Posted on Marzo 24, 2015 in General, Ideas, Pr√°ctica del mes, Reciclaje by alevadoNo Comments »

¬ŅA qui√©n no se le ha estropeado el m√≥vil, la radio o una bombilla antes de lo que esperaba? ¬ŅQui√©n no ha escuchado alguna vez decir que ‚Äúantes las cosas no se romp√≠an tan r√°pido como ahora‚ÄĚ? La obsolescencia programada, es decir, la reducci√≥n planificada del tiempo de vida √ļtil de los productos, junto a la publicidad y el dinero, son los tres elementos estrat√©gicos principales con los que el sistema capitalista nos convierte a la ciudadan√≠a en meros productores y consumidores, encaden√°ndonos a un modelo econ√≥mico insostenible.diy
Esto, no obstante, puede y debe ser afrontado y superado tanto desde lo colectivo como desde lo individual, aunque el propio lema ‚Äúhazlo t√ļ mismo/a‚ÄĚ ya resalta la importancia de la aplicaci√≥n de estas pr√°cticas en nuestra vida cotidiana, aprendiendo a fabricar o reparar las cosas por nosotras mismas y en colaboraci√≥n con otras personas. Diciendo que no a la espiral de consumo y a la dependencia del mercado a la que desde muy j√≥venes somos sometidas, podemos pensar en otra forma de sociedad, una sociedad de decrecimiento en la que prime la reducci√≥n, la reutilizaci√≥n y el reciclaje, y en donde la prioridad pase de ser el consumo exacerbado a ser la creatividad y la autogesti√≥n.

  • Para saber m√°s:

M√°s ideas para hacer t√ļ mism@:¬†https://www.facebook.com/HazlotumismoDoItYourself
Repara t√ļ mism@:¬†http://www.reparatumismo.org/
Movimiento Maker: http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/10/23/movimiento-maker-fabrica-tu-independencia/
Hacedores (movimiento maker en Espa√Īa):¬†http://hacedores.com/

 

  • Ahora mismo: Puedes hacer peque√Īos gestos en tu d√≠a a d√≠a vinculados a los principios del¬†Do It Yourself.¬†La mayor√≠a de √©stos no solo har√°n que vivas de una forma m√°s sostenible, sino que adem√°s en todos los casos estar√°s ahorrando dinero. Puedes, por ejemplo, probar a reciclar tetra-bricks de leche para congelar alimentos, fabricar tu propio jab√≥n o elaborar todos los alimentos posibles en casa (yogures, mermeladas‚Ķ). Tambi√©n puede ser muy √ļtil reutilizar materiales para crear adornos y, mejor a√ļn, regalos que ser√°n mucho m√°s personales que si los compraras en cualquier almac√©n. Estas son solo algunas ideas, pero¬†existen muchas m√°s¬†cosas que puedes empezar a hacer ahora mismo con tus propias manos y muy pocos materiales.
  • Poco a poco:¬†Evita las compras compulsivas.¬†Ser√° mucho mejor para tu bolsillo y contribuir√°s a la conservaci√≥n del medio ambiente si meditas y eval√ļas bien cada decisi√≥n de compra y te planteas si verdaderamente algo es necesario o no. Por otro lado, intenta siempre reparar lo que ya tienes¬†inform√°ndote en blogs¬†que contienen explicaciones claras y sencillas, y aprovecha todo lo que tengas en desuso o permite que otros puedan aprovecharlo.
  • A fondo: para involucrarte m√°s a fondo con el mundo del Do It Yourself, puedes unirte a colectivos vinculados al denominado¬†Movimiento Maker, como son los¬†Hacedores¬†(los¬†makers¬†en Espa√Īa), desde donde se difunden proyectos, eventos e ideas relacionadas con todo esto. A largo plazo, lo fundamental es la educaci√≥n, por lo que, junto a personas interesadas como t√ļ, puedes preparar talleres para mostrar todas estas ideas a la ciudadan√≠a, y sobre todo concienciar a las m√°s peque√Īas y alejarles de la publicidad, ya que ellas son las grandes seducidas por la ola de consumo.
Posted on Febrero 19, 2015 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatanNo Comments »

Vamos con la práctica decrecentista del mes de febrero.

 

El Decrecimiento es una transformaci√≥n social muy profunda, debe ocurrir a muchos niveles, tanto individuales como pol√≠ticos. Y la pol√≠tica no consiste en elegir a unos profesionales y luego desentenderse, en la actualidad no hay ning√ļn movimiento institucional que tenga a la vez la voluntad de hacer los cambios necesarios y el poder de hacerlo. Para que el proyecto decrecentista tenga posibilidades de √©xito, es necesaria una gran movilizaci√≥n social, de personas “normales” como t√ļ o como yo. Personas que por un lado apoyen a los actores oficiales que est√°n dando pasitos en la direcci√≥n correcta, y por otro creen sus propias estructuras de organizaci√≥n y empoderamiento, que no solo exijan a los gobiernos medidas, sino que las vayan construyendo ya mismo, sin depender o necesitar el permiso de instancias superiores.

