Es sencillo… La din√°mica de acumulaci√≥n de capital hace que, cuando hay crecimiento econ√≥mico, la principal v√≠ctima de esta din√°mica sea el medio ambiente del cual dependemos. Sin embargo, si no hay crecimiento econ√≥mico, la din√°mica de acumulaci√≥n de capital sigue su curso, y se alimenta de la sangre de las personas. Por poner, que durante esta crisis econ√≥mica (√©poca sin crecimiento) el n√ļmero de ricos y pobres ha aumentado de forma alarmante.

 

Por ello, no es suficiente con cruzarnos de brazos porque ya sabemos que la economía de Europa no va a volver a crecer. Dos razones:

– el nivel de consumo de recursos es suficiente como para que, aunque no crezca, sigamos sobreexplotando los recursos.

– ahora el crecimiento se traslada a las desigualdades entre las personas.

 

Frente a esta din√°mica de acumulaci√≥n de capital, que se dirige mediante recortes sociales, privatizaciones… las personas est√°n empoder√°ndose desde la sencillez. En Grecia, varios grupos de personas est√°n iniciando proyectos de sostenibilidad social y ecol√≥gica. Sus vidas han mejorado notablemente en muchos aspectos. En Espa√Īa, la situaci√≥n es incluso m√°s halag√ľe√Īa. Tanto, que la plataforma rural ha organizado en Amayuelas un encuentro de j√≥venes para un mundo rural vivo. En paralelo, se celebraba el 5¬ļ encuentro de pobladores rurales en Guadalajara.

 

Al menos, el encuentro de Amayuelas fue un √©xito en cuanto a n√ļmero y calidad de asistentes. All√≠ se expresaron dificultades que hay al empezar, ventajas de los proyectos que ya han empezado y soluciones, muchas soluciones para caminar hacia la soberan√≠a alimentaria. Trabajando en agroecol√≥gico trabajas menos y ganas lo mismo: bajas la escala de producci√≥n (menos tiempo de trabajo) y bajas la escala de distribuci√≥n (m√°s beneficio por cada producto).

aldeas-abandonadas

Adem√°s, un equipo de especialistas de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha desarrollado un proyecto que har√≠a viable la recuperaci√≥n y ocupaci√≥n de las 1.300 aldeas gallegas abandonadas, el 40 por ciento de las que est√°n en esta situaci√≥n en Espa√Īa.

 

Es la historia de cada d√≠a: un sistema incapaz de crecer extrae la riqueza de las clases medias y bajas, que se autoorganizan para protegerse mutuamente y evitar esa sangr√≠a de recursos. Conclusi√≥n: la calidad de vida mejora en colectivo, cooperando. Son los tiempos que nos ha tocado vivir. Y si la vida te da limones… haremos la mejor limonada que jam√°s se haya imaginado…

Posted on Noviembre 13, 2012 in Activismo, Derechos, Econom√≠a, General, Pol√≠tica, Trabajo, Vivienda by mikiNo Comments »

Ma√Īana, donde reside la soberan√≠a, es decir, el pueblo, parar√° el pa√≠s para manifestar su desacuerdo con la gesti√≥n irresponsable y cruel que est√°n haciendo los mercados a trav√©s de nuestros pol√≠ticos. Como el problema es global, la respuesta ha de ser global. Por ello, ma√Īana, los pueblos m√°s oprimidos por la cara B del capitalismo. Ahora el bienestar de otros se basa en nuestro malestar. Si piensas que esta situaci√≥n no es justa ni necesaria, ma√Īana te esperan las calles…

 

 

…con diversas convocatorias!!! Y DecreceMadrid estaremos donde tenemos que estar: donde reside la soberan√≠a popular.

Posted on Noviembre 10, 2012 in Activismo, Bancos, Decrecimiento, Derechos, General, Vivienda by mikiNo Comments »

Tras la marea verde, los recortes en sanidad y una inmensa respuesta popular en muchos sectores el embiste neoliberal sigue con orgullo y sin piedad, pasando por encima de quien sea, independientemente de lo indefenso que pueda estar.

 

Y es que tras tres suicidios debido a tres desahucios, ya no hay pelos en la lengua en llamar a esto: terrorismo de Estado y de los banqueros. Y sin embargo los bancos siguen tan sobervios como siempre, al amparo de la ley injusta que ya ha sido criticada por algunos jueces.

