Posted on Mayo 1, 2014 in Derechos, Trabajo by natiNo Comments »

pagojusto2

Proyecci√≥n el d√≠a 7 de Mayo a las 20:00 de “Pago Justo” en la sala 1 izquierda, del patio maravillas.

Ejemplo de cine digno que nos habla de una página de la historia, de aquellos no tan lejanos tiempos en el que el mundo del trabajo todavía era capaz de protagonizar importantes luchas.
Transcurre en la segunda mitad del S. XX, 1968, donde 187 mujeres que trabajan en la f√°brica londinense de la compa√Ī√≠a automovil√≠stica ford organizan una de las huelgas m√°s largas y sonoras de la historia de Gran Breta√Īa. En una √©poca en la que la juventud obrera y universitaria consigui√≥ desbordar los aparatos burocr√°ticos existentes.
Estas mujeres pedían unas mejoras en su situación de trabajo. Pago justo con trato justo.
Con esta protesta, este grupo de mujeres, consiguen que se apruebe la Equal Pay Act (ley de igualdad de retribuciones) en Gran Breta√Īa, en el a√Īo 70.

Recomendable película, que pasará a los anales del cine feminista-proletario sobre el que se pueden extraer muchas lecciones. Magnífico final, con las imágenes de las verdaderas mujeres que protagonizaron esta lucha.

El Euro se resquebraja, la econom√≠a mundial, basada en la deuda, se enfrenta a un colapso inminente por riesgo de impago. Y es que la deuda con intereses: NO SE PUEDE PAGAR. Est√° hecha s√≥lo para acumular beneficios en la banca. Trabajar y utilizar los euros implica aceptar ese sistema que genera pobreza y desigualdad. Los ricos acumulan riqueza monetaria, se vuelven adictos a ganar m√°s dinero y a gastar m√°s dinero, pero eso no los hace m√°s felices. As√≠ lo confiesa Nate Hagens en un v√≠deo reci√©n traducido. Al acumularse el dinero en unos pocos bolsillos, el resto de las personas no lo pueden utilizar, pues cada vez hay menos dinero en circulaci√≥n. Tan s√≥lo unas pocas empresas, las m√°s grandes, pueden seguir ofreciendo servicios. Al final cada vez m√°s consumo se centra en estas grandes empresas, que contribuyen a que haya menos dinero en circulaci√≥n, menos empleos y m√°s pobreza. Al final, el dinero, cuya funci√≥n deber√≠a ser favorecer los intercambios entre las personas, deja de cumplir su funci√≥n. Y tenemos personas con necesidades insatisfechas, pero con capacidad de satisfacer las necesidades de otras personas. Y sin embargo, no pueden…

 

Sin embargo, hay personas que han decidido cambiar la situaci√≥n. Si no hay dinero… ¬°¬°¬°cre√©moslo!!! Unas 70 monedas sociales han florecido en Espa√Īa en estos √ļltimos a√Īos. Y hay m√°s proyectos que har√°n surgir m√°s monedas sociales en el futuro. Estas monedas est√°n permitiendo que las personas puedan ofrecer bienes y servicios a otras personas y satisfacer con ello sus necesidades. Est√°n reactivando la econom√≠a, s√≠, reactivando la econom√≠a, pero de forma local y amable con las personas y con el medio ambiente. Desde el decrecimiento, s√≠, desde el decrecimiento, se propone reactivar la econom√≠a, pero la econom√≠a local y solidaria. Esta econom√≠a no necesitar√° crecer hasta el infinito, sino que crecer√° hasta satisfacer las necesidades de la comunidad. Al carecer de econom√≠a especulativa y de intereses esta econom√≠a con moneda alternativa puede mantenerse estable durante mucho tiempo, sin necesidad de crecer para devolver pr√©stamos, y permitir a las personas satisfacerse unas a otras las necesidades b√°sicas.