 

Asamblea popular

Ahora mismo:

  • La primera batalla que hay que ganar es la de la informaci√≥n, hay que romper el pensamiento √ļnico transmitido por la televisi√≥n y los grandes diarios. Inf√≥rmate en medios alternativos y difunde esta informaci√≥n entre las personas a tu alcance (familia, amigos, en el trabajo o hasta donde tengas alcance).
  • Puedes seguir blogs espec√≠ficamente decrecentistas como el propio¬†Decrece Madrid, cualquiera de los que se pueden ver en¬†Decrecimiento.info, o tambi√©n¬†CrashOil,¬†√öltima llamada¬†o el blog de¬†Florent Marcellesi.
  • O tambi√©n medios m√°s generalistas pero en l√≠nea alternativa, como las revistas¬†Alternativas econ√≥micas,¬†Opciones, los peri√≥dicos¬†Diagonal,¬†La Marea,¬†El diario.es¬†o televisiones como¬†TeleK¬†o¬†La Tuerka, o incluso las revistas¬†Mongolia¬†y¬†El Jueves, que en clave de humor sueltan m√°s de una verdad rompedora (aunque a menudo sin salirse de la l√≠nea desarrollista).

 

Poco a poco:

  • ¬°Agr√ļpate! Para decrecer hay que saber pensar y actuar colectivamente. Cualquier actividad organizada en grupo es buena como aprendizaje social, aunque sea para hacer deporte, viajar o hablar de cine o libros. De ah√≠ se puede pasar a grupos con un componente transformador, como un¬†grupo de consumo, un¬†huerto urbano, una¬†asociaci√≥n de vecinos¬†que defienda los intereses del barrio, un colectivo de teatro social, un¬†centro social autogestionado¬†o una¬†asamblea local, por ejemplo.

 

A fondo:

  • ¬°Movil√≠zate! Si de verdad tienes ganas de actuar, puedes participar en grupos de presi√≥n que intentan influir en las autoridades, participar en partidos alternativos e intentar fomentar las ideas decrecentistas en su interior, o directamente colaborar con los movimientos que aspiran a crear aqu√≠ y ahora otros mundos, sin esperar el “permiso” de las autoridades.
  • En el primer caso hay miles de posibilidades. Por poner algunos ejemplos, tenemos las campa√Īas de¬†Ecologistas en Acci√≥n¬†y otras ONGs similares; asociaciones como¬†FSF,¬†Partido Pirata¬†o¬†Wikileaks¬†que luchan por la libertad de informaci√≥n a diferentes niveles;¬†colectivos feministas,¬†anticonsumistas, movilizaciones¬†contra el TTIP, etc…
  • En el segundo,¬†Equo¬†es un partido que incluye el decrecimiento en su ideario. Los¬†movimientos Ganemos¬†est√°n muy abiertos a este tipo de ideas. En¬†Podemos¬†predomina el pensamiento productivista, pero participando en sus C√≠rculos se puede presentar la idea de decrecer, incluso hay algunos¬†grupos de trabajo favorables. Y hay otros partidos en los que se puede influir tambi√©n o que tienen algunos elementos afines.
  • Y finalmente, si no quieres esperar a que los que mandan hagan algo, existen los¬†movimientos neorurales, la¬†econom√≠a social,¬†colaborativa¬†y¬†del bien com√ļn, la¬†agricultura ecol√≥gica¬†y grandes estructuras como el¬†Mercado Social¬†o las¬†Cooperativas Integrales.
Posted on Enero 11, 2015 in Activismo, General, Pr√°ctica del mes by alevadoNo Comments »
Es enero, mes de las rebajas, del ‚Äú¬Ņa ese precio c√≥mo no me lo voy a comprar‚ÄĚ, del ‚Äúno lo necesito, pero total por 5 euros‚Ä̂Ķ Por eso hemos pensado que la pr√°ctica decrecentista de este mes trate acerca de alternativas a la hora de obtener y usar nuestra ropa y complementos.
Y es que hoy en d√≠a el consumo de ropa se nos ha ido de las manos, en Europa compramos unas 40 prendas de ropa por persona al a√Īo, prendas que no duran de media ni un a√Īo en nuestros armarios, lo que se¬†traduce¬†en que los residuos textiles¬†supongan¬†ya casi el 4% de los desechos de origen dom√©stico.¬†Hay m√ļltiples factores que han ido modificando nuestros h√°bitos de consumo hasta llegar a esta locura, pero se pueden destacar dos: ya no hay 2 cambios de ropa de temporada (oto√Īo-invierno, primavera-verano), ni siquiera 4 veces por a√Īo, sino unas 15 veces o incluso m√°s en algunos casos. Por otro,¬†se puede conseguir ropa a unos precios baj√≠simos, debido a las condiciones de semiesclavitud en las f√°bricas en las que se producen y a que, como en muchos otros productos, no se¬†refleja¬†el coste social, ecol√≥gico y de transporte desde los pa√≠ses productores.
El consumo actual de ropa por tanto es un problema ecológico y social y por todo esto os queremos proponer varias prácticas para poder cambiar nuestros hábitos a la hora de  usar y comprar nuestra ropa.
La ropa que queremos
* Para saber más
Documental de The Guardian “The shirt on your back” sobre la industria de la ropa en Bangladesh
* Ahora mismo: Hay muchos actos muy sencillos que nos pueden ayudar a no incrementar innecesariamente nuestro consumo de ropa.
  • Cuidar la ropa que tenemos¬†puede suponer una gran diferencia para que nuestra ropa dure m√°s: no lavarla en exceso, lavar la ropa con agua fr√≠a, no usar secadora, guardar la ropa limpia y de manera adecuada, arreglar los descosidos o rotos cuanto antes, etc.
  • Tener el armario ordenado, de manera que veamos todas las prendas que tenemos y no volvamos a decir lo de ‚Äúno tengo nada que ponerme‚ÄĚ y podamos ver si realmente necesitamos comprar alguna nueva.
  • Antes de tirar algo… arreglarlo. Buscar en nuestra ciudad una persona que arregle zapatos o alguien que sepa coser y le de una nueva vida a lo que tenemos en nuestros armarios.
  • Comprar menos.¬†Antes de comprar una prenda preguntarnos si realmente la necesitamos, si la vamos a usar o si no tenemos ya algo parecido en nuestro armario.¬†Que no nos de verg√ľenza ponernos la misma prenda una y otra y otra vez, si nos gusta y est√° bien ¬Ņpor qu√© cambiarla por otra?
* Poco a poco: Otras opciones que nos pueden llevar algo más de esfuerzo  pero que nos pueden ayudar a cambiar nuestros hábitos de forma definitiva son:
  • Si compramos ropa nueva pensar a que tipo de comercio queremos favorecer y en funci√≥n de eso elegir la tienda a la que vamos a comprar: peque√Īo comercio local antes que multinacionales,¬†espacios que apuesten por dise√Īadores locales y que utilicen materiales respetuosos con el medio ambiente (como este que se acaba de inaugurar en Madrid “The Circular Project Shop“),¬†etc.
  • Leer las etiquetas de la ropa que compramos para ver d√≥nde se ha fabricado y no comprar ropa de pa√≠ses lejanos con m√°s probabilidades de provenir de explotaci√≥n laboral y que genera m√°s CO2 por el transporte hasta Europa.
  • Comprar en tiendas de segunda mano, en Madrid hay muchas.
  • Ser¬†conscientes¬†de lo que compramos, plantearnos un n√ļmero de prendas nuevas para cada temporada, anotar¬†en un cuaderno las prendas de ropa y complementos que compramos y cuatro veces al a√Īo hacer¬†recuento para ver si estamos¬†cumpliendo¬†el¬†objetivo.
* A fondo Y una vez que te pones a hacer cambios ya no hay límites, por eso proponemos estas otras ideas que requieren más compromiso:
  • Participar en proyectos como Proyecto 333 en el que durante tres meses los participantes se comprometen a utilizar s√≥lo 33 prendas y accesorios.
  • Organizar una fiesta de intercambio de ropa con nuestros amigos y familiares para compartir ropa, complementos e ideas.
  • Participar en mercadillos de segunda mano como el de¬†Adelita Market¬†en el que podemos vender lo que ya no usamos tanto para que tengan una segunda vida.
  • Aprender a confeccionar nuestra propia ropa, por ejemplo con la gente de AltrapoLab que hacen talleres de reciclaje textil.
Posted on Noviembre 29, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by alevado1 Comment »

NAVIDAD 1Empieza el √ļltimo mes del a√Īo y aunque en nuestra cultura es una √©poca que se relaciona con la solidaridad, el esp√≠ritu fraternal y los buenos prop√≥sitos en los √ļltimos tiempos se ha transformado en el mes de mayor gasto, despilfarro de energ√≠a y consumo del a√Īo. En nuestra pr√°ctica decrecentista del mes de diciembre os queremos proponer una serie de pr√°cticas e ideas muy f√°ciles de aplicar, que sirvan para a trav√©s de un consumo m√°s responsable y un ocio alternativo disfrutar de todo lo que nos ofrece esta √©poca del a√Īo.