 

La sanidad, por su parte, est√° revolucionada. Los encierros se contagian v√≠ricamente ante las privatizaciones, que est√°n basadas en la mentira de que la gesti√≥n privada es m√°s barata. Las protestas en √°mbitos de instituciones p√ļblicas se generalizan. El CSIC ha pasado de permitir o alentar bajo cuerda la represi√≥n ideol√≥gica de las voces cr√≠ticas a protestar de forma institucional. Incluso las revistas cient√≠ficas alertan repetidamente de los recortes en Espa√Īa. La sociedad se revela y la represi√≥n aumenta. Todo se sucede como ya sucedi√≥ en otros pa√≠ses anteriormente, espl√©ndidamente relatados por el documental la doctrina del Shock, tan de actualidad…

 

¬ŅPasar√≠an estos recortes en un mundo donde maximizar beneficios no guiara las pol√≠ticas econ√≥micas? Claramente no… cuando se siguen otras din√°micas ciertas pol√≠ticas (como las neoliberales) est√°n fuera de contexto. Est√° en nuestra mano cambiar esas l√≥gicas, al menos en parte, la parte que est√° en nuestra mano… que no es poca. Por lo tanto, aunque la huelga sea un instrumento de protesta contra los recortes que se apoya con diligencia desde los mivimientos sociales, no es la √ļnica ni la m√°s efectiva. Hay un mundo que se contruye en positivo, que cambia las din√°micas desde la base, sin pedir permiso (ni necesita hacerlo) a las autoridades incompetentes, que no recibe porrazos ni quema a las personas, sino que las alimenta, las interconecta y las empodera en mecanismos de toma de decisi√≥n m√°s horizontales, para decrecer en consumo de recursos y producci√≥n de residuos, para decrecer en injusticias sociales, laborales y medioambientales, para decrecer en aislamiento y ego√≠smo, para decrecer en infelicidad… un mundo que crece en las plazas, en las casas, en los centros sociales y se difunde por las redes sociales. Este mundo viene para quedarse, y sustituir al decr√©pito y viejo mundo que, aunque da crueles coletazos, est√° cayendo por su propio y desmesurado peso.

Posted on Noviembre 8, 2012 in Activismo, Derechos, Okupaci√≥n, Vivienda by mikiNo Comments »

Hoy han desalojado el Centro Social Okupado 16.0, un centro que hab√≠a venido a dar vida a un espacio muerto en la calle escorial 16, barrio de malasa√Īa. Por ello, os animamos a acudir a la concentraci√≥n ante este detestable desalojo, que intenta poner fin a un proyecto hecho por las personas y para las personas. Nuevamente las autoridades funcionan a la medida de los mercados…

 

Pero esto es s√≥lo el principio… ¬°un desalojo, otra okupaci√≥n!

Hemos vuelto del encuentro con ilusi√≥n, con humildad y con esperanza… tras ver lo que otros colectivos est√°n haciendo en sus territorios. En medio de este pesimismo generalizado donde la pobreza se est√° generalizando mientras el n√ļmero de ricos aumenta, donde los medios no paran de lanzarnos mensajes de cat√°strofe e impotencia y donde la calidad democr√°tica de nuestro sistema pol√≠tico ha pasado demasiadas l√≠neas rojas como para considerarse democracia, actuando con violencia econ√≥mica y policial contra las personas que sostienen este sistema… hemos visto c√≥mo el puma (moneda social en Sevilla) est√° generaliz√°ndose, c√≥mo se genera tejido social en torno a la agricultura en La Rioja, c√≥mo guerrillas ecologistas plantan lechugas en jardines p√ļblicos o c√≥mo movimientos sociales paralizan leyes injustas en el Pa√≠s Vasco… y eso s√≠ que son noticias, las noticias que deber√≠an dar los medios si quisieran salir de esta crisis (y de paso, de este sistema, que es el verdadero problema).

