Posted on Mayo 22, 2016 in Activismo, Decrecimiento, Ideas, Política, Sin categoría, Transición by decrecimientomadridComentarios desactivados en Articulando movimientos sociales: la importancia del decrecimiento y la transición

¬† ‚ÄúLos j√≥venes salieron a la calle y s√ļbitamente todos los partidos envejecieron.‚Ä̬†

   El Roto 

‚ÄúDorm√≠amos, despertamos‚ÄĚ. Y tras 5 a√Īos despiertos, echamos la vista atr√°s y recordamos aquel 15 de mayo √©pico como aquel primer bostezo, aquel primer estiramiento con el que despert√°bamos nuestros m√ļsculos, los activ√°bamos tras la larga noche y los prepar√°bamos para el arduo pero emocionante camino que nos esperaba: el camino hacia la utop√≠a. Porque dorm√≠amos y despertamos, y por la ventana entraba la luz del sol de mayo invit√°ndonos a iniciar la aventura.

Aquel 15 de mayo alzamos nuestra voz con dos preguntas muy claras: a nuestras instituciones pol√≠ticas: por qu√© ‚Äúno nos representan‚ÄĚ; a la econom√≠a: por qu√© tenemos que ser ‚Äúmercanc√≠a en manos de pol√≠ticos y banqueros‚ÄĚ. En un mundo que da muestras de agotamiento, en el que el sistema capitalista parece haber anulado cualquier posibilidad de surgimiento de una alternativa, en el que la tendencia a la mercantilizaci√≥n de todos los √°mbitos de la vida parece ser irreversible‚Ķ aquel 15 de mayo volvi√≥ a demostrar que la sociedad siempre va varios pasos por delante de las estructuras e instituciones tradicionales, y al igual que otros muchos movimientos surgidos de la sociedad civil organizada reclamando m√°s justicia, m√°s democracia, m√°s solidaridad‚Ķ no signific√≥ otra cosa que la activaci√≥n del sistema inmunol√≥gico del planeta.¬†¬†

Signific√≥ tambi√©n la activaci√≥n de la ecuaci√≥n del cambio social: estall√≥ el 15M, y la resignaci√≥n se transmut√≥ en indignaci√≥n, y √©sta en activismo, en la politizaci√≥n de toda una generaci√≥n y en transformaci√≥n social. As√≠, fue expandi√©ndose el esp√≠ritu ‚Äėquincemayista‚Äô hasta el d√≠a de hoy, en el que los hijos e hijas del 15M ya andan solos y solas: pienso en la PAH, 15mPaRato, las redes de Econom√≠a Social y Solidaria, los nuevos partidos pol√≠ticos, los centros sociales, huertos urbanos o medios de comunicaci√≥n autogestionados, las cooperativas de producci√≥n y de consumo‚Ķ a√Īos de activismo y movilizaci√≥n social que dieron lugar a estructuras que poco a poco han ido institucionaliz√°ndose, esto es, convirti√©ndose en protocolos compartidos de comportamiento.¬†¬†

No obstante si analizamos la reflexi√≥n que ha guiado la articulaci√≥n y vertebraci√≥n de los movimientos sociales originados al calor del 15M ha consistido, por un lado, en que esta crisis ‚Äúno es una crisis, sino una estafa‚ÄĚ, des-responsabiliz√°ndonos de la crisis civilizatoria en la que la Humanidad se halla inmersa y de la cual los Pa√≠ses Desarrollados somos causa debido a nuestro insostenible e injusto modelo de vida que solo es posible a costa del expolio de los Pa√≠ses del Sur, la destrucci√≥n de los ecosistemas, la condena de las generaciones futuras‚Ķ

Por otro lado tambi√©n¬†ha estado latente durante todo este proceso la idea de¬†que no era cierto aquello de que ‚Äúhemos vivido por encima de nuestras posibilidades‚ÄĚ. Reflexi√≥n √ļtil para se√Īalar a esa oligarqu√≠a que se enriquece a costa de las mayor√≠as sociales, pero incompleta para el pensamiento emancipador en tanto que no nos obliga a reconocer que hemos vivido¬† ‚Äúpor encima de nuestras necesidades‚ÄĚ y de las posibilidades del planeta al tomar decisiones¬†que consumen y contaminan mucho pero que satisfacen poco nuestras necesidades.