 

* Para saber m√°s
Informe El consumo en navidad
La basura de la navidad
Ecologistas: Consejos para una navidad mas ecológica

 

* Ahora mismo: Hay muchos aspectos en los que podemos actuar de forma sencilla:

  • Reducir los residuos. En nuestras reuniones Navide√Īas evitar el ‚Äúusar y tirar‚ÄĚ de cubiertos, platos, servilletas, etc., siempre que sea posible comprar comida a granel (para reducir el n√ļmero de envases), utilizar bolsas de tela cuando vayamos a comprar. Reciclar todo el vidrio, papel y pl√°stico que en esta √©poca generamos en mayor medida.
  • Pasar de las comilonas a men√ļs m√°s reducidos y saludables- Y es que es muy t√≠pico de estas fechas el reunirse para comer con los amigos, con la familia‚Ķ y en la mayor√≠a de los casos se preparan cantidades desorbitadas de alimentos que posteriormente no se aprovechan, llegando incluso a tirarse.
  • Reutilizar los adornos de otros a√Īos o hacer nuevos con elementos reciclables. No decorar con luces. No utilizar el musgo ni el acebo como elementos decorativos. Utilizar como √°rbol de Navidad el del jard√≠n o si no tienes crear uno con materiales reciclados.
  • Limitar el uso del coche en nuestros desplazamientos. Para ir a las cenas de la empresa, para acercarnos a dar una vuelta al centro, para ir a ver el Mercadillo Navide√Īo, …el transporte p√ļblico es siempre una opci√≥n mucho mejor.
  • Organiza actividades de ocio alternativo, hay muchos planes mejores que ir a dar vueltas por un centro comercial. Sobre todo si hay ni√Īas y ni√Īos en casa porque las vacaciones escolares son una buena oportunidad para hacer actividades tan divertidas como aprender manualidades nuevas, salir a dar un paseo al campo a recoger casta√Īas, apuntarse a un taller de huerto urbano que organiza La huerta de Tetu√°n, ir a ver una obra de teatro de t√≠teres, o el Bel√©n que todos los a√Īos ponen en tu barrio.

 

* Poco a poco:

  • Una buena opci√≥n para la compra de regalos es acudir a tiendas de segunda mano o p√°ginas web como SegundaMano o Percentil. Tambi√©n para los juguetes de los ni√Īos podemos ir al trueque silenole que se organiza en La Casa Encendida de Madrid.
  • A la hora de elegir nuestros men√ļs utilizar productos locales, de temporada, minimizando el consumo de carne y hacer un consumo responsable de pescado, para lo que a la hora de comprar debemos tener en cuenta que cuanto m√°s cercano mejor, fijarnos en el m√©todo de pesca (optar por los m√©todos sostenibles), evitar el procedente de la acuicultura, y consumir especies de temporada.
  • Y si hay ni√Īos en casa evita que est√©n sobre-expuestos a la publicidad que fomenta el consumismo de juguetes, por ejemplo no lleves a casa los cat√°logos de juguetes de las grandes superficies, habla con los miembros de la familia para acordar el n√ļmero de regalos que como m√°ximo van a recibir, fomenta el que los ni√Īos compartan los juguetes con sus amigos y familiares.

 

* A fondo

  • En esta √©poca de excesos en la comida es una buena idea organizar comidas ‚Äúde traje‚ÄĚ (yo traje esto, ah, pues yo traje esto otro) en la que cada uno lleve un plato (una raci√≥n para una o dos personas, evitando las grandes cantidades de comida que luego sobrar√°n) para compartir con el resto nuestras recetas m√°s ricas.
  • Una alternativa a las compras navide√Īas es el crear tus propios regalos como cosm√©tica o jabones o llegar a un acuerdo para hacer un intercambio de regalos utilizando solo cosas que ya tenemos en casa o incluso para evitar los regalos.
  • Colabora con plataformas que denuncian los excesos que se comenten con la publicidad a los que nos vemos sometidos, especialmente grave en estas fechas la dirigida al p√ļblico infantil.

 

Esperamos que todas estas alternativas os ayuden a sobrevivir a esta √©poca del a√Īo y que incluso os permitan disfrutarla.

Arbol-ecofriendly

 

 

 

Posted on Septiembre 21, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan1 Comment »

Tras el descanso de agosto, aquí está la práctica decrecentista del mes de septiembre.

 

El transporte privado en coche particular es uno de nuestros h√°bitos m√°s contaminantes y derrochadores de energ√≠a. En un mundo decreciente su uso se deber√≠a ver muy reducido, siendo habitual no tener veh√≠culo propio y realizar menos desplazamientos, o bien hacerlos en transporte p√ļblico, en bicicleta o incluso andando. Pero por ahora sigue habiendo muchas ocasiones en las que es necesario desplazarse y no hay una buena opci√≥n alternativa. En estos casos, una forma de reducir el impacto ecol√≥gico es compartir veh√≠culo: si varias personas viajan (a la vez o por turnos) en el mismo coche en vez de usar cada una el suyo, se gasta menos, se contamina menos y adem√°s resulta m√°s econ√≥mico.