 

Y tras el buen sabor de boca que nos dej√≥ este segundo encuentro de colectivos de decrecimiento y transici√≥n en Vitoria, el destino nos ha hecho mirar hacia el pasado, un a√Īo… al primer encuentro que iniciamos desde DecreceMadrid en Zarzalejo. Este v√≠deo nos confirma que el decrecimiento (o la transici√≥n o como quiera llamarse) alimenta y se alimenta de un optimismo pr√°ctico, de un convencimiento y una experiencia de que podemos ser autores de una realidad diferente, mucho m√°s alag√ľe√Īa de la que nos presentan en los medios de desinformaci√≥n. El camino que iniciaron desde Zarzalejo en Transici√≥n ha dado, tan s√≥lo en un a√Īo, los primeros, abundantes y buenos frutos. Que este v√≠deo sea una llamada a la esperanza, no en que alguien lo har√° o en que todo ir√° mejor, sino en que, a pesar de tanta violencia ejercida contra las personas, hacer un mundo mejor es posible, est√° en nuestras manos, depende de nosotras. Que la experiencia del cambio sea una llamada a la acci√≥n. Ante la desesperanza nos alzamos con un grito de optimismo pr√°ctico que ha recorrido las calles durante estos d√≠as…

 

Desde DecreceMadrid y desde otros colectivos afines trabajamos para que estos ejemplos de viva realidad se multipliquen. As√≠ que si quieres crear y vivir lo posible, ¬°√ļnete!

Posted on Diciembre 19, 2011 in Consumo Responsable, Derechos, Econom√≠a, General, Ideas, Vivienda by mikiNo Comments »

Esta navidad…

 

Esta navidad nos har√°n creer que es una navidad cualquiera: luces de navidad, las mismas tiendas, m√°s mercadillos ocupando plazas, m√°s premios y pedreas en la loter√≠a… ¬Ņcrisis? No pasa nada, ¬°end√©udese! Cofidis ofrece un cr√©dito de 3000 euros para aquellas familias que lo est√°n pasando mal, para que estas Navidades sean inolvidables (sin duda, nos lo recordar√° el 24,5%TAE al tener que devolverlo). Lo siento, por mucho que lo intenten ayuntamientos y bancos, estas navidades… no van a ser unas navidades cualquiera. Y es que el “sue√Īo” narcotizante de una navidad envuelta en consumo, alegr√≠a y felicidad extrema se est√° viniendo abajo…

 

Esta navidad ser√° la primera navidad en la que m√°s gente habr√° tomado consciencia del poder de “los mercados”, de la necesidad de cambiar de sistema, del absurdo del consumismo atroz, del despilfarro… Gracias al 15M, el discurso general ha cambiado, y ya no es de extra√Īar oir frases como “los mercados dictan la pol√≠tica que nuestros gobiernos siguen”. Esta navidad, ser√° tambi√©n la √ļltima navidad que pasen muchas familias en sus actuales casas (ya que la mayor parte de las denuncias por impagos en la hipoteca todav√≠a no han llegado a la fase de ejecuci√≥n del desahucio, pero el a√Īo que viene s√≠). Esta navidad ser√° una navidad todav√≠a m√°s especial…

 

Los est√≠mulos al consumo son vitales para el crecimiento econ√≥mico (no as√≠ para la felicidad de las personas ni para la justicia social). Ante tanta navidad superficial e injusta, diversos movimientos sociales alzan la voz, algunos como veteranos anticonsumo, otros con nuevas voces. As√≠, en plena campa√Īa navide√Īa, el 28 de diciembre, la cabalgata del 15M se llenar√° de un contenido interesante, sin duda alguna, al que invitamos a participar.

 

Resulta llamativa la propuesta de C√°ritas, que aboga por vivir con sencillez. Dejando a un lado la cuesti√≥n de las creencias religiosas que mencionan en el punto 6 de su dec√°logo, que dar√≠a para mucho debate pero que entendemos que se puede tratar por separado, si nos fijamos en el resto de propuestas en s√≠, resultan muy interesantes. Merece la pena leer frases como: “La crisis econ√≥mica ha puesto al descubierto el callej√≥n sin salida al que nos est√° llevando este modelo econ√≥mico basado en el crecimiento sin l√≠mite. Los pa√≠ses y los ciudadanos estamos endeudados por encima de lo que producimos o ganamos. Los datos confirman que la f√≥rmula actual, basada en el crecimiento, no favorece a toda la humanidad sino s√≥lo a unos pocos: el 20% de la poblaci√≥n mundial posee el 90% de la riqueza que hay en el planeta, mientras m√°s de 4.000 millones de personas viven en estado de pobreza. Esta crisis tambi√©n ha puesto de manifiesto que el mundo vive por encima de sus posibilidades f√≠sicas. Estamos destruyendo el planeta a un ritmo sin precedentes y consumimos un 25% m√°s de los recursos que la Naturaleza produce anualmente‚ÄĚ.