De ah√≠ la exigencia de seguir despertando, de seguir descolonizando nuestro imaginario y de seguir planteando nuevas preguntas (¬Ņes posible un crecimiento ilimitado en un planeta de recursos limitados? y aunque lo fuera ¬Ņes deseable?) para entender que, en el cambio de paradigma en el que vivimos, es el modelo liberal-productivista basado en un crecimiento econ√≥mico sin l√≠mites el que debemos replantear y el que debemos sustituir progresivamente por un decrecimiento controlado, una relocalizaci√≥n y una reducci√≥n de los niveles de producci√≥n y de consumo, as√≠ como por una b√ļsqueda de sinergias biorregionales para fomentar un comercio cercano, justo y sostenible.

La otra pregunta que debemos hacernos a la hora de plantear nuevas estrategias para la articulaci√≥n de movimientos sociales es la siguiente: si hoy ocurriera el colapso (clim√°tico, econ√≥mico, pol√≠tico, energ√©tico, etc.), si de repente se agotaran todos los combustibles f√≥siles‚Ķ ¬Ņestar√≠amos preparados para afrontar esta situaci√≥n? ¬Ņde d√≥nde obtendr√≠amos la energ√≠a necesaria para abastecernos? La construcci√≥n de resiliencia en nuestras comunidades debe ser otro pilar fundamental en la articulaci√≥n de movimientos sociales, pues nos permite pensar en un modelo de ciudad socialmente justo y sostenible.

Si bien es crucial continuar impulsando el cambio social desde la ciudadan√≠a, no es posible la uni√≥n, la confluencia y el trabajo en red si a esta uni√≥n no se le dota de un contenido, de un relato. Es aqu√≠ donde el ‚Äúmovimiento de transici√≥n‚ÄĚ arroja un enfoque verdaderamente novedoso e inspirador de cara a encontrar l√≠neas de acci√≥n transversales que permitan la articulaci√≥n de movimientos sociales, as√≠ como nuevas demandas de acuerdo con el cambio de paradigma en el cual nos movemos.

El ‚Äúmovimiento de transici√≥n‚ÄĚ nos propone actuar localmente y pensar globalmente: actuar desde lo local en dos ejes: 1) justicia social y 2) sostenibilidad; y pensar globalmente insertando las experiencias de construcci√≥n de resiliencia local en una din√°mica de alterglobalizaci√≥n, es decir, de puesta en marcha de una alternativa s√≥lida a la globalizaci√≥n neoliberal. De esta forma, la transici√≥n y el decrecimiento son dos conceptos clave que nos permiten crear una visi√≥n comunitaria, establecer l√≠neas de acci√≥n transversales y puentes de colaboraci√≥n para el cambio y que por su car√°cter inclusivo, experimental y fresco tienen el potencial de ser una v√≠a para la articulaci√≥n de los movimientos sociales presentes y futuros.

Por ello, la transici√≥n que venimos impulsando desde Decrece Madrid consiste tanto en una transici√≥n interior (valores, aspectos emocionales, h√°bitos y estilo de vida, simplicidad voluntaria‚Ķ) como en una transici√≥n exterior (creaci√≥n de nuevas estructuras pol√≠ticas, econ√≥micas, formas de obtener energ√≠a‚Ķ), ambas interrelacionadas. Como referencia de experiencias de transici√≥n contamos con m√°s de 1700 iniciativas en ciudades, municipios, universidades, etc. en cerca de 50 pa√≠ses. Tambi√©n con experiencias cercanas como son M√≥stoles en Transici√≥n o Zarzalejo en Transici√≥n y otras muchas a escala estatal (Red de Transici√≥n, m√°s de 40 iniciativas de transici√≥n por todo el Estado), a lo que habr√≠a que a√Īadir las innumerables organizaciones, colectivos, etc. potencialmente interesados en articularse junto a otras plataformas sociales para poner en marcha una iniciativa de transici√≥n en sus comunidades.