 

 

Compartir coche con familiares, amigos o compa√Īeros de trabajo es algo que se hace desde siempre y no presenta particulares problemas, pero tiene un alcance limitado: s√≥lo se puede hacer si coincidimos en trayecto y tiempo con alguien. Recientemente se est√°n popularizando redes que aprovechan las capacidades de Internet para conectar personas y poder compartir, sin que tengan que conocerse necesariamente. Aqu√≠, claro, el problema es la confianza: ¬Ņc√≥mo fiarme de alguien a quien no conozco para algo como hacer un viaje juntos? La mayor√≠a de plataformas usan para eso el mecanismo de valoraciones “peer-to-peer”. Los usuarios del sistema pueden valorar a las personas con quienes hayan interactuado, al estilo de eBay, y as√≠ cada cual va acumulando un status seg√ļn lo que opinen los dem√°s, que sirve para saber si es alguien en quien se puede confiar o si es m√°s bien informal o de no muy buen trato.

 

Estos sistemas tienen una ventaja adicional, adem√°s de la reducci√≥n en contaminaci√≥n y en n√ļmero de veh√≠culos: como en cualquier otro sistema colaborativo, permite conocer a personas nuevas, crear redes cercanas y descubrir los beneficios de la colaboraci√≥n y el apoyo mutuo.

 

Para saber m√°s:
Entrevista al “country manager” de carpooling.es
La huella ecológica del transporte
Los problemas del coche (Ecologistas en Acción)
Directorio de recursos sobre compartir coche

 

Ahora mismo:

  • La opci√≥n de compartir coche con conocidos siempre es algo a tener en cuenta, aunque a menudo no se nos ocurre. Por ejemplo, en nuestro recorrido diario para ir y venir al trabajo, muchas veces hay personas que viven cerca y trabajan en el mismo sitio, y podr√≠an coordinarse para ir turn√°ndose e ir cada d√≠a en el coche de una de ellas, en vez de cada una en el suyo.

 

Poco a poco:

  • “Carpooling”: ¬Ņtienes que hacer un viaje y planeas hacerlo en coche, pero no tienes con qui√©n compartirlo? Puedes ir a Blablacar, Amovens o Carpooling.es y buscar alguien que vaya a hacer el mismo recorrido que t√ļ en la misma fecha (ver el directorio de recursos m√°s arriba).
  • O bien, ¬Ņhaces desplazamientos peri√≥dicos siempre por el mismo trayecto, para ir al trabajo, por ejemplo? Puedes ir a Carpling o Autogether y buscar gente que coincida.
  • Una posibilidad curiosa es no compartir el coche, sino la plaza de aparcamiento, en las horas o fechas que no la uses. Sitios como BePark, WeSmartPark o ParkingHood permiten conectar personas que buscan aparcamiento con plazas libres, optimizando el espacio y reduciendo el n√ļmero de veh√≠culos que circulan buscando sitio.
  • Tambi√©n puede ser interesante compartir taxi. En JoinUpTaxi o TaxiSostenible puedes buscar gente para compartir un trayecto en taxi y as√≠ ahorrar costes. Aparte del concepto colaborativo, puede reducir la contaminaci√≥n si sirve para evitar viajes en veh√≠culo propio.

 

A fondo:

  • “Carsharing”: hay otra opci√≥n que a mucha gente le puede sorprender: ¬°no tener veh√≠culo propio!. Si realizas la mayor√≠a de tus desplazamientos en transporte p√ļblico y s√≥lo necesitas el coche de forma puntual, puedes apuntarte a Avancar, RespiroMadrid, BlueMove o ClickCar y alquilar uno por horas, s√≥lo las que vayas a usar. Para un uso poco frecuente, puede salir m√°s econ√≥mico que si sumamos el precio del coche en s√≠ m√°s los gastos de mantenimiento, seguros y aparcamiento, adem√°s de evitarnos el tiempo y espacio que le dedicamos. Y ecol√≥gicamente, es mejor tener menos veh√≠culos funcionando m√°s tiempo, que muchos que est√°n la mayor parte del tiempo inactivos.
Posted on Julio 20, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan2 Comments »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de julio.

 

Si queremos evitar la catástrofe ecológica, una de las mayores prioridades es buscar la manera de fabricar menos objetos materiales para nuestro consumo, y así reducir la explotación de recursos naturales. Y también es importante aprender a salir de la presión consumista, que nos empuja a comprar cosas nuevas y gastarlas lo más rápido posible para poder volver a comprar, lo cual es un desastre tanto desde el punto de vista ecológico como humano.

