Posted on noviembre 29, 2011 in Activismo, Decrecimiento, General, Ideas, Tiempo by mikiNo Comments »

Esta semana… ¬Ņqu√© mejor acto anticonsumista que √©ste? Tiene distintas modalidades:

 

– lectura bajo manta y sobre sofa en solitario

 

– lectura entre manta y sof√° bien acompa√Īado

 

– lectura comunitaria + debate posterior…

 

– otras modalidades creativas de lectura…

 

eso s√≠ que es buen vivir… ¬Ņbuen vivir? ¬Ņqu√© es el buen vivir? Pues bien, de eso va precisamente la lectura en la que se basa este acto anticonsumista. Pinchad aqu√≠ y leed si quer√©is profundizar en eso del Buen Vivir, muy recomendable.

 

 

¡Esto sí que es vivir mejor consumiendo menos! ¡Y encima aprendiendo de los pueblos explotados!

Posted on noviembre 25, 2011 in General by miki1 Comment »

¬ŅTarde aburrida? ¬°Ni de broma! Con el motivo del D√≠a Internacional Sin Compras (s√≠, s√≠, tal cual, que¬† m√°s que un d√≠a sin comprar es un d√≠a para conmemorar el absurdo del consumismo), se van a realizar unas cuantas cosillas. Por un lado, el grupo de medioambiente de Sol ha preparado algo abierto y bastante l√ļdico, esta tarde a las 17:00. Por otro lado, Ecologistas en Acci√≥n ha preparado un taller muy interesante a las 19:30.

 

Y el domingo… ¬°nos vamos de marcha! Efectivamente, marchas anticrisis, que recorrer√°n barrios y pueblos. Nuevamente nos uniremos para rebelarnos de forma l√ļdica contra este robo a gran escala que han acertado en llamar crisis…

Posted on noviembre 22, 2011 in Derechos, Econom√≠a, Ideas, Pol√≠tica by miki4 Comments »

Tiempos oscuros e injustos se ciernen sobre nosotros… A pesar de que los cuatro principales partidos han perdido 22 esca√Īos con respecto a las elecciones del 2008, y a pesar de que los partidos minoritarios han coseguido un √©xito equiparable al que ten√≠an al principio de la democracia (es decir, nuestra conciencia democr√°tica se ha revitalizado), una ley electoral injusta a todas luces ha dado una aplastante mayor√≠a absoluta a uno de los dos partidos neoliberales (bueno, al m√°s neoliberal de los dos, si alguien quiere hacer distinciones). Es decir, que la voz del pueblo no se escucha ni en las urnas. Tampoco ser√≠a muy alag√ľe√Īo el panorama si, como por arte de magia, nuestro gobierno decidiera dar plant√≥n a los mercados y dem√°s instituciones financieras. Simplemente dar√≠an otro golpe de estado financiero, como el que aconteci√≥ recientemente en Italia y Grecia, y pondr√≠an a un gobierno t√≠tere de sus intereses.

 

¬ŅPero c√≥mo hemos llegado a esta situaci√≥n? Muy sencillo. El capitalismo no es compatible con la democracia. ¬ŅC√≥mo? Efectivamente. En un sistema econ√≥mico basado en la competencia, hay una inevitable acumulaci√≥n de capital, pues el que m√°s acumule desplazar√° a sus competidores. El pez grande se come al chico. Con el paso del tiempo, era inevitable que esa acumulaci√≥n de capital sobrepasara al capital de los Estados. Y, como es de sobra conocido, qui√©n tiene el dinero, tiene el poder. Es decir, que en el momento en el que organizaciones econ√≥micas no elegidas democr√°ticamente (multinacionales, bancos…) acumularon m√°s poder que los Estados y otras organizaciones como Naciones Unidas (elegidas de manera dudosamente democr√°tica, pero democratizables al fin y al cabo) empezaron a imponer sus normas del juego. Es decir, que el pez grande se comi√≥ a los chicos y, al crecer lo suficiente, tambi√©n se comi√≥ a los Estados.

 

En un mundo sin democracia, en unos tiempos oscuros… es donde las luces que brillan dentro de nosotras empiezan a dar sus frutos. Y es que una emite fotones y no sabe muy bien d√≥nde van a parar, a qui√©n ilumina con su indignaci√≥n, con sus ganas de cambio y con sus acciones. Pero lo cierto es que hay algo que recorre el mundo y va contagiando de forma imparable unos pa√≠ses y otros. Tanto es as√≠, que un grupo de estudiantes de econom√≠a de Harvard ha dicho “BASTA” a una educaci√≥n dogm√°tica y gobernada por intereses econ√≥micos. Al enfoque √ļnico y neoliberal que dan en una asignatura han respondido de forma organizada y colectiva, respetuosa pero contundente. Y la cosa no para en esa asignatura… La historia es un rayo de luz en uno de los lugares m√°s oscuros del planeta y, por ello, brilla con una fuerza inspiradora.