En definitiva, transformar nuestras ciudades en espacios m√°s participativos, donde las personas se empoderen, donde se visibilicen y se pongan en valor las actividades que se ocupan del cuidado de las personas, donde aprendamos a adaptar nuestro modelo de vida a los l√≠mites biof√≠sicos del planeta, etc. debe pasar a ser, en el siglo XXI, el siglo de la gran prueba, la l√≠nea de acci√≥n prioritaria que surja de los procesos de articulaci√≥n de movimientos sociales. No solo porque sea la √ļnica v√≠a y quiz√°s la √ļltima oportunidad para responsabilizarnos de nuestros actos y estar a la altura de los enormes retos sociales y ambientales de nuestra √©poca. Sino porque sencillamente, sin l√≠neas de acci√≥n transversales y con la capacidad de conectar experiencias locales con din√°micas globales, estaremos condenados a la atomizaci√≥n y a la dispersi√≥n y ahogaremos cualquier posibilidad de cambio real y duradero.

El poder sabe bien eso de ‚Äúdivide y vencer√°s‚ÄĚ, pero el 15M nos demostr√≥ que la √ļnica manera de caminar hacia un futuro mejor es uni√©ndonos y trabajando juntas.

Rubén Gutiérrez

Posted on Octubre 27, 2014 in Activismo, Ciudad, Decrecimiento, General, Ideas, Pol√≠tica by alevadoNo Comments »

Para DecreceMadrid este ha sido un buen fin de semana. En nuestro plenario de oto√Īo hemos hablado de nuestras organizaci√≥n interna y como mejorarla, hemos valorado nuestras fuerzas y hemos decidido nuestras l√≠neas de trabajo para los seis pr√≥ximos meses.
IMG-20141026-WA006

Tras la asamblea abierta que tuvimos a principios de octubre donde hicimos una lluvia de ideas de actividades que podía hacer el colectivo en relación a las líneas temáticas que habíamos propuesto en nuestro anterior plenario de abril, y donde contamos con la participación de nuevas gentes, algunas de las cuales se han unido al colectivo (bienvenidas!), en este plenario nos propusimos decidir nuestras líneas de trabajo basándonos en esas ideas, en las fuerzas y en los objetivos de DM:

Ôā∑ Realizar una cr√≠tica profunda a la ideolog√≠a del crecimiento ilimitado y sus excesos (funci√≥n develadora)
Ôā∑ Comunicar los valores y las perspectivas decrecentistas (funci√≥n de difusi√≥n)
Ôā∑ Promover la inteligibilidad mutua entre experiencias posibles sin destruir su identidad (funci√≥n de traducci√≥n)
Ôā∑ Favorecer el trabajo de articulaci√≥n de los sujetos ayudando a su confluencia en proyectos comunes (funci√≥n catalizadora)
Ôā∑ Reflexionar para imaginar y apoyar proyectos concretos que muestren c√≥mo vivir de una manera diferente, a partir de las pr√°cticas de los actores y sus necesidades (funci√≥n de innovaci√≥n).

Tras valorar todos estos puntos hemos decido concentrar nuestras fuerzas en dos l√≠neas de trabajo: “Pol√≠tica Institucional” y “Decrecimiento para no iniciados”

Política Institucional porque pensamos que es el momento adecuado, justo antes de las elecciones municipales y porque cumple con la idea (recogida en nuestros principios) de que DM propone una reforma estructural del sistema creada desde la base con especial protagonismo de los movimientos sociales y en tres niveles: individual, colectivo y político/institucional.

Decrecimiento para no iniciados porque creemos que es necesario llegar a toda esa gente que no ha o√≠do nunca hablar del decrecimiento o que si lo ha o√≠do no tiene una idea clara de qu√© es. Para ello nos proponemos hacer una asamblea abierta, de acci√≥n de calle al mes, siempre relacionada con nuestra ‚ÄúPr√°ctica Decrecentista del Mes‚ÄĚ que proponga alternativas reales (especialmente para la ciudad de Madrid). Porque desde DM siempre destacamos la necesidad no solo de hacer la cr√≠tica al sistema si no de tambi√©n ofrecer otras opciones que nos permitan vivir una vida que merezca la pena ser vivida.

Ahora nos toca ponernos a trabajar en ello . Por supuesto toda persona que quiera apuntarse ya sea a formar parte del colectivo o a participar de forma puntual en nuestras actividades ser√° bienvenida.

