la V Semana de la lucha campesina (¬Ņqu√© es esto?,¬†programa completo) podras volver a disfrutar de¬†¬°¬°¬°El tomate que late!!!¬†

 

De los defensores de “Vivir mejor con menos” y los creadores de “Mochila ecol√≥gica” e “Historias delagua” llega de nuevo a las calles:

!!!El tomate que late!!!

¬ŅTe causa urticaria comer frutas y verduras que no saben a nada? ¬ŅTe provoca epilepsia pasear por el centro comercial y solo ver toneladas y toneladas de plastico que esconden las frutas y verduras? ¬ŅTe incomoda preguntar el origen de los productos en tu fruteria? ¬ŅTu conocimiento de una fruta se limita al aspecto que tiene cuando la ves en un expositor?

 

Despu√©s de los exitazos de los talleres de reciclaje anteriores, volvemos con…¬†¬°el tomate que late!

Si, amigxs, os invitamos al reestreno de: “El tomate que late!!!, teatro de calle producido entre¬†Decremadrid¬†y Cactus,¬†Ecologistas en Acci√≥n.

 

 

¬°Diversi√≥n, informaci√≥n,…y todo ello bajo el sol!!!Ven con tus amigxs y si quieres, ¬°tr√°ete a la familia tambien!

Nosotras hemos preparado una peque√Īa representaci√≥n teatral que nos ayude a reflexionar entre todas. ¬°¬°¬°Y ademas con musica en directo!!! Si quieres darle una vuelta a porque dejar de comprar por inercia tus alimentos y pasar un buen rato…

P√°sate el domingo¬†14 de abril a las 12:00¬†por el Campo de la Cebada¬†( y si llegas tarde buscanos por nuestro recorrido:¬†Campo de la cebada ‚Äď Tirso ‚Äď Calle Lavapies ‚Äď Plaza Lavapies ‚Äď Agustin Lara ‚Äď Mercado San Fernando).

 

“El Decrecimiento no es recesi√≥n, ni regresi√≥n. Es el abandono del objetivo √ļnico del crecimiento por el crecimiento y sus consecuencias desastrosas para las personas y el medio ambiente”.Web DM:¬†www.decrecemadrid.org

Para los/las que busqu√©is un buen plan para ma√Īana viernes: Ya est√° terminado el documental “Stop! Rodando el Cambio“.

 

Un documental en formato road-movie hecho por mujeres que basándose en la teoría del decrecimiento, salieron a la carretera en busca de alternativas. Con la participación de Yayo Herrero,Jorge Riechmann, Carlos Taibo, Enric Durán, Florent Marcellesci, Hervé Kempf, Esther Vivas, Lourdes Lucía, y mucha gente más.

 

El preestreno del documental “Stop! Rodando el Cambio” ser√° el d√≠a 12 de Abril a las 18.00 en la Facultad de Ciencias de la Informaci√≥n de la Complutense de Madrid. Para asistir a la proyecci√≥n han de reservar asiento mandando un mail con vuestros nombres y apellidos a: preestrenorodandoelcambio@gmail.com

 

¡Nos vemos allí!

¬ŅAburrida de una fruter√≠a mon√≥tona, todo el a√Īo igual? ¬ŅCansada de rescatar tus verduras de malvadas toneladas de capas y capas de pl√°stico?

No es temporada de tomates ¬ŅEntonces por qu√© hay en el supermercado? ¬ŅTe lo has planteado? ¬ŅQu√© hacen las naranjas en verano en la fruter√≠a?

Recuerda que en hemisferio Norte nos empe√Īamos en ir al rev√©s que en el hemisferio Sur. As√≠ que cuando aqu√≠ no es temporada de… all√≠ lo es. Gracias a la energ√≠a del petr√≥leo nos ha sido posible tener una mon√≥tona variedad invariable de productos de la huerta.
Los tomates se recogen verdes de la mata, est√°n de viaje varios d√≠as, se les hace madurar en c√°maras con hormonas vegetales y… ¬°bual√°! ¬°Un tomate ins√≠pido y con m√°s kil√≥metros a tus espaldas que t√ļ en un a√Īo! ¬ŅNo te da rabia que un tomate haya tenido m√°s vacaciones que t√ļ?
Si quieres volver a sentirte en tu sitio y en tu tiempo, presta atenci√≥n, ¬°no te vayas a pasar de estaci√≥n! El s√°bado por la ma√Īana estaremos a las 13:00 en la zona del lago del retiro con una acci√≥n de calle con Ecologistas en Acci√≥n… ser√° divertido, muy divertido, y diferente, muy diferente… y luego nos podremos ir a la manifestaci√≥n de la PAH! ūüôā
Reconéctate a la realidad, conoce y consume alimentos de temporada: más frescos, más baratos y, sobre todo, les puedes contar tus vacaciones en Kuala Lumpur, porque no habrán salido de tu zona y les encantará escuchar tus aventuras. Y te aseguras de que no han tenido que gastar barriles y barriles de combustible para traerte la comida. Aliméntate mejor consumiendo menos energía, contaminando menos.
Y si te atreves a dar el salto… habla con tus amigas y vecinos, buscad un productor local, y ¬°c√≥mete la primavera, el verano, el oto√Īo y el invierno! ¬°Ahora con m√°s ricos matices y colores que nunca!

A Mordiscos es un proyecto de cooperativa agroecológica. Un proyecto de este tipo está  formado por productores y consumidores que se ponen de acuerdo para producir y consumir verduras y hortalizas ecológicas; de modo que los alimentos van directos del productor al consumidor, evitando intermediarios.

Desde finales de 2012 somos 4 compa√Īeras trabajando una tierra situada en Morata de Taju√Īa. Para esta primavera hemos planificado una cosecha que permite surtir 20 cestas. Una cesta viene a cubrir las necesidades medias de un hogar de aproximadamente 2-3 personas en lo relativo a las verduras y hortalizas de temporada.

El grupo de consumidores de estas cestas aporta una cuota fija mensual y a lo largo del a√Īo recibe una cesta semanal, de la cual se hace responsable (por ejemplo, si alguna semana¬† no pudieras recogerla, te encargas de que haya alguien que se haga cargo). Consideramos que con esa cuota fija no se paga un producto sino que se sostiene todo el proyecto y el proceso necesario para que la cesta se produzca (materiales, tiempos, herramientas…).

 

Hemos calculado que las cuotas necesarias para hacer posible el proyecto son de 50 euros mensuales; recibiendo una cesta semanal.

 

La cosecha en la huerta se realiza una vez a la semana, siguiendo la planificación previa (preparada para que haya cantidad y variedad de verduras). El total de la cosecha semanal se reparte en las distintas cestas a partes iguales. Esta forma de organización facilita la planificación y permite compartir los riesgos de la producción agraria.

  

Desde el grupo de huerta nos encargamos de llevar la cosecha a un punto de encuentro (a fijar por el grupo de consumo), donde éste organice el reparto por cestas.

  

Forma de cultivo: Trabajamos la tierra mediante t√©cnicas tradicionales, sin utilizar ning√ļn tipo de fertilizante, pesticida ni herbicida qu√≠mico. En su lugar, utilizamos fertilizantes naturales (esti√©rcol y compost), hacemos rotaciones y cultivos asociados para prevenir las plagas combinados con productos naturales y ecol√≥gicos para su control (pur√≠n de ortigas, BT, cola de caballo‚Ķ) y controlamos la mala hierba a golpe de azada.

  

Si te interesa formar parte del grupo de consumo, te invitamos a la reuni√≥n que tendr√° lugar el d√≠a 14 de febrero a las 19:30h en el Patio Maravillas, 1¬ļderecha. (C/ Pez, 21. <M> Noviciado.)

Si no puedes asistir pero te interesa participar, puedes escribirnos a: mordisquitos@sindominio.net

Hemos vuelto del encuentro con ilusi√≥n, con humildad y con esperanza… tras ver lo que otros colectivos est√°n haciendo en sus territorios. En medio de este pesimismo generalizado donde la pobreza se est√° generalizando mientras el n√ļmero de ricos aumenta, donde los medios no paran de lanzarnos mensajes de cat√°strofe e impotencia y donde la calidad democr√°tica de nuestro sistema pol√≠tico ha pasado demasiadas l√≠neas rojas como para considerarse democracia, actuando con violencia econ√≥mica y policial contra las personas que sostienen este sistema… hemos visto c√≥mo el puma (moneda social en Sevilla) est√° generaliz√°ndose, c√≥mo se genera tejido social en torno a la agricultura en La Rioja, c√≥mo guerrillas ecologistas plantan lechugas en jardines p√ļblicos o c√≥mo movimientos sociales paralizan leyes injustas en el Pa√≠s Vasco… y eso s√≠ que son noticias, las noticias que deber√≠an dar los medios si quisieran salir de esta crisis (y de paso, de este sistema, que es el verdadero problema).

 

Y tras el buen sabor de boca que nos dej√≥ este segundo encuentro de colectivos de decrecimiento y transici√≥n en Vitoria, el destino nos ha hecho mirar hacia el pasado, un a√Īo… al primer encuentro que iniciamos desde DecreceMadrid en Zarzalejo. Este v√≠deo nos confirma que el decrecimiento (o la transici√≥n o como quiera llamarse) alimenta y se alimenta de un optimismo pr√°ctico, de un convencimiento y una experiencia de que podemos ser autores de una realidad diferente, mucho m√°s alag√ľe√Īa de la que nos presentan en los medios de desinformaci√≥n. El camino que iniciaron desde Zarzalejo en Transici√≥n ha dado, tan s√≥lo en un a√Īo, los primeros, abundantes y buenos frutos. Que este v√≠deo sea una llamada a la esperanza, no en que alguien lo har√° o en que todo ir√° mejor, sino en que, a pesar de tanta violencia ejercida contra las personas, hacer un mundo mejor es posible, est√° en nuestras manos, depende de nosotras. Que la experiencia del cambio sea una llamada a la acci√≥n. Ante la desesperanza nos alzamos con un grito de optimismo pr√°ctico que ha recorrido las calles durante estos d√≠as…

 

Desde DecreceMadrid y desde otros colectivos afines trabajamos para que estos ejemplos de viva realidad se multipliquen. As√≠ que si quieres crear y vivir lo posible, ¬°√ļnete!

¬ŅSabes lo que comes y de d√≥nde viene? ¬ŅPor qu√© una hamburguesa puede ser m√°s barata que un br√≥coli? ¬ŅPor qu√© los transg√©nicos han prosperado tanto en EEUU a pesar del gran endeudamiento al que se someten los productores? ¬ŅC√≥mo es que en un momento en el que sobran alimentos hay m√°s gente que pasa hambre? ¬ŅC√≥mo es que un, en teor√≠a, sistema de libre mercado como es el de EEUU subvenciona la producci√≥n de ma√≠z de una forma tan masiva? ¬ŅQu√© se hace con tanto ma√≠z? ¬ŅCoca-cola? ¬ŅPilas? Y ahora… biodiesel…

 

 

El documental Food Inc. sali√≥ hace unos a√Īos (2009) y muestra c√≥mo las grandes compa√Ī√≠as del agronegocio quieren alimentar al mundo: con prisa, precariedad, contaminaci√≥n y mala calidad. Aunque se echa de menos una mayor profundizaci√≥n en la agricultura post-petr√≥leo, el documental habla por s√≠ solo, es ilustrativo y… ah, que habla por s√≠ solo… pues aqu√≠ esta.

P√°gina siguiente »