 

Nos han quitado la democracia, y nos intentar√°n aplastar de forma econ√≥mica, educativa, legislativa e, incluso, por la fuerza. Pero lo que no saben es que hay cosas que no se pueden parar, que cuanto m√°s nos repriman y opriman, m√°s indignados seremos y m√°s indignados estaremos. Ser√° interesante, y una incertidumbre, ver c√≥mo las organizaciones grandes y poderosas enfrentan su propio colapso a la vez que emergen organizaciones peque√Īas, m√°s horizontales, y realmente m√°s poderosas, con formas alternativas, cr√≠ticas y creativas de organizarse y relacionarse.

 

Patalear√°n, pero es una batalla que tienen perdida de antemano.

Posted on noviembre 17, 2011 in Activismo, Agroecolog√≠a, Consumo Responsable, General by miki2 Comments »

Tras unas breves horas mal dormidas, suena el despertador. Es s√°bado y me levanto a las 9:30 para ir a un taller de Certificaci√≥n Participativa en la Calle Embajadores. Lo acepto, y lo reconozco. Por un momento pasan por mi cabeza ideas como la¬† de que la curiosidad no es buena consejera para los asuntos del descansar, o que ya habr√° otro curso a otras horas menos comprometidas‚Ķal final me despisto pensando tanto, y cuando me doy cuenta ya estamos, me acompa√Īa¬† una compa, sentados entre el p√ļblico de un peque√Īo y arrebatado auditorio situado en la librer√≠a Traficantes de Sue√Īos, en la calle embajadores‚ĶEmpieza el taller.

 

Tres personas que saben muy bien de lo que hablan introducen el asunto. El objetivo principal del taller es encontrar sinergias, lograr aunar fuerzas y personas que quieran iniciar un proyecto estable, un colectivo que se dedique a lograr un sistema participativo de garantía (SPG), a certificar participativamente.

 

¬ŅPero qu√© es eso de la Certificaci√≥n Participativa?. Es uno de tantos pasos hacia una mayor libertad y menor dependencia, primando por encima de todo valores de confianza, transparencia, horizontalidad y actitudes de socializaci√≥n. La sinopsis es algo as√≠: muchos productores ecol√≥gicos, por variadas razones, no pueden o no desean pasar los tr√°mites burocr√°ticos de la certificaci√≥n oficial, de ah√≠ que surja una necesidad; s√≠ queremos potenciar la producci√≥n y¬† consumo ecol√≥gico, el comercio local y la relaci√≥n directa y cercana entre productor y consumidor, habr√° que lograr cubrir ese vac√≠o tan importante. La Certificaci√≥n Participativa se propone como herramienta.

 

El taller es interesante. Hay muchas integrantes de grupos de consumo, más productores agroecológicos de lo esperado, y gente que en general muestra una gran vinculación con el mundo de la agroecología. Se forman grupos de trabajo que tratan de acercarse, en distintos ámbitos (laboral, socio-económico y ecológico), a los posibles criterios que debería tener la Certificación Participativa.

 

Todos los grupos están de acuerdo en que la certificación habrá de hacerse teniendo en cuenta que alcanzar un ideal de producción agroecológica lleva un largo y arduo proceso que habrá que tener en cuenta. Las conclusiones de los tres grupos de trabajos son:

 

1.-ECOLOGICO: se plantearon cuestiones sobre m√≠nimos a tener en cuenta: cubierta vegetal, no a los qu√≠micos de s√≠ntesis, biodiversidad, sin transg√©nicos, local, rotaci√≥n de cultivos, tama√Īo de la explotaci√≥n, ciclos, medicamentos en animales, huella ecol√≥gica, residuos, muerte digna, reproducci√≥n animal, invernaderos y agua.

 

2.-LABORAL: las cuestiones tratadas a tener en cuenta fueron: tama√Īo de la explotaci√≥n, sindicaci√≥n, subcontrataci√≥n, salarios, capital versus trabajo, autogesti√≥n, banco de jornaleros, prevenci√≥n laboral, formaci√≥n, problem√°tica peque√Īas explotaciones, ilegalidad voluntaria en protecci√≥n social.

 

3:-SOCIAL-ECONOMICO: los criterios se refirieron a cercanía, explotación, sindicación, compras, lugares de venta, donde van los beneficios, participación en redes sociales, forma jurídica, intercooperación, financiación, origen, iniciativas, intercambios.

 

Para el/la que no pudo acercarse el s√°bado, para la/el que no lo sab√≠a‚Ķse decidi√≥ que un grupo de personas se dedicaran a dise√Īar la primera sesi√≥n de lo que va a ser el grupo de Certificaci√≥n Participativa, y que esto de de todas. En un principio esta certificaci√≥n se aplicar√≠a a la Comunidad de Madrid y aleda√Īos (la CP funciona ya en Andaluc√≠a y Catalu√Īa) .

Al final, como casi siempre, mereció la pena.

Eva y Ra√ļl

Posted on noviembre 14, 2011 in Bancos, Decrecimiento, Econom√≠a, General, Ideas by mikiNo Comments »

Quienes hay√°is le√≠do algo m√°s de decrecimiento os sonar√°, probablemente de sobra, lo que a continuaci√≥n sigue. Aunque sea un concepto bastante b√°sico, creo que merece la pena traerlo a colaci√≥n. Y es que ya hablaba Serge Latouche de la “religi√≥n del crecimiento econ√≥mico“. Pero, ¬Ņqu√© es eso de la religi√≥n de qu√©?

 

Muy sencillo. Tan s√≥lo hay que comparar el respeto y silencio sepulcral que guarda la gente inconscientemente en un banco… y en una catedral. A veces, incluso, es m√°s reverente la actitud que se despliega en una sucursal bancaria. ¬ŅY la reacci√≥n que despierta en la gente la afirmaci√≥n “hay que cambiar el sistema econ√≥mico”? ¬ŅDifiere acaso del esc√°ndalo que provoca en un fiel al poner en duda sus creencias m√°s f√©rreas? Antes los reyes deb√≠an de rendir pleites√≠a al Papa de la Iglesia cat√≥lica. Ahora los gobiernos han de rendir pleites√≠a a los Mercados y dem√°s instituciones internacionales no democr√°ticas (FMI, BM, Comisi√≥n Europea, Bancos mediante sus agencias de calificaci√≥n…). En caso contrario, caer√°n, al igual que lo han hecho los de Italia y Grecia la semana pasada.

 

Durante d√©cadas, y hoy todav√≠a, el anticapitalismo (es decir, cualquiera de las miles de alternativas al capitalismo) ha sido representado como algo m√°rginal, ut√≥pico o incluso peligroso. Hay que ser competitivo, sacrificarse en tiempos de crisis, hacer recortes sociales, favorecer la gesti√≥n privada, que es siempre mucho m√°s eficiente que la p√ļblica, el ser humano es ego√≠sta por naturaleza y, sobre todo, la libertad para comprar y vender se erige como un derecho fundamental, muy por encima del derecho a la vivienda o a la alimentaci√≥n. La regulaci√≥n de los mercados es r√°pidamente tachada de comunista, la planificaci√≥n econ√≥mica (algo que, por otro lado, hacen gran parte de las grandes empresas y los estados) provoca la misma reacci√≥n. Y, como el comunismo ha fracasado y s√≥lo hay dos opciones, el capitalismo es lo √ļnico que funciona.

Y ahora una puede preguntarse… ¬Ņno hacen precisamente eso las sectas? Dogmatismo, intolerancia, razonamientos incorrectos, premisas incorrectas, pensamiento acr√≠tico… Esta analog√≠a no est√° carente de ejemplos. Y, frente a la teolog√≠a neoliberal del Dios √ļnico del Mercado (o en su versi√≥n en plural, los Mercados, aunque igualmente monote√≠sta), hay gente que reacciona, incluso desde la religi√≥n desterrada se alzan voces de denuncia. Serge Latouche defiende, no tanto el decrecimiento, sino el acrecimiento (t√©rmino que considera m√°s cercano a nuestra postura, aunque menos impactante). Y es que, cuando el Dios es el crecimiento econ√≥mico del PIB, el acrecimiento y el ate√≠smo se fusionan sugerentemente. Cuando los dioses eran Zeus y compa√Ī√≠a, los cristianos eran llamados ateos. Ahora nos toca a nosotras. Orgullosamente ateas, felizmente ateas de esta nueva religi√≥n, no s√≥lo viviremos nuestra vida desde la cr√≠tica de los dogmas neoliberales, sino que seguiremos construyendo entre todas alternativas sin dogmas, sin imposiciones y con la alegr√≠a que da la simplicidad voluntaria, ejercida individual y colectivamente, en una sociedad que todav√≠a busca la luz, aunque la busque en las tinieblas de la acumulaci√≥n del capital. Poco a poco las ventajas del decrecimiento voluntario y socialmente justo ir√°n dando esa luz que muchas buscan en la adoraci√≥n al dios Mercado. Esa luz mostrar√° un mundo en el que nosotras seremos nuestra propia luz, un mundo en el que tendremos verdadero poder, un mundo que construiremos colectivamente, y ya no dependeremos de ning√ļn sistema que nos promete la luz mientras nos mantiene en permanente oscuridad. Y es que la religi√≥n, ahora m√°s que nunca, es el opio del pueblo.