IMGP1990

Hace unos días Antonio Turiel, creador del blog sobre el pico del petróleo The Oil Crash, ponía el grito en el cielo, al igual que gran parte de la comunidad decrecentista, tras el anuncio de Pablo Iglesias de fichar a Vicenç Navarro y Juan Torres (dos economistas de Attac) para su programa económico.

En un momento en el que hab√≠a un lamento colectivo por la apuesta de Pablo Iglesias por el keynesianismo, Antonio Turiel lo llev√≥ a la esfera p√ļblica m√°s mayoritaria.

http://www.eldiario.es/ultima-llamada/Podemos_6_313278693.html

Sorprendentemente, Juan Torres se desmarca del supuesto keynesianismo por el que era conocido (aunque las críticas infundadas de Vicenç Navarro al decrecimiento tampoco ayudaban a dibujar otro perfil). El artículo no tiene desperdicio.

http://www.eldiario.es/zonacritica/Respuesta-invenciones-Antonio-Turiel_6_313978606.html

Lo bueno de todo este malentendido es que Juan Torres ha hablado muy claro criticando al crecimiento por el crecimiento, al PIB y dibujando un claro objetivo y requisito, que es el respeto a los límites de la naturaleza.

Que m√°s gente lo sepa: no hay justicia social sin justicia medioambiental!!

Ma√Īana, s√°bado 12 de Octubre, es el d√≠a de la Hispanidad y porque no hay nada que celebrar, nos uniremos a la Marcha Mundial contra Monsanto, m√°ximo exponente actual del neocolonialismo.

Nos vemos ma√Īana a las 17 h en la Plaza del Reina Sof√≠a (Atocha) para luchar por la SOBERAN√ćA ALIMENTARIA: el derecho de los pueblos a decidir sus propios m√©todos sostenibles de producci√≥n, distribuci√≥n y consumo de alimentos, de manera que se garantice la alimentaci√≥n a toda la poblaci√≥n. El 78% de los ni√Īos y las ni√Īas malnutridas¬†menores de cinco a√Īos que viven en pa√≠ses empobrecidos, se encuentran en pa√≠ses con excedentes de alimentos.¬†Por lo tanto, la desnutrici√≥n no se debe a la escasez de alimentos, sino a la ineficacia del acceso a¬†los mismos a trav√©s del mercado.

Digamos NO a la especulación alimentaria y a la privatización de bienes comunes como el agua, las semillas o la tierra. Los gobiernos se han transformado en títeres en manos de Corporaciones como Monsanto, que imponen su política a través de los Tratados de Libre Comercio.

Tras la imposición de la agricultura moderna basada en los monocultivos, el uso de agrotóxicos, el excesivo laboreo y el empleo de transgénicos, podemos decir que la lucha contra el hambre no ha mejorado, tal como prometían, sino más bien que está causando estragos en la salud de las personas -productoras y consumidoras- y en la del planeta, el cual está sufriendo graves procesos de contaminación de acuíferos, erosión y desertización.

La imposición de semillas certificadas y transgénicas tiene consecuencias trágicas e irreversibles como la pérdida del 90% de biodiversidad de los cultivos tradicionales, la contaminación de cultivos no transgénicos, la aparición de nuevas plagas, el incremento del uso de pesticidas o el endeudamiento del campesinado.

Espa√Īa es el √ļnico pa√≠s de la Uni√≥n Europea que cultiva transg√©nicos a gran escala. A su vez somos el campo de experimentaci√≥n con el 67% de los experimentos transg√©nicos al aire libre de la UE. La falta de informaci√≥n y transparencia, as√≠ como la connivencia de industria y gobierno han hecho de Espa√Īa el para√≠so transg√©nico de Europa.

¡NADA QUE FESTEJAR,TODO POR LUCHAR! Derecho al agua, a la seguridad alimentaria, a la biodiversidad, a la paz. Stop a la mercantilización, especulación y privatización de los bienes comunes.