 

 euro-en-llamas

Si todav√≠a no te ha quedado muy claro, en este documental te lo explican estupendamente. La moneda social no es s√≥lo algo que se proponga desde el decrecimiento, es algo que ya se est√° haciendo y est√° funcionando. El sistema de doble moneda no es algo estramb√≥tico, sino es defendido por gente como Bernard Lietaer, un co-arquitecto del euro, como ya explicamos en este blog. Es una manera de empoderarse de la econom√≠a, de tomar sus riendas y dirigirla hacia el bien com√ļn. Es reducir la escala de la econom√≠a y devolverla a las plazas, los huertos y las peque√Īas tiendas de barrio. Es convertir un monstruo devorador de bosques, mares y personas en un vecino m√°s de la comunidad, un lugar de encuentro donde entretejernos, encontrar apoyos y vivir una vida que merezca la pena ser vivida… un lugar donde amar y sentir el amor de la comunidad.

 

¬ŅTodav√≠a tienes miedo a salir del euro?

 

 

Es sencillo… La din√°mica de acumulaci√≥n de capital hace que, cuando hay crecimiento econ√≥mico, la principal v√≠ctima de esta din√°mica sea el medio ambiente del cual dependemos. Sin embargo, si no hay crecimiento econ√≥mico, la din√°mica de acumulaci√≥n de capital sigue su curso, y se alimenta de la sangre de las personas. Por poner, que durante esta crisis econ√≥mica (√©poca sin crecimiento) el n√ļmero de ricos y pobres ha aumentado de forma alarmante.

 

Por ello, no es suficiente con cruzarnos de brazos porque ya sabemos que la economía de Europa no va a volver a crecer. Dos razones:

– el nivel de consumo de recursos es suficiente como para que, aunque no crezca, sigamos sobreexplotando los recursos.

– ahora el crecimiento se traslada a las desigualdades entre las personas.

 

Frente a esta din√°mica de acumulaci√≥n de capital, que se dirige mediante recortes sociales, privatizaciones… las personas est√°n empoder√°ndose desde la sencillez. En Grecia, varios grupos de personas est√°n iniciando proyectos de sostenibilidad social y ecol√≥gica. Sus vidas han mejorado notablemente en muchos aspectos. En Espa√Īa, la situaci√≥n es incluso m√°s halag√ľe√Īa. Tanto, que la plataforma rural ha organizado en Amayuelas un encuentro de j√≥venes para un mundo rural vivo. En paralelo, se celebraba el 5¬ļ encuentro de pobladores rurales en Guadalajara.

 

Al menos, el encuentro de Amayuelas fue un √©xito en cuanto a n√ļmero y calidad de asistentes. All√≠ se expresaron dificultades que hay al empezar, ventajas de los proyectos que ya han empezado y soluciones, muchas soluciones para caminar hacia la soberan√≠a alimentaria. Trabajando en agroecol√≥gico trabajas menos y ganas lo mismo: bajas la escala de producci√≥n (menos tiempo de trabajo) y bajas la escala de distribuci√≥n (m√°s beneficio por cada producto).

aldeas-abandonadas

Adem√°s, un equipo de especialistas de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha desarrollado un proyecto que har√≠a viable la recuperaci√≥n y ocupaci√≥n de las 1.300 aldeas gallegas abandonadas, el 40 por ciento de las que est√°n en esta situaci√≥n en Espa√Īa.

 

Es la historia de cada d√≠a: un sistema incapaz de crecer extrae la riqueza de las clases medias y bajas, que se autoorganizan para protegerse mutuamente y evitar esa sangr√≠a de recursos. Conclusi√≥n: la calidad de vida mejora en colectivo, cooperando. Son los tiempos que nos ha tocado vivir. Y si la vida te da limones… haremos la mejor limonada que jam√°s se haya imaginado…

Posted on Abril 25, 2013 in Activismo, Consumo Responsable, Econom√≠a, Ideas, Trabajo by mikiNo Comments »

En un momento en el que parece que parte de la poblaci√≥n ha perdido su fe en la solidaridad colectiva, en el tejido social, en la horizontalidad… como formas de protegernos frente a una violencia sist√©mica, la PAH llega hasta el parlamento europeo, despu√©s de la negativa del gobierno a aprobar la ILP.