Posted on noviembre 7, 2011 in Ciudad, Decrecimiento, General, Ideas by procast1nad0r4 Comments »

Como integrante del colectivo Decrece Madrid, me encanta ver la cantidad de personas que se acercaron hace unos d√≠as a El Ateneo de Madrid para escuchar a estos dos conferenciantes. Por otro lado pienso, si hay tanta gente interesada en el decrecimiento, ¬Ņpor qu√© el colectivo Decrece Madrid no lo percibe as√≠? Estuvimos d√°ndole vueltas un compa√Īero y yo hace tiempo. Llegamos a la conclusi√≥n de que hay algo que debemos estar haciendo mal dado que no conseguimos llegar a toda la gente que nos gustar√≠a, por lo menos vi√©ndolo reflejado en el n√ļmero de integrantes que somos en el colectivo (que no es alto). En el colectivo tenemos un mont√≥n de ideas, pero no podemos llevarlas a cabo porque somos pocos y no podemos dedicar al colectivo todo el tiempo que nos gustar√≠a (empleo, obligaciones,…).

 
Terminaré recordando que Decrece Madrid no es un grupo cerrado ni estático. Es un grupo abierto en el que la gente viene y va. Por nuestra parte intentaremos estar en todos aquellos eventos relacionados con el decrecimiento y dar respuestas a aquellas personas que quieran llevar a la práctica algunas ideas decrecentistas en el aspecto personal y colectivo de su vida.

 
El pasado d√≠a 20 de octubre El Ateneo de Madrid, a trav√©s de su Comisi√≥n de Fotogarf√≠a, program√≥ una Conferencia-Debate titulada “Causas y alternativas en la crisis actual“, y en cuya organizaci√≥n la Fundaci√≥n Anselmo Lorenzo hab√≠a colaborado en todos sus detalles. El acto ten√≠a como ponentes al te√≥rico franc√©s, defensor del decrecimiento, Serge LATOUCHE; y al analista social, partidario de una revoluci√≥n integral, F√©lix Rodrigo.
La F.A.L. hab√≠a dise√Īado un acto en donde tras las presentaciones de rigor, los dos ponentes esbozar√≠an su aportaciones para superar la Crisis social que actualmente padecemos. A continuaci√≥n, el moderador, deber√≠a dirigir un debate entre ambos con las ideas aportadas en sus intervenciones. Por √ļltimo, ser√≠a el auditorio el que har√≠a sus preguntas a nuestros invitados sobre las materias que necesitaban, a su entender, explicar con m√°s amplitud.
Sin embargo, la gran expectaci√≥n que este acto despert√≥ (unas 350 personas), y que no pudo ser manejado adecuadamente por las autoridades de El Ateneo para dar una sala acorde con el p√ļblico convocado, provoc√≥ que el evento se desarrollara con variaciones a lo inicialmente pensado.

 

 
La primera variación fue el lugar donde tuvo lugar el acto: el hall de El Ateneo como ágora para el auditorio y las escaleras como tribuna de los ponentes.
Siguiente variaci√≥n, el formato del debate que tuvo que reducirse a las ponencias de Serge y F√©lix, y un breve coloquio con el p√ļblico. Esto se debi√≥, sobre todo, a la sorpresiva aparici√≥n, en los momentos en que todo marchaba en la mejor armon√≠a, de una persona que se identific√≥ en ese momento como la m√°xima autoridad de El Ateneo en ese momento, y que despu√©s conocimos era Miguel Pastrana, Secretario Segundo.
A pesar de todo, la Fundaci√≥n Anselmo Lorenzo quiere dar las gracias con el mayor √©nfasis a los invitados Serge Latouche y F√©ix Rodrigo, que asumiendo el deseo del p√ļblico asistente que pidi√≥ “O todos, o ninguno”, acept√≥ hacer sus presentaciones en unas condiciones “diferentes” a las que se hab√≠an imaginado al comienzo, Y al p√ļblico asistente, que demostr√≥, como tantas veces, que puede estar por encima de instituciones y que sigui√≥ con la m√°xima atenci√≥n y sentados en el suelo las palabras de los maestros.
Y tambi√©n agradecer a El Ateneo que todos nosotros pudieramos coincidir esos momentos, sin m√°s separaci√≥n que un tabique, con el insigne Gaspar Melchor de Jovellanos. Pues en el sal√≥n contiguo, de unas 300 butacas, era el protagonista de un acto que hab√≠a convocado a … 36 personas.
A continuación, os dejamos unos enlaces a testimonios dejados por personas que estuvieron presentes en el acto:

 

Indignación en el Ateneo de Madrid
Crónica de Cuercus 4
Fotogarfías de los Indignados de Níjar
Crónica de Tania
Vídeo completo

Posted on noviembre 3, 2011 in Agroecolog√≠a, Consumo Responsable, Ideas, Naturaleza by miki6 Comments »

Quizás sea un tema recurrente, pero su relevancia no es baladí. Es por ello que, tras trascender el típico debate pro vs. anti transgénicos haciendo ver que no sólo no son necesarios sino que, principalmente por razones políticas y económicas, son desastrosos, volvemos ahora al debate tradicional para poder re-enfocar, con esta nueva perspectiva, los argumentos de siempre.

 

Primero empezar√© con los pro-transg√©nicos. En este v√≠deo, queda patente el recorrido argumental que los pro-transg√©nicos suelen efectuar, con un discurso que se acerca mucho m√°s a la pol√≠tica con lenguaje cient√≠fico que a la ciencia en s√≠. Primero suelen hacer preguntas t√©cnicas sobre los transg√©nicos y la modificaci√≥n gen√©tica a poblaci√≥n sin formaci√≥n t√©cnica para, a continuaci√≥n, ir explicando poco a poco las diferencias entre unas y otras. Con esto quieren lanzar un mensaje: “la gente no sabe realmente lo que son los transg√©nicos, piensan que son peor de lo que son y, por lo tanto, su opini√≥n no merece ser tenida en cuenta”. Si, adem√°s, entrevistan a unos pocos especialistas pro-transg√©nicos sobre aspectos t√©cnicos que distraen la atenci√≥n del espectador sobre la verdadera problem√°tica del hambre, entonces la idea va calando: “la modificaci√≥n gen√©tica es algo natural o, al menos, tradicional desde el neol√≠tico; por lo tanto, los transg√©nicos no pueden ser tan malos”. Para dar un matiz plural al v√≠deo, sacan a gente que opina de forma diferente, normalmente abordando temas sobre si son naturales o no, si son sanos o no o si est√°n etiquetados correctamente. El toque de elegancia √ļltimo consiste en decir dos cosas malas de Monsanto (sobre el agente naranja y la hormona que suministran a las vacas) para luego decir que Monsanto ha prometido no utilizar la tecnolog√≠a terminator (que da semillas est√©riles, sin embargo, utiliza h√≠bridos con el mismo resultado) y as√≠ uno piensa: “oh, realmente los transg√©nicos s√≠ que pudieron ser un poco malos, pero ya no lo son”. As√≠, al oir los argumentos ecologistas, uno se sentir√° listo para rebatirlos. Y, quiz√°s lo m√°s pat√©tico del v√≠deo, es sacar opiniones de estudiantes de colegio que probablemente hayan tenido antes de la grabaci√≥n una clase-debate guiada por el profesor con ideas contrapuestas y muy generales sobre el tema (es decir, el mismo planteamiento que el v√≠deo). Obviamente, no tratan aspectos econ√≥micos ni pol√≠ticos m√°s complejos, qued√°ndose en la dial√©ctica de la sem√°ntica (diferencias entre “transg√©nico” y “gen√©ticamente modificado”) y de opiniones populares.

Y, por fin, volvemos a retomar un enfoque anti-transg√©nico con el v√≠deo “el mundo seg√ļn Monsanto“. Este documental s√≠ que contiene datos cient√≠ficos, aunque, como es comprensible, no aborda todas las vertientes de la problem√°tica, como el acceso a la tierra, la diversidad en los cultivos, la especulaci√≥n con alimentos, la presi√≥n de los distribuidores a los productores, el comercio de larga distancia, la especulaci√≥n con hidrocarburos, el precio de los alimentos… A√ļn as√≠, merece la pena verlo para tener una idea m√°s aproximada del tema, por supuesto, tratada con mayor profundidad y seriedad.

 

El pensamiento decrecentista responder√≠a m√°s al siguiente planteamiento: “para qu√© perder tiempo y energ√≠as en debates est√©riles cuando s√© cu√°l es el problema y cu√°l es la soluci√≥n, dediquemos el tiempo a disfrutar mientras solucionamos los problemas en comunidad y con alegr√≠a”.