1375290_10201367742908748_2014610076_n

Posted on Febrero 22, 2013 in Activismo, Derechos, Pol√≠tica by mikiNo Comments »

Sin insignias que nos separan, con mensajes que nos unen… la diversidad se fundir√° en una marea sin igual que cada vez va recabando m√°s apoyos: PAH, empleados de la justicia, de la sanidad, de la educaci√≥n, del cuerpo de bomberos, ciudadanos y rurales, movimientos sociales, asambleas del 15M, ecologistas, CSOA, yayoflautas, invernantes al sol, personas cansadas de tanta corrupci√≥n, de tanto golpe financiero, de una democracia secuestrada, conscientes de que los problemas de un sector de la poblaci√≥n nos afectan a todas y de que tienen la misma causa… Una manifestaci√≥n bien pensada, organizada para evitar conflictos, coordinada por megafon√≠a y por radio, cubierta por los empleados despedidos en el ERE de Espemadrid…

 

Todo lo que necesitáis saber, hacer o llevar para participar activamente en la Marea Ciudadana de Madrid del 23F lo tenéis en: https://dl.dropbox.com/u/17410665/23F_Neptuno.pdf

En resumen, hay que llevar:

– El¬†documento del enlace anterior impreso¬†(contiene las letras de las canciones que cantaremos entre todxs, el manifiesto, horario…).

–¬†Radios, mp3 o m√≥viles¬†(con el cable de los auriculares que hace de antena) para sintonizar el¬†107.5 FM.¬†Esta ser√° la forma de coordinarnos y sincronizarnos para quienes est√©n lejos de la megafon√≠a.

–¬†Ropa, trapos, papeles¬†(p. ej. cartulinas en forma de sobres) de los¬†distintos colores¬†de las mareas. Se trata de agitarlos cuando se presente cada marea (blanco, verde, violeta, rojo, naranja, azul, negro…).

РBuen rollo, ganas de reivindicar de forma pacífica pero rotunda nuestros derechos y ropa de abrigo (parece que no va a llover).

Porque el miedo ha cambiado de bando… ¬°vente!

Posted on Enero 25, 2013 in Activismo, General, Pol√≠tica by decrecimientomadridNo Comments »

La Plataforma ‚ÄúEurovegas No‚ÄĚ convoca este s√°bado 26 de Enero una manifestaci√≥n bajo el lema ‚ÄúOtra mentira otra estafa, Eurovegas No‚ÄĚ. Con esta manifestaci√≥n queremos denunciar no s√≥lo el complejo de casinos y hoteles, tambi√©n todo lo que representa: m√°s oscurantismo y mentiras por parte del Gobierno. Pretenden crear una ‚Äúciudad de excepci√≥n legal‚ÄĚ donde poder blanquear dinero y defraudar sin necesidad de moverse a otro pa√≠s. Hemos asistido en los √ļltimos meses a c√≥mo el gobierno de la Comunidad de Madrid y el gobierno central han modificado leyes a exigencia de la transnacional: exenciones fiscales, condonaci√≥n de delitos, permisividad para el blanqueo‚Ķ Un ejemplo es el fraudulento concurso p√ļblico anunciado por el gobierno de la Comunidad de Madrid, que de antemano est√° ganado por Las Vegas Sands Corp., puesto que es la transnacional con la que se negocia desde hace m√°s de un a√Īo y para la que se cambia la ley.
 

¬ŅPor qu√© y para qu√©?
 

La plataforma ‚ÄúEurovegas No‚ÄĚ denuncia que el proyecto Eurovegas no es la soluci√≥n a los problemas cotidianos de la poblaci√≥n (desempleo, desahucios, necesidad de servicios p√ļblicos,‚Ķ) ‚ÄúNos confunden con falsas promesas de puestos de trabajo precario, as√≠ quieren callarnos; despu√©s de dejarnos en las calles la √ļnica esperanza que nos dan es seguir apostando por el mismo modelo de desarrollo que nos trajo hasta aqu√≠ elevado a su m√°xima potencia‚ÄĚ, representa un modelo de desarrollo caduco basado en megaproyectos que s√≥lo benefician a las transnacionales , grandes fortunas, y algunas figuras de la pol√≠tica institucional; facilitando sus pr√°cticas de corrupci√≥n y blanqueo de capital y despilfarrando recursos naturales y econ√≥micos.
 