 

 

Desde luego es un paso en la direcci√≥n correcta, y sorprende gratamente que una instituci√≥n de tanto calado dentro de la Iglesia Cat√≥lica se exprese en esos t√©rminos (sorpresa que no deber√≠a ser tanta desde el momento en que estas propuestas, en teor√≠a, est√°n muy en l√≠nea con la filosof√≠a de vida que se supone que transmite el cristianismo). En todo caso, todav√≠a quedan muchos por dar (esperamos que con tiempo los den): tanto en su discurso (como empezar a hablar de formas alternativas de organizaci√≥n colectiva y reivindicaciones pol√≠ticas de gran calado) como en su modus operandi (se hace necesario un debate interno sobre el voluntariado y la explotaci√≥n, as√≠ como hacer campa√Īas contra la actividad financiera y especulativa de la Iglesia cat√≥lica, o sus exhibiciones de lujo y ostentaci√≥n, eso para empezar).

 

Y es que la crisis aumenta la tensi√≥n entre grupos humanos que se encuentran dentro de jerarqu√≠as verticales, donde la acumulaci√≥n de poder y recursos deja a unos pocos opulentos y unos muchos explotados… y la Iglesia cat√≥lica no es una excepci√≥n (m√°s y cuando explotados por el sistema econ√≥mico o que sean conscientes de tal explotaci√≥n, los hay cat√≥licos y no cat√≥licos). Pero en fin, no deja de ser una campa√Īa rese√Īable por sus t√©rminos y valores expl√≠citos.

 

Os dejamos con dos recomendaciones sobre la navidad. Una, para el s√°bado por la noche: la noche tem√°tica, “Consumo desmedido“. Otra, para DR”Ya mismo”, sobre la violencia y c√≥mo responderla estas navidades, ambas muy recomendables. Parece que algo est√° cambiando, s√≠… quiz√°s alg√ļn d√≠a, qui√©n sabe, podamos decir, sin miedo a equivocarnos, eso de… Feliz Navidad.

Un n√ļcleo de personas hacen una serie de reuniones por v√≠a telem√°tica, sin ni siquiera verse las caras, y el proyecto cuya idea original naci√≥ del subgrupo de Medio Rural de Sol (grupo de trabajo de Medio Ambiente) va cogiendo cuerpo, va fraguando. El objetivo: realizar un encuentro de personas, denominado Rurales Enredados, interesadas en ‚Äúhacer vida‚ÄĚ en el medio rural, con el fin de crear red entre todas ellas. Conocerse, como un primer paso para plantearse, por qu√© no, apoyos, colaboraciones o incluso cooperativismos futuros.

El encuentro ha tenido un enorme √©xito de convocatoria, y es que cada vez somos m√°s las personas que consideramos que uno de los grandes frentes de lucha contra el capitalismo est√° en el campo, en volver a redise√Īar nuestra relaci√≥n con la tierra. Es evidente que una de las herramientas m√°s potentes del sistema es la industrializaci√≥n del sector primario, la denominada agroindustria. Y tambi√©n es evidente que las consecuencias de esta intromisi√≥n del esp√≠ritu del lucro en la tierra son desastrosas: despoblaci√≥n, sumisi√≥n a las metr√≥polis, destrucci√≥n por agotamiento de suelos rociados durante d√©cadas con sint√©ticos derivados del petr√≥leo, ataque contra¬† formas de vida que tend√≠an y tienden a la autosuficiencia, escapando de las imposiciones de ‚Äúlos mercados‚ÄĚ en nuestras vidas, aumento de enfermedades relacionadas con la alimentaci√≥n, crecimiento de la pobreza en el planeta, movimientos masivos de poblaciones abocadas a la exclusi√≥n social, despose√≠das de sus tierra. Y as√≠ podr√≠amos estar‚Ķ

¬ŅEn el encuentro? Rostros esperados, algunas sorpresas agradables y, sobre todo,¬† mucha gente animada. Gente que ya inici√≥ su andadura en el campo y urbanitas que desean engrosar las filas de los llamados neorrurales. Gente de campo de toda la vida y gente que no se plantea abandonar la urbe‚Ķpero todos y todas dando una sensaci√≥n global de buscar objetivos comunes.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Los promotores del encuentro han hecho un gran trabajo. Las din√°micas escogidas multiplicaban la riqueza de ideas, los talleres del programa han tenido mucho √©xito (bioconstrucci√≥n, talla en madera‚Ķ), las charlas han sido interesantes (sobre ganader√≠a, la okupa rurbana catalana Can Masdeu‚ÄĚ, escuela libre, decrecimiento‚Ķ). Se han echado de menos debates como el de la cuesti√≥n de g√©nero en el medio rural, clave para cualquier acci√≥n totalmente transformadora. Y quiz√° ha habido asistentes que han considerado exagerado el papel preponderante de lo espiritual y m√≠stico (en vez de ‚ÄúUniversal y la Energ√≠a‚ÄĚ) dentro del programa. Talleres de Reiki, flores de Bach, sexo t√°ntrico, yoga metam√≥rfico‚Ķun 40 por ciento de las actividades m√°s o menos.

¬ŅLa sensaci√≥n general? Variada y positiva: de creaci√≥n de sinergias, de un deseo sincero de conocerse, de acercarse, de ense√Īar y aprender‚Ķante todo, la de que esto hac√≠a mucha falta. Unos d√≠as muy motivadores, tanto para los que rumiamos la idea del √©xodo ciudad-campo, como para los que estamos entregados en crear estrechos v√≠nculos campo-ciudad, que hagan la vida en el campo econ√≥micamente viable y la vida en la ciudad un poco m√°s aut√©ntica, un poco mejor.

Es una l√°stima que las personas que creen que ‚Äúel 15M est√° muerto‚ÄĚ no se personen en estos eventos. Ser√≠a un argumento de peso para contraponer a ese pesimismo relajante en el que prefieren vivir, ese que dice: ‚Äúpero si no hay nada que hacer‚ÄĚ.

Vengo del encuentro y os respondo: ‚Äúno puedes estar m√°s equivocado. Lo que hay es mucho que hacer‚ÄĚ.

Ra√ļl (y¬† pinceladas de Jose y de miki)

Posted on Diciembre 6, 2011 in Activismo, Bancos, Derechos, Okupaci√≥n, Vivienda by mikiNo Comments »

Un desalojo por aqu√≠, una okupaci√≥n por all√°… Madrid hierve. Los pol√≠ticos parece que prefieren que un edificio est√© vac√≠o y familias enteras en la calle, en pleno invierno, por lo que mandan a los polic√≠as a desalojar a diestro y siniestro. Sonado ha sido el desalojo del Hotel Madrid, algo menos el que la polic√≠a municipal llev√≥ a cabo violentamente en el Mercado de San Blas (tanto que ya han sido denunciados).

 

Total, que un desalojo (o varios), y una okupación, hoy en la calle Tres peces 25. La cosa está que arde (no literalmente, claro) y, tras la manifestación de ayer, hoy hay una nueva cita, esta vez a las 20:00 en Tirso de Molina.

 

El capitalismo ha llevado a una crisis, cada vez m√°s profunda, de vivienda. El n√ļmero de desalojos es asombroso, y cada vez hay m√°s gente que se las tiene que apa√Īar como puede. La okupaci√≥n, en general, se plantea como una de las posibles soluciones, y el debate empieza a llegar a la opini√≥n p√ļblica. Tambi√©n empiezan a experimentarse nuevos modelos de okupaci√≥n, con gente que jam√°s se hab√≠a planteado okupar. En el contexto de esta inhumana falta de respeto por el derecho a la vivienda de las personas, es preferible no terminar esta entrada con un llamamiento a la acci√≥n desde la rabia o la negatividad, por lo que os dejamos con buenas noticias que llegan del otro lado del charco, donde la compasi√≥n y el sentido com√ļn se imponen a la fr√≠a l√≥gica de un mercado il√≥gico.

 

Al final, los problemas que se han creado desde arriba, se acaban solucionando desde abajo. Nuevamente…

Posted on Junio 26, 2011 in Bancos, Econom√≠a, Ideas, Pol√≠tica, Trabajo, Vivienda by mikiNo Comments »

Desde la d√©cada de los 80, la estrategia de acumulaci√≥n de capitales, de competir por tener m√°s beneficios que la competencia, ha ido aceler√°ndose… En los √ļltimos a√Īos, sin embargo, esta tendencia ha dejado de lado cualquier consideraci√≥n √©tica posible, dando lugar a la p√©rdida de clase media en las sociedades autodenominadas “avanzadas” (es decir, las que m√°s materias primas necesitan para mantener su nivel de consumo, las que m√°s contaminan en t√©rminos globales…). Vamos, que es como si en una carrera de ir dando saltos con los pies juntos cada vez los corredores fueran separando m√°s los pies hasta que todos vieron que el resto estaba empezando a correr y todos hayan acabado corriendo, a toda velocidad, y justificando su violaci√≥n de las normas del juego alegando que es necesario para ganar, que no hay otra alternativa, que hay que ser m√°s veloces que el resto, que los dem√°s dan pasos m√°s grandes y r√°pidos que nosotros y que no nos podemos quedar atr√°s. ¬ŅOs suena?

 

Ante la versi√≥n oficial que los pol√≠ticos y los economistas de tele y corbata repiten como un mantra, otros tienen otra visi√≥n de las cosas. El premiado documental Inside Job indaga sobre las causas de la crisis financiera: qui√©n, c√≥mo, por qu√©… Si quer√©is verlo s√≥lo ten√©is que instalar gratuitamente unos plug-ins, muy sencillo.

 

 

Aqu√≠, en Espa√Īa, aunque los paralelismos no sean perfectos, tambi√©n tenemos lo nuestro. Hemos elegido el v√≠deo de Espa√Īist√°n, no por su vocabulario, ni por su final sospechosamente eurocentrista, sino por la claridad de su explicaci√≥n.

Ambos v√≠deos se√Īalan claramente que la crisis financiera no es debida a la mala gesti√≥n de unos u otros pa√≠ses, sino a descarados intereses econ√≥micos de unos pocos y a la cobard√≠a y lamentable, si no ausente, √©tica de los que dicen representarnos. Ahora, tras el dinero concedido a las farmac√©uticas para comprar vacunas contra la gripe A, tras “rescatar” a la banca, tras sueldos vitalicios y m√ļltiples cargos y corruptelas varias… ¬Ņqui√©n se cree que los recortes sociales son necesarios? ¬°Basta de mentiras! Nuestra determinaci√≥n parte de tener la visi√≥n clara; nuestra fuerza, de la unidad.

Posted on Mayo 12, 2011 in General, Pol√≠tica, Vivienda by miki3 Comments »

En estos d√≠as que corren de recortes sociales y laborales sin sentido, los sueldos vitalicios de 80.000‚ā¨ anuales para ex-presidentes y los cargos que pasan a desempe√Īar en empresas multinacionales duelen a√ļn m√°s. Pero no son los √ļnicos que se reparten el pastel de la corrupci√≥n legal. Los presidentes de muchas comunidades aut√≥nomas se lo reparten entre sueldos vitalicios, consejos consultivos‚Ķ de cifras superiores a los 70.000‚ā¨ anuales.

 

Este descarado asalto a las arcas p√ļblicas ha encontrado oposici√≥n en distintos sectores de la sociedad, desde la extrema derecha, empresarios, grupos de redes sociales, blog de opini√≥n, ecologistas, el sector financiero‚Ķ incluso IU intent√≥ endurecer el r√©gimen de incompatibilidades al que est√°n sujetos los miembros del poder ejecutivo, para acabar con los cargos de pol√≠ticos en grandes empresas, pero PSOE y PP se opusieron.

Del dicho al hecho hay un trecho. Y sorprende agradablemente ver c√≥mo el carism√°tico Julio Anguita, renunci√≥, hace ya siete a√Īos y sin hacerlo p√ļblico, a su sueldo vitalicio como pol√≠tico, alegando que con la pensi√≥n de profesor le sobra. Tal ejemplo de simplicidad voluntaria en la clase pol√≠tica nos hace imaginar‚Ķ ¬Ņc√≥mo ser√≠a un mundo sin esta corrupci√≥n legal? ¬Ņqu√© cosas ser√≠an realizables sin esta constante sangr√≠a?

 

En Medell√≠n, se ha llevado a cabo un Plan Urbano Integral. Mejorar el espacio p√ļblico, promover la vivienda, la movilidad, la participaci√≥n comunitaria‚Ķ requiere financiaci√≥n. En palabras de un representante del Gobierno de Medell√≠n: ‚ÄúLos fondos los sacamos de luchar contra la corrupci√≥n pol√≠tica‚ÄĚ. Pero lo mejor es verlo con vuestros propios ojos.

 

Nuevamente queda claro c√≥mo el decrecimiento es bueno para todos y de por qu√© su ‚Äúmenos‚ÄĚ significa MEJOR para todos.

 

P√°gina siguiente »