 

Otro ejemplo m√°s peque√Īito lo tenemos en un mercadillo que no saldr√° en los medios de comunicaci√≥n, pero que est√° movilizando la solidaridad de las personas m√°s all√° de amigas y familiares. El acoso comercial que Ikea ejerce sobre el peque√Īo comercio de barrio tiene sus consecuencias. Su modelo de consumo de usar y tirar muebles de mala calidad devasta el medio ambiente y arrasa tambi√©n con el tejido social de barrio. Es decir, que mientras Ikea (s√≠, les se√Īalamos) incrementa sus beneficios con la crisis, cientos de tiendas de muebles han de cerrar…

A-Muéblate

Es el caso de una tienda en el Paseo de las Delicias, 103. Este fin de semana ser√° su √ļltimo fin de semana m√°s. Una tienda m√°s cerrada, varias personas m√°s en el paro, varias familias m√°s sufriendo la violencia del sistema. Sin derrotismos y moviendo cielo y tierra han organizado este fin de semana un mercadillo. Pero no ser√° un mercadillo cualquiera donde podr√©is encontrar muebles de excelente calidad a un precio espectacular… ser√° adem√°s un mercadillo lleno de actividades, donde podr√©is vivir la respuesta solidaria que se da frente a la violencia del sistema.

 

DecreceMadrid estar√° all√≠, hablando precisamente de esto… ser√° este viernes a las 19:00, en la misma tienda. Respuestas colectivas a problemas globales… Para m√°s informaci√≥n preguntad a mar o consultad el evento en el caralibro.

Porque se puede crear riqueza con el trabajo, desde cero, inventando una realidad a nuestra medida, sin pedir permiso, sin depender de leyes ni decisiones parlamentarias…

Este s√°bado se presenta la Red de Colectivos Autogestionados (RCA) en¬†ESLA EKO. C/ √Ānade ,10 Oporto. Empieza a las 12:00 y acabar√°… quiz√°s 12 horas despu√©s… y habr√° de todo, muy recomendable. El futuro se acerca…

Posted on Noviembre 13, 2012 in Activismo, Derechos, Econom√≠a, General, Pol√≠tica, Trabajo, Vivienda by mikiNo Comments »

Ma√Īana, donde reside la soberan√≠a, es decir, el pueblo, parar√° el pa√≠s para manifestar su desacuerdo con la gesti√≥n irresponsable y cruel que est√°n haciendo los mercados a trav√©s de nuestros pol√≠ticos. Como el problema es global, la respuesta ha de ser global. Por ello, ma√Īana, los pueblos m√°s oprimidos por la cara B del capitalismo. Ahora el bienestar de otros se basa en nuestro malestar. Si piensas que esta situaci√≥n no es justa ni necesaria, ma√Īana te esperan las calles…

 

 

…con diversas convocatorias!!! Y DecreceMadrid estaremos donde tenemos que estar: donde reside la soberan√≠a popular.

¬ŅSabes lo que comes y de d√≥nde viene? ¬ŅPor qu√© una hamburguesa puede ser m√°s barata que un br√≥coli? ¬ŅPor qu√© los transg√©nicos han prosperado tanto en EEUU a pesar del gran endeudamiento al que se someten los productores? ¬ŅC√≥mo es que en un momento en el que sobran alimentos hay m√°s gente que pasa hambre? ¬ŅC√≥mo es que un, en teor√≠a, sistema de libre mercado como es el de EEUU subvenciona la producci√≥n de ma√≠z de una forma tan masiva? ¬ŅQu√© se hace con tanto ma√≠z? ¬ŅCoca-cola? ¬ŅPilas? Y ahora… biodiesel…