Para ello, la acci√≥n individual consiste en preguntarse, antes de comprar algo, si realmente lo necesitamos y, en caso afirmativo, si tenemos que comprarlo o si podemos pedirlo prestado o compartirlo con alguien. En muchos casos descubriremos que gran cantidad de los objetos que adquirimos son usados pocas veces o ninguna, y acaban archivados en alg√ļn rinc√≥n o directamente en la basura, pero a√ļn as√≠ sentimos la presi√≥n para tenerlos, presi√≥n que en buena parte es inducida por la industria.

 

Esto es fundamental: si la mayor√≠a de personas empezase a aplicar este criterio y consumir menos, el sistema econ√≥mico tal como est√° establecido entrar√≠a en recesi√≥n, produciendo paro y pobreza. Pero esto lo √ļnico que indica es que el sistema est√° mal planteado, y que es necesario un cambio profundo, buscar otros sistemas que repartan mejor la riqueza y el trabajo, que no necesiten un consumo forzado para ser viables, como los que propone el Decrecimiento (pero este es otro tema, aqu√≠ hablamos de las acciones individuales).

 

Para saber m√°s:

http://www.decreteca.org/es/content/comprar-tirar-comprar
http://www.consumoresponsable.org/criterios/criterios_ambientales
http://mecambio.net/ropa-muebles-objetos/
http://florentmarcellesi.eu/2014/04/01/europa-2030-la-gran-transformacion-ecosocial

 

Ahora mismo:

  • Reflexi√≥n individual o con amistades sobre cu√°ntos objetos tenemos en casa y nunca usamos. Recordarlo la pr√≥xima vez que vayamos a comprar algo.
  • Acostumbrarse a pedir cosas prestadas a familiares u otras personas conocidas, o adquirir productos entre varias personas, para¬†compartir.
  • Usar m√°s los servicios de pr√©stamo, como las bibliotecas, o la compra de art√≠culos de segunda mano.
  • Intentar reparar objetos averiados en vez de tirarlos y comprar nuevos.

 

Poco a poco:

 

A fondo:

  • Participar en proyectos de la “econom√≠a del regalo”:¬†tiendas gratis,¬†bookcrossing, “no lo tiro“, o¬†cadena de favores. Si nos sobra algo, ¬Ņpor qu√© no simplemente d√°rselo a alguien que le haga falta, incluso a personas desconocidas, sin esperar una reciprocidad directa? ¬ŅPor qu√© no confiar en que cuando necesitemos algo en otro momento, quiz√° alguien nos lo pueda dar tambi√©n?
  • Simplicidad voluntaria: aprender a desprenderse de las cosas que necesitamos menos. Ser consciente de lo que nos ahorramos en trabajar para ganar dinero para comprarlas, y en espacio y energ√≠as de guardarlas y mantenerlas organizadas.
Posted on Junio 21, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatanNo Comments »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de junio.

 

En la sociedad moderna hemos colocado al dinero en el centro de nuestra actividad,¬†m√°s a√ļn quiz√° que en otras √©pocas, y podr√≠amos llegar a decir que este es nuestro principal problema.¬†El origen, tanto de la crisis m√°s directa que vivimos (puramente econ√≥mica) como de las otras, ambientales y sociales, que tenemos encima, est√° en la forma en que el dinero pas√≥ de ser una herramienta a ser su acumulaci√≥n ilimitada un objetivo en s√≠ mismo, priorizado casi por encima de cualquier otra cosa.

 

Dentro de las corrientes de transformaci√≥n actuales hay movimientos que aspiran a reducir o eliminar el uso del dinero, o a reinventarlo desde cero, creando nuevas monedas sociales o virtuales. Otros en cambio, sin modificar la estructura del dinero, pretenden cambiar el modo en que lo usamos, y sobre todo las prioridades y principios que nos mueven durante su manejo. En este segundo bloque se encuentran las llamadas “finanzas √©ticas”.

Dinero ético

La idea es aplicar un principio a dos preguntas muy importantes:

1) Qué hago con el dinero que tengo ahorrado.
2) Cómo consigo financiación para un proyecto nuevo.

 

El principio general es introducir los valores humanos y ecol√≥gicos en el sistema, en vez de medir √ļnicamente el beneficio puramente econ√≥mico. Es decir, usar los mecanismos de financiaci√≥n para desincentivar las actividades econ√≥micas explotadoras, depredadoras o ferozmente especulativas y promover aquellas que crean riqueza real, justa y sostenible.

 

Para saber m√°s:
http://mecambio.net/category/cambiate-ya-a-que-esperas/finanzas-seguros/
http://magazine.ouishare.net/es/2012/09/reformar-el-sector-financiero/

 

Ahora mismo:

  • Convertir Triodos Bank en tu banco principal
    http://www.triodos.es
    Triodos es un banco, con todo lo que ello implica. Pero tiene una diferencia: le importa expl√≠citamente en qu√© se invierte el dinero depositado en √©l por sus clientes. Su funcionamiento es bastante m√°s transparente que el de un banco normal y tiene la norma de s√≥lo prestar dinero para proyectos que cumplen unos m√≠nimos principios socialmente justos y sostenibles. Por ahora es la √ļnica entidad de finanzas √©ticas que ofrece los servicios bancarios t√≠picos (cuentas corrientes, domiciliar una n√≥mina, tarjetas de d√©bito o cr√©dito, etc.), con unos intereses similares a los de otros bancos (aunque tambi√©n da la opci√≥n de renunciar a los intereses y donarlos a entidades sociales).