Por ello desde la plataforma se advierte que ‚ÄúMientras se aplican recortes severos en sanidad, educaci√≥n, servicios sociales, investigaci√≥n,‚Ķ se ofrecen todas las facilidades imaginables para facilitar el acceso al casino (carreteras, AVE, aeropuerto,‚Ķ). Suben el IVA encareciendo productos b√°sicos para la supervivencia mientras a la empresa de casinos regentada por el multimillonario Sheldon Adelson se le exime de pagar casi todos los impuestos. Desahucian diariamente a familias y est√°n dispuestos a expropiar 1.000 hect√°reas de suelo a favor de la empresa de S. Adelson. Aplican el c√≥digo penal a la ciudadan√≠a que sale a la calle a reivindicar sus derechos, pero S. Adelson y su compa√Ī√≠a, investigados por corrupci√≥n, podr√°n hacer trampa, extorsionar y blanquear capital con total impunidad‚ÄĚ.
En resumen, ‚ÄúEurovegas pone de manifiesto la aberrante doble vara de medir caracter√≠stica del sistema desigualitario e injusto en que vivimos: mientras se aplican los m√°s dr√°sticos recortes a la poblaci√≥n, promoviendo empleos precarios, se ofrecen todas las facilidades de negocio, cambio de leyes incluido, a una transnacional propiedad de una de las mayores fortunas mundiales‚ÄĚ.
 

¬ŅCu√°ndo y d√≥nde?
 

El sábado 26 de enero a las 18 horas la manifestación empieza en la Plaza del Emperador Carlos V (Atocha) y recorre la calle Atocha para concluir en la Puerta del Sol ante la sede del gobierno de la Comunidad de Madrid.
 

¬ŅQui√©nes?
 

Esta manifestaci√≥n est√° convocada por la Plataforma ‚ÄúEurovegas No‚ÄĚ compuesta por m√°s de treinta colectivos y asociaciones diversas tales como Access Info Europe, Asambleas Populares del 15M, Asociaci√≥n Libre de Abogados (ALA), ATTAC Madrid, Ecologistas en Acci√≥n Madrid, Federaci√≥n Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, Grupo de Acci√≥n para el Medio Ambiente (GRAMA), Grupo de Econom√≠a Sol del 15M, Plataforma Detengamos Eurovegas Alcorc√≥n, y Sindicato de Arquitectos.
 

Para más información entrar en el siguiente enlace o contactar con:
María Fernández, 607182550
Jes√ļs Bartolom√©, 693482869
Sol S√°nchez, 629574095

Mirko Locatelli es¬†miembro de la red de objetores de crecimiento de la regi√≥n de Vaud, en Suiza. Acaba de crear la revista “Moins !” (¬°Menos!), una revista de ecolog√≠a pol√≠tica. Trabaja como vigilante de noche al 40% del tiempo y dice ser feliz as√≠. Su art√≠culo nos explica c√≥mo conservar nuestra alegr√≠a de vivir a pesar de las numerosas crisis que estamos viviendo. Hemos traducido su art√≠culo que fue publicado en octubre en la revista francesa “La d√©croissance” (http://www.ladecroissance.net/).¬†

 

Uno de los placeres de S√≥crates era su paseo matutino en el mercado, para ver la cantidad de cosas que no necesitaba para ser feliz. Yo he nacido varias lunas despu√©s. Pertenezco a la generaci√≥n de aquellas y aquellos que han desembarcado despu√©s de la “fiesta” de los Treinta llamados Gloriosos. Aquellas y aquellos quienes, durante su infancia, han comido lechugas demasiado verdes durante varios meses – ¬°gracias Chern√≥bil! – y que han asistido a la ca√≠da de un muro que divid√≠a dos visiones del mundo: por una parte el productivismo, por otra… tambi√©n. Pero sobre todo pertenezco a la generaci√≥n que sabe que, por primera vez en la historia, legar√° a la siguiente un mundo donde ser√° m√°s dif√≠cil vivir: las¬†m√ļltiples¬†crisis que vivimos – ecol√≥gica, social, econ√≥mica pero tambi√©n moral – ¬†no invitan al optimismo. A no ser que tengamos una fe incondicional en los incre√≠bles logros tecnol√≥gicos que la ciencia nos brindar√°, lo que no es mi caso. Estoy al contrario persuadido que la carencia de los recursos naturales aumentar√° el abismo entre obesos-as y hambrientos-as, entre privilegiados-as y explotados-as.
Ahora, la verdadera cuesti√≥n del debate me parece ser la siguiente: ¬Ņqu√© queda de la alegr√≠a de vivir una vez sustra√≠do el optimismo de los “ecologistas infantiles”? He aprendido en esas p√°ginas (se refiere al peri√≥dico La d√©croissance, ndlr) que todo objetor de crecimiento act√ļa a tres niveles diferentes: individual, colectivo y pol√≠tico. Recurrir√© a este mismo tr√≠ptico para intentar ubicar las fuentes de las que podr√≠amos sacar nuestra alegr√≠a.
A nivel personal, primero. 
No siento ning√ļn placer existencial al apagar el agua cuando me cepillo los dientes ni tampoco cuando reciclo mis demasiado numerosos residuos. En cambio, he tenido la suerte hace poco de ser padre: seguir los pasos todav√≠a vacilantes de aquel que aprende a caminar es un buena manera de compartir un poco de su capacidad de asombro. Por ejemplo, cuando apunta su dedo hacia la nada y se exclama “ga-ga” enarbolando con orgullo sus siete dientes y medio. Esa nada tiene que ser lo que llamamos el misterio de la vida, ese mismo desconocido que perseguimos cuando caminamos en el silencio de las monta√Īas y que hace escribir a Maurizio Maggiani, escritor italiano: “S√≥lo cuando no s√© a d√≥nde voy, s√© que llegar√© a alg√ļn lugar”. Un lema en las ant√≠podas de la ideolog√≠a de la eficiencia, y por lo tanto que tenemos que adoptar con urgencia.
Segundo, la esfera colectiva.
Despu√©s de los riesgos de lirismo que he tomado en el √ļltimo p√°rrafo, tendr√≠a que evitar la trampa de la apolog√≠a de la alteridad. Sin embargo, es precisamente hacia el Otro que nos encaminamos d√≠a tras d√≠a, para paliar a nuestra incompletud original. El punto positivo es que disponemos de un buen margen de maniobra en lo que es la calidad de nuestros encuentros. Si logramos salir del laberinto de pantallas de todo tipo (tele, ordenadores y otros quema-cerebros port√°tiles) que traban nuestras relaciones, el dialogo que instauramos con las personas que nos rodean desvela, la mayor√≠a del tiempo, seres humanos cuyas aspiraciones profundas no tienen nada que ver con lo que los medios y los mensajes publicitarios nos quieren hacer creer. El arte consiste entonces en la creaci√≥n de contextos propicios a estos tipos de intercambios, que sea cambiando nuestro cotidiano (en la vida de barrio hasta en el trabajo) o integrando y creando espacios nuevos (cooperativas, asociaciones, movimientos activos en √°mbitos variados).¬†
Se vuelve más complicado a nivel político.
El autor de esas lineas vive en Suiza, un pa√≠s a menudo alabado por su democracia “directa”, sin embargo las l√≥gicas economicistas siguen estando omnipresentes como en los pa√≠ses vecinos. Afortunadamente, la¬†res publica¬†es algo mucho m√°s vasto (¬°y alegre!) de lo que las instituciones y la mayor√≠a de los partidos nos hacen ver. Ocupar el espacio p√ļblico con la fuerza de nuestras ideas, buscar el di√°logo con aquellas y aquellos que las pueden apoyar, trazar senderos al margen de las autopistas del crecimiento son acciones pol√≠ticas en su sentido m√°s noble.
M√°s que en su desenlace, a veces desalentador, hay que buscar su sentido en el proceso en s√≠. “El fin est√° en los medios como el √°rbol est√° en la semilla” dec√≠a Gandhi: para conservar nuestra alegr√≠a de vivir, ¬°sembremos!
Traducción por Camille
Posted on Noviembre 24, 2012 in Activismo, Consumo Responsable, Econom√≠a, Ideas, Pol√≠tica by mikiNo Comments »

En honor al D√≠a sin compras, la plataforma Maravillas ha organizado un mercadillo de Trueque este domingo y nos ha invitado para hablar sobre decrecimiento. Ser√° en un mercadillo donde se intercambiar√°n trastos con antig√ľedad, encanto y con mucha utilidad… pero no s√≥lo eso, sino que se intercambiar√°n canciones, poes√≠a… y podremos reflexionar y vivir otras formas de intercambio y otras formas de econom√≠a, como la econom√≠a de la gratuidad.