 

 

El documental Food Inc. sali√≥ hace unos a√Īos (2009) y muestra c√≥mo las grandes compa√Ī√≠as del agronegocio quieren alimentar al mundo: con prisa, precariedad, contaminaci√≥n y mala calidad. Aunque se echa de menos una mayor profundizaci√≥n en la agricultura post-petr√≥leo, el documental habla por s√≠ solo, es ilustrativo y… ah, que habla por s√≠ solo… pues aqu√≠ esta.

Negarse a que te controlen tu estado de √°nimo es el primer paso para la libertad de pensamiento… Por eso, para echar una sonrisa o comentar con nuestras amistades qu√© es eso del decrecimiento… he aqu√≠ un v√≠deo magn√≠fico.

Aunque sobran las palabras se puede ver c√≥mo varias personas viven pl√°cidamente, rodeados de recursos… hasta que empieza la escalada ¬Ņpor qu√©? porque quieren estar sentados m√°s altos que el pr√≥jimo y COMPITEN por ello. Entonces, el estado de permanente sensaci√≥n de escasez (siempre me hace falta m√°s) desarrolla toda una industria extractiva, con muuuuchos puestos de trabajo extenuantes, erigiendo enormes torres (el desarrollo) y deteriorando el medio ambiente. El final no tiene desperdicio… y habla por s√≠ solo.

 

Tanto el decrecimiento como el sumak kawsai ensalzan las virtudes de las primeras im√°genes: la sensaci√≥n de abundancia y satisfacci√≥n utilizando pocos recursos… abundancia de tiempo, satisfacci√≥n de necesidades b√°sicas… ahora pulsar <<FF>> o <<REW>> depende de ti.

 

 

Vivimos tiempos oscuros… ¬Ņvivimos tiempos oscuros? La Delegada del Gobierno blinda Madrid para preparar su regalo especial a la poblaci√≥n madrile√Īa. Se queja de que ha pedido varias veces un interlocutor del 15M para hablar con √©l, a pesar de que el mensaje es bien claro y bien heterog√©neo. No saben c√≥mo manejar esto, y lo √ļnico que se les ocurre es concentrar en Madrid la mayor parte de los antidisturbios de que disponen, en Madrid… a pesar de que el 15M hace ya casi un a√Īo que baj√≥ a los barrios y pueblos de toda la geograf√≠a espa√Īola e incluso en otros pa√≠ses y a pesar de que el 15M volver√° a tomar las principales plazas en m√°s de 1500 ciudades en todo el mundo. Intentan dar golpes al agua, agarrarla, pero hay algo que se le escapa, algo que no entienden… “la cosa no va con ellos, porque ellos no quieren ir con la cosa”.

 

Mientras ahorran unas decenas de millones de euros por aqu√≠ en sanidad y otro tanto en educaci√≥n, y otro tanto en investigaci√≥n… no les tiembla el pulso a la hora de dejarse la friolera cantidad de 33.000 millones de euros (unas 300 veces m√°s que cualquier ahorro en recortes) para “rescatar” a Bankia. Y es que mientras personas que reciben sueldos escandalosamente altos no saben c√≥mo manejar la econom√≠a, ni repartir el empleo, ni alcanzar mayor justicia social… mientras que achican agua sin tapar los agujeros… ha tenido que ser la poblaci√≥n la que haya tomado las riendas del asunto, creando redes de apoyo mutuo, bancos de tiempo, grupos de consumo, cooperativas, monedas sociales… iniciativas que poco a poco han ido configurando diversas econom√≠as alternativas basadas en la confianza, en la cooperaci√≥n, en la compartici√≥n, en la cercan√≠a, en lo real… y eso, precisamente, es lo que celebramos, la revoluci√≥n: pens√°bamos que ten√≠amos que exigir al gobierno que tomara medidas… y las acabamos tomando nosotras… y es que “dorm√≠amos, despertamos”.

 

Entre los d√≠as 12 y 15 de mayo, diversas iniciativas, asambleas y festejos tendr√°n lugar en el peque√Īo pueblo llamado Madrid. As√≠ que te recomendamos que te pilles, si puedes, alg√ļn d√≠a libre… ¬°¬°y te vayas de puente a Sol!! El 15 de mayo, San Isidro se revuelve en su tumba y se indigna. El domingo Madrid defiende la tierra, se vuelve m√°s consciente de los problemas que la degradan y expone las soluciones que se est√°n gestando… all√≠ estaremos exponiendo, como un colectivo m√°s, nuestro proyecto que, aunque afortunadamente sobrepasado por las diversas iniciativas populares de barrios y pueblos, sigue en pie y cada d√≠a con m√°s ilusi√≥n… Ser√° un buen momento para conocernos, unirte, proponernos algo o preguntarnos lo que quieras, y seguir construyendo decrecimiento, viviendo mejor con menos, experimentando el v√©rtigo de la creaci√≥n de un futuro que est√© en nuestras manos… porque podemos: no es s√≥lo un deseo, es ya un hecho.

Posted on Marzo 29, 2012 in Activismo, Derechos, Econom√≠a, General, Ideas, Pol√≠tica, Trabajo by hirunatan1 Comment »

Este art√≠culo es una aportaci√≥n personal m√≠a, que he publicado en mi blog particular, pero copio aqu√≠ ante la petici√≥n de mis compa√Īeros de Decrece Madrid. El motivo es que, ante la pr√≥xima convocatoria de Huelga General y todo lo que est√° pasando, quisiera contribuir con mi granito (o granote, por lo largo) de arena. Mi opini√≥n es que esta reforma laboral a la que nos enfrentamos no se puede comprender si no se conoce bien el contexto, y ah√≠ es donde ofrezco mi aportaci√≥n.

 

Antes de empezar, quiero que conste que yo no soy economista ni de lejos. Soy simplemente alguien a quien le gusta leer y pensar, pensar y m√°s pensar, y esto es el resultado de lo le√≠do y pensado. Quiz√° sea un poco osado escribir en este modo, pero quisiera poder compensarlo mediante el “crowdsourcing”. Es decir, si cualquiera entre quienes lean esto cree que contiene errores, distorsiones o fallos, bienvenidas sean las propuestas, si me convenc√©is puedo cambiar cualquiera de estos puntos. ¬°Pero me ten√©is que convencer!

 

 

Antecedentes

En los primeros a√Īos de la crisis escrib√≠ un art√≠culo que resumo aqu√≠, sobre el modelo capitalista como origen de la crisis financiera, una de las crisis globales que tenemos en este momento.

 

Simplificando a lo bestia, el modelo económico capitalista liberal funciona así: alguien tiene dinero extra; lo usa para comprar medios de producción; pone a gente a trabajar en ellos y con su venta menos los salarios obtiene un beneficio. Así el que tiene dinero acaba teniendo más, el que no, sigue sin tenerlo pero al menos puede comprar los bienes mientras trabaje, y el que no trabaja ni tiene capital ni ha ahorrado se muere.

 

El problema es que la producción real lleva estancada desde hace varias décadas, por un doble techo ecológico y social. Y esto es terrible, porque para que todo se mantenga, la producción no sólo no se puede parar, sino que debe aumentar siempre para compensar el reparto cada vez más desigual del dinero, y los avances tecnológicos que permiten producir más con el mismo trabajo.

 

Por ello, para seguir creciendo, el capitalismo tuvo que pasar a basar su crecimiento en la deuda y la especulación. Es decir, a tomar dinero prestado del futuro o directamente a inventarlo de la nada. El problema de este dinero ficticio es que es frágil y de vez en cuando explota y se volatiliza, dejando atrás burbujas reventadas.

 

Cuando explot√≥ la √ļltima en el 2007, de proporciones planetarias, los gobiernos, aplicando nuevamente el conocido principio de¬†“privatizaci√≥n de los beneficios y socializaci√≥n de las p√©rdidas”, corrieron al rescate de los bancos, con cargo a los presupuestos del Estado, a base de aumentar su deuda p√ļblica. Con lo que¬†los superejecutivos responsables directos del desastre¬†fueron premiados con monta√Īas absurdas de dinero, mientras que los ciudadanos acabaron comprometidos, sin comerlo ni beberlo, a devolver con su trabajo futuro el dinero que los famosos “ninjas” deb√≠an a los bancos.

 

Esto no es sólo una cuestión de cara durísima y codicia sin límites (que también), sino que es una consecuencia de cómo funciona el sistema. Los políticos no tenían muchas otras opciones, porque los bancos y su deuda son los que sujetan el sistema, si ellos quiebran, se hunde todo el tinglado y desaparece el 90% del dinero existente (cosa que no van a permitir que ocurra, claro).

 

La cosa es que algunos países aguantaron el embite, los que tenían economías más fuertes, y otros no.

 

¬ŅY Espa√Īa, qu√© tal?

Pues mal, ya sabemos. El reemplazar la agricultura, la industria y el I+D por la especulaci√≥n con el ladrillo funcion√≥ bien durante la burbuja, pero al reventar √©sta, ¬Ņqu√© pas√≥? Que la producci√≥n econ√≥mica cay√≥ en picado, y con ella los ingresos del Estado v√≠a impuestos.Si a esto se le suma el dinero del rescate a los bancos, tenemos el origen del peligroso d√©ficit que amenaza con hacer que el Estado no pueda devolver su deuda contra√≠da. Estos son los dos desencadenantes principales del problema de d√©ficit actual, junto con la corrupci√≥n, el despilfarro y el fraude fiscal, que no han cambiado desde antes de la crisis, pero no dejan de ser una sangr√≠a, estando Espa√Īa en las posiciones m√°s altas de los pa√≠ses de nuestro entorno. No as√≠ en los cap√≠tulos de protecci√≥n social, inversi√≥n en educaci√≥n e investigaci√≥n, sanidad y dem√°s gasto p√ļblico, en los que estamos por debajo de la media de Europa.

 

Sin embargo, las medidas que proponen los gobiernos del PPSOE son, b√°sicamente:

 

  • Subidas de impuestos limitadas, err√°ticas y con poco criterio.
  • Recorte de gasto p√ļblico: protecci√≥n social, educaci√≥n, investigaci√≥n, sanidad, etc.
  • Reforma del mercado laboral en la l√≠nea de facilitar el despido, reducir los salarios y desmontar los convenios y protecciones a los trabajadores.

 

Prácticamente nada de lucha contra la corrupción y el fraude, de que los bancos asuman sus propias pérdidas, de ayudar a las personas afectadas más gravemente por la crisis o de revisar los impuestos para hacerlos más progresivos. Y en lo que respecta a la reactivación de la economía, sigo contando más abajo.

 

¬ŅCu√°les son los motivos de esta estrategia?

 

a) La inviolabilidad de los bancos, por lo que contaba m√°s arriba.

b) La corrupción política, endémicamente hispana, que impide luchar contra el fraude y el derroche.

c) La ideología liberal, que nos viene de fuera, y que comento ahora.

 

¬ŅCu√°l es la propuesta liberal contra la crisis?

En el siglo XIX y principios del XX la terrible desigualdad entre patronos y obreros se tradujo en una serie de duras luchas sociales, que acabaron produciendo un sistema de protecci√≥n al trabajador. Este sistema se basa en el principio de que la negociaci√≥n entre empleado y empleador es asim√©trica: el due√Īo del capital tiene habitualmente m√°s medios y m√°s recursos, lo que le proporciona un poder superior (mayor cuanto m√°s grande sea la empresa). En consecuencia, se establecen una serie de l√≠mites legales, de blindajes y protecciones al trabajador por parte del Estado.

 

Los liberales critican este sistema por los siguientes motivos:

 

  • En el fondo, es un sistema de discriminaci√≥n positiva, y como tal, tiende a generar “injusticias” de sentido inverso, beneficiar a personas no porque se lo “merezcan”, sino por cumplimiento de cuotas y escalas. Esto es m√°s importante en empresas peque√Īas y medianas.
  • En un contexto de ca√≠da de la demanda de productos, mantiene artificialmente puestos de trabajo poco rentables, lo cual hace que el sistema sea menos eficiente.

 

Y lo interesante es que estas cr√≠ticas tienen mucho fundamento, la cuesti√≥n es que por resolver un problema se crea otro, con lo cual hay que tener muy en cuenta estas objeciones al sistema de protecci√≥n social, porque son la clave del bloqueo. Proteger los derechos de los trabajadores a base de estructuras burocr√°ticas institucionalizadas no es la mejor manera, puesto que presenta muchos inconvenientes.Lo malo es que la propuesta liberal para salir de ah√≠ tampoco sirve. La receta es, resumiendo mucho, suprimir las regulaciones y protecciones estatales y permitir que empresarios y trabajadores negocien su protecci√≥n “libremente”, en base a las leyes de la oferta y la demanda en el mercado laboral. La teor√≠a es que la “mano invisible” har√° que cada cosa se ponga en su sitio y cada persona reciba lo que le corresponda de forma m√°s justa y eficiente.

 

El problema principal, que comparten tanto el liberalismo como la socialdemocracia, es que se contin√ļa ignorando tenazmente el doble techo del crecimiento, y se apuesta por seguir estimulando a la econom√≠a para mantener el empleo. En el siglo XX, el crecimiento hizo aumentar la riqueza general, y las luchas sociales ayudaron a repartirla, con lo que la prosperidad general aument√≥ durante casi un siglo. Pero al llegar el estancamiento, el reparto se detuvo y la riqueza volvi√≥ a concentrarse en pocas manos.Adem√°s est√° el hecho de que la corrupci√≥n y el poder generado por dicha concentraci√≥n tambi√©n distorsionan el mercado, haciendo que los m√°s ricos hagan su ley a gusto, manteniendo monopolios y oligopolios, aranceles, leyes del embudo variadas y todo tipo de violaciones de la teor√≠a liberal. Pero bueno, supongamos que se consiguiera promover la libre informaci√≥n, la educaci√≥n de las personas, la limitaci√≥n de monopolios y dem√°s cualidades del mercado libre. ¬ŅQu√© pasar√≠a? Pues que el techo de producci√≥n, y la deriva subsiguiente hacia la especulaci√≥n hacen que la demanda de mano de obra se reduzca. Si no hay trabajo para todos, el valor de mercado de la mano de obra tiende a cero, y como √©sto no es una cuesti√≥n coyuntural, sino sist√©mica, los trabajadores se quedan sin recursos para negociar sus condiciones.

 

En la práctica, las medidas liberales se traducen en tres vías:

 

a) Reducir impuestos, desregular y dar todo tipo de facilidades al capital. Lo cual encanta al capital especulativo, que crece y crece sin ning√ļn impacto social positivo, aumentando m√°s a√ļn la concentraci√≥n de riqueza.

b) Invertir en industria, educaci√≥n e investigaci√≥n, modernamente con un toque “ecol√≥gico” (lo que ahora se llama “crecimiento sostenible”). Esto en Espa√Īa han decidido que no lo van a hacer, supongo que por que es algo que habr√≠a que haber hecho antes; ahora en medio de la crisis, es dif√≠cil afrontar medidas a medio-largo plazo como √©stas. Adem√°s, el techo ecol√≥gico impide que todos los pa√≠ses se puedan desarrollar hacia el modelo consumista, debe haber algunos subdesarrollados para que otros puedan estar saturados.

c) Crear mano de obra barata. Si no podemos competir en calidad, hacerlo en precio: abaratar el “coste” de los trabajadores, reduciendo lo m√°s posible sus salarios y protecciones, y compensar la ca√≠da subsiguiente de la demanda interna, con la exportaci√≥n hacia pa√≠ses m√°s ricos. Es decir, el modelo tercermundista, hacia el que se dirige Espa√Īa mientras que otros como China aspiran a crecer. Una t√©cnica ya ensayada durante muchos a√Īos en Sudam√©rica y otros lugares del mundo.

 

El resultado es que el mercado pasa a componerse de a) una √©lite de trabajadores especializados, altamente demandados y saturados de trabajo b) una gran masa de obreros no cualificados, en condiciones precarias c) otra masa de excluidos, que impiden luchar a los obreros del b) por miedo a acabar en c), pero causantes de des√≥rdenes, inestabilidad y conflictos. Conflictos que no preocupan demasiado a nuestros dirigentes, si tienen algo de raz√≥n escritoras como Naomi Klein o Susan George.Y lo m√°s “gracioso” es que la aparente alternativa, que son las medidas proteccionistas de la socialdemocracia, tambi√©n est√°n pasadas y se ha comprobado que tampoco son la soluci√≥n. Desmontar el Estado del Bienestar no nos har√° salir del hoyo. ¬°Pero mantenerlo tampoco!

 

¬ŅY entonces, qu√© hacemos?

Ante todo, oponernos a las propuestas actuales. Para empezar, nuestros gobiernos no est√°n luchando en absoluto contra la corrupci√≥n ni contra la concentraci√≥n del poder del capital. Por otro lado, incluso las medidas que parecen aparentemente m√°s sensatas y de sentido com√ļn, tampoco funcionan. Y finalmente, siguen ignorando como el capit√°n del Titanic las otras crisis que nos amenazan: la social, la ambiental y el inminente pico del petr√≥leo.As√≠ que es muy importante apoyar la Huelga General y todo tipo de movilizaciones, pero distanci√°ndose de los sindicatos mayoritarios, que s√≥lo aspiran en el mejor de los casos a mantener el sistema proteccionista¬†y desarrollista¬†actual, con todos sus defectos.

 

Y al mismo tiempo, hay que buscar con urgencia un modelo econ√≥mico diferente. El n√ļcleo del problema est√° en la asimetr√≠a b√°sica capital/trabajo, que es la causa de las luchas de poder y todos los problemas mencionados.Necesitamos otra forma de repartir la riqueza que no dependa del crecimiento permanente. Desde el #15m se est√° proponiendo un modelo basado en cooperativas y redes de consumidores, m√°s que en empresas, donde las personas se sientan soberanas, due√Īas de su propio trabajo y de los beneficios que √©ste aporta. Y¬†con un sistema de protecci√≥n social colectivo, basado en la solidaridad, medidas revolucionarias como la renta b√°sica y redes horizontales entre iguales, en vez de las jerarqu√≠as piramidales de poder. Al repartir mejor la riqueza y el trabajo no ser√° necesario consumir compulsivamente, y se podr√°n cumplir las viejas demandas de los movimientos ecologistas y las propuestas de simplicidad voluntaria y mejora de calidad de vida del decrecimiento.

 

O quizá sean otros enfoques los que prosperen, hay muchísimo por pensar y construir, pero en todo caso será algo que surja de la movilización popular, puesto que nuestros dirigentes tienen ya muy claro el modelo que proponen y no tienen la menor intención de cambiar. Lo cual debemos tener muy claro hacia dónde nos conduce.

P√°gina siguiente »