    No deja de tener puntos cuestionables (por ejemplo, con el dinero que no proviene de los dep√≥sitos de clientes no siguen sus principios y a veces lo invierten en proyectos no √©ticos), pero por ahora es la √ļnica opci√≥n si necesitamos este tipo de productos bancarios.

 

Poco a poco:

  • Ahorrar en cooperativas de cr√©dito (Fiare, Coop57)
    http://www.proyectofiare.com
    http://coop57.coop
    Ambas son entidades de inversión que van un poco más allá. Se constituyen en cooperativas, con lo que todo posible beneficio se reinvierte en las personas asociadas, tanto ahorradoras como emprendedoras. Además la transparencia es completa y cualquier persona puede participar en la gestión, la toma de decisiones y la elección de los principios básicos.

    Por un lado ofrecen lo equivalente a una cuenta de ahorro o un fondo de inversión, y por otro dan la posibilidad de acceder a créditos en unas condiciones muy difíciles de conseguir en la banca normal. Además, su funcionamiento pone en contacto directo a los inversores con los proyectos, que pueden conocerse en persona, y tienen mecanismos solidarios para afrontar los riesgos y posibles impagos. El interés producido tiende a ser algo inferior a las alternativas no éticas, pero quien invierte en ellas tiene otras motivaciones, como explicábamos al principio. Por otro lado, las cooperativas no crean dinero mediante deuda, como los bancos, sino que sólo prestan el que tienen. Esto, más su modelo de funcionamiento las mantienen alejadas de la economía especulativa y las burbujas.

    Fiare est√° trabajando para ofrecer cuentas corrientes y otros productos de ahorro, pero a√ļn no lo tienen activo.

 

  • Usar la financiaci√≥n colectiva o “crowdfunding”
    http://www.goteo.org
    http://www.verkami.com
    http://www.kickstarter.com
    El crowdfunding es el mecanismo en el que, en vez de uno o unos pocos inversores con cantidades grandes, los proyectos son financiados por muchas personas que aportan cantidades muy peque√Īas. Esto cambia completamente las relaciones de poder y el tipo de actividades que se pueden producir, que probablemente no encajar√≠an en los patrones de inversi√≥n habituales.

    Hay diferentes modalidades de crowdfunding, muchas de ellas ofrecen a quienes dan su dinero otros tipos de recompensas en vez de inter√©s econ√≥mico: acceso especial a los productos, reconocimiento p√ļblico o incluso participaci√≥n en el negocio como socios (crowlending).

    En el ámbito ético, destaca Goteo.org, que establece además unos criterios éticos para los proyectos que participan, de forma similar a las cooperativas de crédito.

 

A fondo:

  • Modalidades innovadoras de financiaci√≥n
    http://proyectojak.blogspot.com.es (en desarrollo)
    http://www.trocobank.com
    Hay muchas ideas nuevas en este campo. Por ejemplo Jak es una plataforma de inversi√≥n p2p, en la que las entidades se prestan dinero entre ellas sin inter√©s, recibiendo cuando lo necesitan y aportando cuando consiguen ahorrar algo. Trocobank va m√°s lejos a√ļn: el apoyo mutuo se puede realizar no s√≥lo en dinero sino tambi√©n en productos o servicios, que se intercambian como lo hacen las personas f√≠sicas en las redes de trueque o bancos de tiempo.
Posted on Mayo 18, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan1 Comment »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de mayo.

 

Una de las actividades humanas m√°s contaminantes y derrochadoras de energ√≠a es el transporte de productos de una punta a otra del planeta. Hoy d√≠a es de lo m√°s normal comprar en Espa√Īa algo fabricado en China con materiales extra√≠dos en el Congo, por ejemplo. Este transporte es barato porque no se cuenta en √©l la huella ecol√≥gica causada en el planeta.

 

También es una gran generadora de desigualdad: muchas empresas aprovechan el hecho de que el dinero pueda circular libremente pero las personas no, para fabricar muy barato en países donde se vive en la miseria, y vender caro en los países ricos. Así, no interesa acabar con la pobreza en el mundo a pesar de que sería técnicamente posible, y estas empresas mantienen sus beneficios (y los consumidores ricos unos precios económicos) a base de ignorar los costes ecológicos y sociales del proceso.