 

Este domingo podremos debatir, reflexionar y vivir otra manera de relacionarnos, creando un mundo diferente desde lo sencillo, desde el compartir, desde las 11 hasta las 15. Despu√©s podremos comer compartiendo en la plaza de Celenque, en la comida popular RodeaBankia. Tambi√©n os invitamos a la manifestaci√≥n en se√Īal de apoyo a Gaza, a la que os podr√©is escapar a mitad del mercadillo ūüôā

Posted on Noviembre 13, 2012 in Activismo, Derechos, Econom√≠a, General, Pol√≠tica, Trabajo, Vivienda by mikiNo Comments »

Ma√Īana, donde reside la soberan√≠a, es decir, el pueblo, parar√° el pa√≠s para manifestar su desacuerdo con la gesti√≥n irresponsable y cruel que est√°n haciendo los mercados a trav√©s de nuestros pol√≠ticos. Como el problema es global, la respuesta ha de ser global. Por ello, ma√Īana, los pueblos m√°s oprimidos por la cara B del capitalismo. Ahora el bienestar de otros se basa en nuestro malestar. Si piensas que esta situaci√≥n no es justa ni necesaria, ma√Īana te esperan las calles…

 

 

…con diversas convocatorias!!! Y DecreceMadrid estaremos donde tenemos que estar: donde reside la soberan√≠a popular.

Hemos vuelto del encuentro con ilusi√≥n, con humildad y con esperanza… tras ver lo que otros colectivos est√°n haciendo en sus territorios. En medio de este pesimismo generalizado donde la pobreza se est√° generalizando mientras el n√ļmero de ricos aumenta, donde los medios no paran de lanzarnos mensajes de cat√°strofe e impotencia y donde la calidad democr√°tica de nuestro sistema pol√≠tico ha pasado demasiadas l√≠neas rojas como para considerarse democracia, actuando con violencia econ√≥mica y policial contra las personas que sostienen este sistema… hemos visto c√≥mo el puma (moneda social en Sevilla) est√° generaliz√°ndose, c√≥mo se genera tejido social en torno a la agricultura en La Rioja, c√≥mo guerrillas ecologistas plantan lechugas en jardines p√ļblicos o c√≥mo movimientos sociales paralizan leyes injustas en el Pa√≠s Vasco… y eso s√≠ que son noticias, las noticias que deber√≠an dar los medios si quisieran salir de esta crisis (y de paso, de este sistema, que es el verdadero problema).

 

Y tras el buen sabor de boca que nos dej√≥ este segundo encuentro de colectivos de decrecimiento y transici√≥n en Vitoria, el destino nos ha hecho mirar hacia el pasado, un a√Īo… al primer encuentro que iniciamos desde DecreceMadrid en Zarzalejo. Este v√≠deo nos confirma que el decrecimiento (o la transici√≥n o como quiera llamarse) alimenta y se alimenta de un optimismo pr√°ctico, de un convencimiento y una experiencia de que podemos ser autores de una realidad diferente, mucho m√°s alag√ľe√Īa de la que nos presentan en los medios de desinformaci√≥n. El camino que iniciaron desde Zarzalejo en Transici√≥n ha dado, tan s√≥lo en un a√Īo, los primeros, abundantes y buenos frutos. Que este v√≠deo sea una llamada a la esperanza, no en que alguien lo har√° o en que todo ir√° mejor, sino en que, a pesar de tanta violencia ejercida contra las personas, hacer un mundo mejor es posible, est√° en nuestras manos, depende de nosotras. Que la experiencia del cambio sea una llamada a la acci√≥n. Ante la desesperanza nos alzamos con un grito de optimismo pr√°ctico que ha recorrido las calles durante estos d√≠as…

 

Desde DecreceMadrid y desde otros colectivos afines trabajamos para que estos ejemplos de viva realidad se multipliquen. As√≠ que si quieres crear y vivir lo posible, ¬°√ļnete!

P√°gina siguiente »