 

Cambiar esta situación requiere, como siempre decimos, una acción institucional de cambio de leyes y estrategias, y al mismo tiempo una individual. Los consumidores/as debemos, si queremos que esto cambie, utilizar nuestro poder de elección para enterarnos de dónde y cómo se fabrica lo que nos venden, y adquirir preferiblemente productos cercanos, creados teniendo en cuenta la conservación del medio ambiente y el respeto a las personas. También debemos procurar evitar intermediarios que encarecen los precios y a menudo consiguen un poder desproporcionado de control de la cadena de producción.

Consumir productos locales

Para saber m√°s:
http://decreteca.org/es/content/la-historia-de-las-cosas
https://www.youtube.com/watch?v=mF9JhfzdHuU (La historia de las soluciones)
http://www.carrodecombate.com/2014/01/08/el-consumo-crtico-como-accin-poltica/
http://www.horticulturablog.com/2013/03/porque-comer-alimentos-frescos-y-locales.html

 

Ahora mismo:
– Mirar el etiquetado de los productos y elegir los fabricados m√°s cerca de ti.
– Ir a comprar al peque√Īo comercio local en vez de grandes cadenas de supermercados.
– Buscar sellos que garanticen que se cumplen algunas condiciones m√≠nimas de respeto al medio ambiente (madera FSC, at√ļn MSC, agricultura ecol√≥gica…). Atenci√≥n, inform√°ndose del significado de los sellos para distinguir los simples reclamos publicitarios “verdes” de los avalados por organismos independientes con criterios interesantes.

 

Poco a poco:
– Comentar con familiares o amigos el origen y condiciones de los productos que se adquieren.
–¬†Apuntarse a un grupo de consumo¬†o juntarse con gente y montar uno, donde se organice la compra colaborativa y colectiva contactando directamente a productores/as locales, para as√≠ hacerla m√°s f√°cil y barata.

 

A fondo:
– Crear tus propios productos: tener un huerto urbano, fabricar jab√≥n con aceite usado…
РDescubrir la permacultura y otros métodos de producción integrados con el medio ambiente.

Posted on Mayo 18, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatanNo Comments »

Decrecimiento es lo que ocurre cuando nos damos cuenta de que el ser humano no necesita seguir acumulando siempre m√°s y m√°s bienes. Por supuesto, cuando no tenemos nada necesitamos algo para vivir; pero cuando ya tenemos algo, un d√≠a nos damos cuenta de que tener “el doble de algo” ya no es tan importante, no es que no estar√≠a bien, pero a lo mejor es que hay otras cosas m√°s prioritarias, como mejorar el con qui√©n estamos o qu√© somos, m√°s que el qu√© tenemos.

 

Esto viene a decir dos cosas: una que el Decrecimiento puede no ser un sacrificio, sino realmente una mejora. Y otra, que además de los grandes cambios institucionales y sociales que hay que emprender, cambiar el pensamiento individual es una pieza fundamental. Y para cambiar el pensamiento, lo mejor es la acción práctica.

Decrecimiento

Con estos antecedentes, os presentamos la nueva idea que hemos lanzado en Decrece Madrid:

 

La pr√°ctica decrecentista del mes

 

La pr√°ctica, que podr√©is ir siguiendo con el enlace de aqu√≠ arriba,¬†ir√° proponiendo, mes a mes, peque√Īas o grandes ideas, que pueden ser puestas en pr√°ctica ya mismo, aqu√≠ y ahora, por cualquier persona, desde su casa, su trabajo y su modo de vida actual. Ideas que pueden ir transformando poco a poco nuestra vida a un estilo menos consumista, m√°s respetuoso con el medio ambiente, m√°s justo con el resto de la sociedad y m√°s abierto a las relaciones humanas sanas.

 

Las ideas ir√°n, cuando sea posible, agrupadas en tres niveles.

* Ahora mismo¬†son propuestas muy f√°ciles de llevar a cabo, dirigidas sobre todo a quienes nunca han sido “activistas” o que est√°n empezando. Quiz√° no tengan una efectividad muy grande, pero son un paso importante para darse cuenta de nuestro poder, que lo que hacemos en el d√≠a a d√≠a tiene un impacto en el mundo y no necesitamos esperar a que alguien nos salve, sino que la llave del cambio est√° en nuestras manos.
* Poco a poco es para quienes ya tienen la disposición a dedicar un poco más de esfuerzo o tiempo a las acciones que inician una transformación social profunda.
* A fondo¬†son ideas que implican reestructurar de forma importante la propia vida alrededor del cambio. Algunas ser√°n m√°s factibles, otras quiz√° no son aptas para todo el mundo, pero son se√Īales de hasta d√≥nde se puede llegar, y pueden ser m√°s f√°ciles en el futuro a medida que el nuevo modo de vivir se vaya difundiendo a cada vez m√°s gente.

 

Sin m√°s pre√°mbulos, os dejamos con la primera propuesta: