Posted on octubre 1, 2012 in Activismo, Agroecolog√≠a, Derechos by mikiNo Comments »

El 29S fue una jornada distinta a los dem√°s, bueno, todas lo son. Esta semana ha sido la semana en la que se han incorporado adolestentes que no han seguido el proceso de pensamiento colectivo de a√Īo y cuatro meses, de debates sobre la no-violencia, la organizaci√≥n en red, la colaboraci√≥n, la econom√≠a alternativa, cambiar las cosas desde lo cotidiano… lo cual hace al 15M m√°s amplio y m√°s complejo, sin duda ser√° interesante… tambi√©n ha coincidido con la actuaci√≥n descarada de infiltrados en las manifestaciones que, al fin, ha hecho que esta costumbre policial salga a la luz para conocimiento de muchas personas que no suelen ir a manifestaciones. Tambi√©n se puso de manifiesto, una vez m√°s, la brutalidad policial, especialmente grave en la estaci√≥n de Atocha, donde la polic√≠a gener√≥ ocasiones de verdadero peligro (como hacer elegir a una persona entre se apaleada sin ninguna defensa legal o saltar a las v√≠as), agredi√≥ a ancianos, empleado de renfe, viajeros a 1km300m de donde se produjo la manifestaci√≥n… e intimid√≥ a la prensa, atentando gravemente contra la libertad de informaci√≥n.

 

Como respuesta a tanta violencia policial la gente est√° empezando a organizarse. El 26S se reconocieron a cuatro infiltrados vestidos con capucha y se les expuls√≥ colectivamente, as√≠ como a otros dos vestidos de nazis, que luego volvieron con m√°s compa√Īeros. El 29S la gente sac√≥ una de sus armas m√°s potentes: el sentido del humor, cantando “no me pegues, soy un compa√Īero”. Tras una manifestaci√≥n pac√≠fica, la polic√≠a utiliz√≥ nuevamente la violencia para comunicar su deseo de que la gente abandonara la plaza. Adem√°s de no saber contar, se ve que tampoco saben expresar sus emociones. Pero un grupo de personas se autoorganiz√≥ para resistir sentadas, unidas, cuid√°ndonos en momentos de tanta tensi√≥n, cantando lemas no violentos pero contundentes… fue un ejercicio ejemplar de no-violencia colectiva que nos hizo sentirnos como una familia… una familia que pod√≠a hacer retroceder a los prodisturbios.

 

Mientras, otra parte del colectivo Decrece Madrid vivi√≥ otro episodio, esta vez bastante m√°s desagradable. En un bar del barrio de las letras vieron c√≥mo la polic√≠a prodisturbios (empecemos a reapropiarnos del lenguaje) entreban violentamente, a porrazo limpio, para sacar a manifestantes y seguir apale√°ndoles fuera. Estamos trabajando para divulgar esas im√°genes… Mientras, os dejamos con las im√°genes de otro bar donde fueron m√°s “educados”. Cada vez m√°s gente es testigo de la brutalidad policial. Este acto parece ser un mensaje claro por el camarero que os√≥ enfrentarse a los prodistubios, el cual ha sido objeto de acoso policial. Este tipo de mensajes, ademas de vulnerar los derechos de los ciudadanos y ser actos ilegales, no pueden sino recordarnos al m√°s puro estilo mafioso. El gobierno, mientras, se identifica con este estilo tan particular de proceder. Sin embargo, Amnist√≠a Internacional, organizaci√≥n que vela por los derechos humanos en todo el mundo, se ha preocupado por lo que ha pasado en Madrid, y va a pedir una investigaci√≥n por la actuaci√≥n policial del 25-S, por la cual nos ven desde otros pa√≠ses como una dictadura, donde la gente que exige democracia es claramente antisistema, porque este sistema es claramente antidemocr√°tico, obedeciendo a intereses del mercado antes que a la voluntad de la gente.

 

Nosotras no pod√≠amos sino contribuir con nuestro granito de arena a la libertad informativa, agradeciendo a tantos reporteros la valent√≠a que han tenido y el papel que han desempe√Īado estos d√≠as. Tambi√©n hemos contribuido en ese otro trabajo para cambiar el sistema, ese trabajo de hormiguita, de lo cotidiano, yendo a Parla para catalizar la creaci√≥n de un grupo de consumo. Nos han tratado de lujo… y les deseamos una alimentaci√≥n sana y socialmente justa, acompa√Ī√°ndoles en sus primeros pasos.

 

Dos formas de actuar complementarias e igualmente necesarias para unir, para aglutinar, para crear en colectivo una sociedad más sana y justa, que huya de la obsesión del lucro creciente para retornar al disfrute de la vida en comunidad, de la plenitud que da la sencillez, de una vida que merezca la pena ser vivida.

Posted on marzo 9, 2012 in Activismo, Agroecolog√≠a, Decrecimiento, Ideas by mikiNo Comments »

En tiempos oscuros, donde las palabras crisis, reforma laboral, paro, recortes… nos aturden, nos desorientan y nos aborregan, nos hacen perder perspectiva hist√≥rica (que dota de significado los acontecimientos actuales) como una aut√©ntica doctrina del Shock… las buenas noticias traen vientos frescos a nuestras neuronas, un punto de referencia a nuestra visi√≥n, un halo de esperanza a nuestro sistema l√≠mbico (l√©ase “coraz√≥n”).

 

Por eso, en un a√Īo con tantos cambios a la vista, donde tantas piezas se colocan en su posici√≥n en el tablero del mundo, cuando parece m√°s real esta profec√≠a de “decrecimiento o barbarie”,¬† en un tiempo en el que las malas noticias vienen de arriba… ¬°he aqu√≠ tres buenas noticias! desde abajo, c√≥mo no…

 

Decrecimiento Aragón se consolida como grupo. ¡Felicidades!

Un grupo de j√≥venes parados cultivan campos abandonados que sus due√Īos les ceden para llenar la despensa.

 

Un grupo de ba√Īistas salvan a 30 delfines barados en Brasil, haciendo gala de autoorganizaci√≥n, cooperaci√≥n, altruismo y amor por los animales.

 

Que no controlen nuestra informaci√≥n ni nos saturen de mentiras sobre mentiras… la mente curiosa marca sus propios tiempos.

 

Posted on febrero 13, 2012 in Agroecolog√≠a, Consumo Responsable, Ideas, Naturaleza by miki1 Comment »

¬ŅSabemos lo que comemos? Mejor dicho, ¬Ņsabemos de d√≥nde vienen los productos “frescos” que comemos? Porque, si somos lo que comemos y no sabemos qu√© es lo que comemos… ¬Ņsabemos quienes somos? ūüôā Verduras, pollos, pescado… porque, como dir√≠a Alejandro Sanz, NO ES LO MISMO. Con el conocimiento viene la oportunidad de elegir…

 

He aqu√≠ un interesante documental de una horeja… interesante por la tem√°tica: producci√≥n ecol√≥gica e industrial de alimentos (comparativas, entrevistas con los productores…) e interesante tambi√©n por lo antiguo que es, lo cual nos da una perspectiva de c√≥mo cambian las opiniones, los discursos, lo que es socialmente aceptable y lo que es tab√ļ… o, por ejemplo, mientras antes pensaban que producir en agricultura ecol√≥gica era m√°s caro, ahora sabemos que, no s√≥lo no es m√°s caro que la industrial, sino que, seg√ļn varios estudios, es m√°s productiva.

 

Sin m√°s, que disfrut√©is…

 

¬°Salud y buenos alimentos!

Dentro de poco se har√° una reforma de la Pol√≠tica Agraria Com√ļn (PAC), que es la pol√≠tica que fija (o impone) la Uni√≥n Europea a todos sus miembros. Bueno, ¬Ņy qu√©? ¬Ņqu√© importancia tiene? ¬Ņen qu√© nos influye? Bien, ag√°rrate al asiento…

 

La PAC naci√≥ con la intenci√≥n de incrementar la producci√≥n de alimentos en Europa, para que fu√©ramos autosuficientes en cuanto a alimentos se refiere. Su √©xito fue su fracaso: la producci√≥n se increment√≥ enormemente a base de garantizar unos precios m√≠nimos a los agricultores y comprando los excedentes de producci√≥n, que llegaron a ser tan altos que pronto empezaron a constituir una sangr√≠a para las arcas europeas. Tras unos intentos de controlar la producci√≥n mediante coutas y subvenciones (cada vez m√°s injustamente repartidas), pronto decidieron ponerse a la cabeza del neoliberalismo (incluso por delante de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio… qu√© miedito…) y ahora su prop√≥sito es abrirse a un mercado global, sin fronteras, donde por fin todos los pa√≠ses podremos competir unos contra otros, una guerra econ√≥mica mundial, que favorecer√° a los que peores condiciones laborales acepten, mayores producciones (aunque de peor calidad) obtengan y m√°s subvenciones reciban de sus Estados (los Estados ricos, claro est√°, tienen ventaja), y transportarlos as√≠ a donde haya demanda (sean centenares o decenas de miles de kil√≥metros, caiga el petr√≥leo que caiga).

 

Pero este sinsentido puede cambiar la sociedad civil se hace oir y presionamos para que, cuando vayan a reformar la PAC, respeten la soberan√≠a alimentaria europea y del resto de los pa√≠ses. En este v√≠deo lo explican estupendamente. Adem√°s, en esta web puedes actuar y ver qu√© se est√° haciendo para que el sinsentido y la avaricia de unos pocos (que nos hacen comer alimentos pobres y recubiertos de productos qu√≠micos aqu√≠ y empobrecen o matan de hambre a otras personas all√°) deje paso al sentido com√ļn, las cosas bien hechas y orientadas al bien com√ļn (tanto dentro como fuera de la Uni√≥n Europea).

 

 

Es tiempo de conocer y actuar, es tiempo de hablarlo, moverlo y darlo a conocer. Est√° visto que los pol√≠ticos no acabar√°n con el hambre en el mundo (pues les sale rentable a unos cuantos grupos de presi√≥n muy poderosos). Si queremos acabar con el hambre en el mundo, hemos de hacerlo nosotras, ahora, desde aqu√≠, ya. No s√≥lo es necesario, tambi√©n es posible…

Un n√ļcleo de personas hacen una serie de reuniones por v√≠a telem√°tica, sin ni siquiera verse las caras, y el proyecto cuya idea original naci√≥ del subgrupo de Medio Rural de Sol (grupo de trabajo de Medio Ambiente) va cogiendo cuerpo, va fraguando. El objetivo: realizar un encuentro de personas, denominado Rurales Enredados, interesadas en ‚Äúhacer vida‚ÄĚ en el medio rural, con el fin de crear red entre todas ellas. Conocerse, como un primer paso para plantearse, por qu√© no, apoyos, colaboraciones o incluso cooperativismos futuros.

El encuentro ha tenido un enorme √©xito de convocatoria, y es que cada vez somos m√°s las personas que consideramos que uno de los grandes frentes de lucha contra el capitalismo est√° en el campo, en volver a redise√Īar nuestra relaci√≥n con la tierra. Es evidente que una de las herramientas m√°s potentes del sistema es la industrializaci√≥n del sector primario, la denominada agroindustria. Y tambi√©n es evidente que las consecuencias de esta intromisi√≥n del esp√≠ritu del lucro en la tierra son desastrosas: despoblaci√≥n, sumisi√≥n a las metr√≥polis, destrucci√≥n por agotamiento de suelos rociados durante d√©cadas con sint√©ticos derivados del petr√≥leo, ataque contra¬† formas de vida que tend√≠an y tienden a la autosuficiencia, escapando de las imposiciones de ‚Äúlos mercados‚ÄĚ en nuestras vidas, aumento de enfermedades relacionadas con la alimentaci√≥n, crecimiento de la pobreza en el planeta, movimientos masivos de poblaciones abocadas a la exclusi√≥n social, despose√≠das de sus tierra. Y as√≠ podr√≠amos estar‚Ķ

¬ŅEn el encuentro? Rostros esperados, algunas sorpresas agradables y, sobre todo,¬† mucha gente animada. Gente que ya inici√≥ su andadura en el campo y urbanitas que desean engrosar las filas de los llamados neorrurales. Gente de campo de toda la vida y gente que no se plantea abandonar la urbe‚Ķpero todos y todas dando una sensaci√≥n global de buscar objetivos comunes.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Los promotores del encuentro han hecho un gran trabajo. Las din√°micas escogidas multiplicaban la riqueza de ideas, los talleres del programa han tenido mucho √©xito (bioconstrucci√≥n, talla en madera‚Ķ), las charlas han sido interesantes (sobre ganader√≠a, la okupa rurbana catalana Can Masdeu‚ÄĚ, escuela libre, decrecimiento‚Ķ). Se han echado de menos debates como el de la cuesti√≥n de g√©nero en el medio rural, clave para cualquier acci√≥n totalmente transformadora. Y quiz√° ha habido asistentes que han considerado exagerado el papel preponderante de lo espiritual y m√≠stico (en vez de ‚ÄúUniversal y la Energ√≠a‚ÄĚ) dentro del programa. Talleres de Reiki, flores de Bach, sexo t√°ntrico, yoga metam√≥rfico‚Ķun 40 por ciento de las actividades m√°s o menos.

¬ŅLa sensaci√≥n general? Variada y positiva: de creaci√≥n de sinergias, de un deseo sincero de conocerse, de acercarse, de ense√Īar y aprender‚Ķante todo, la de que esto hac√≠a mucha falta. Unos d√≠as muy motivadores, tanto para los que rumiamos la idea del √©xodo ciudad-campo, como para los que estamos entregados en crear estrechos v√≠nculos campo-ciudad, que hagan la vida en el campo econ√≥micamente viable y la vida en la ciudad un poco m√°s aut√©ntica, un poco mejor.

Es una l√°stima que las personas que creen que ‚Äúel 15M est√° muerto‚ÄĚ no se personen en estos eventos. Ser√≠a un argumento de peso para contraponer a ese pesimismo relajante en el que prefieren vivir, ese que dice: ‚Äúpero si no hay nada que hacer‚ÄĚ.

Vengo del encuentro y os respondo: ‚Äúno puedes estar m√°s equivocado. Lo que hay es mucho que hacer‚ÄĚ.

Ra√ļl (y¬† pinceladas de Jose y de miki)

Posted on noviembre 17, 2011 in Activismo, Agroecolog√≠a, Consumo Responsable, General by miki2 Comments »

Tras unas breves horas mal dormidas, suena el despertador. Es s√°bado y me levanto a las 9:30 para ir a un taller de Certificaci√≥n Participativa en la Calle Embajadores. Lo acepto, y lo reconozco. Por un momento pasan por mi cabeza ideas como la¬† de que la curiosidad no es buena consejera para los asuntos del descansar, o que ya habr√° otro curso a otras horas menos comprometidas‚Ķal final me despisto pensando tanto, y cuando me doy cuenta ya estamos, me acompa√Īa¬† una compa, sentados entre el p√ļblico de un peque√Īo y arrebatado auditorio situado en la librer√≠a Traficantes de Sue√Īos, en la calle embajadores‚ĶEmpieza el taller.

 

Tres personas que saben muy bien de lo que hablan introducen el asunto. El objetivo principal del taller es encontrar sinergias, lograr aunar fuerzas y personas que quieran iniciar un proyecto estable, un colectivo que se dedique a lograr un sistema participativo de garantía (SPG), a certificar participativamente.

 

¬ŅPero qu√© es eso de la Certificaci√≥n Participativa?. Es uno de tantos pasos hacia una mayor libertad y menor dependencia, primando por encima de todo valores de confianza, transparencia, horizontalidad y actitudes de socializaci√≥n. La sinopsis es algo as√≠: muchos productores ecol√≥gicos, por variadas razones, no pueden o no desean pasar los tr√°mites burocr√°ticos de la certificaci√≥n oficial, de ah√≠ que surja una necesidad; s√≠ queremos potenciar la producci√≥n y¬† consumo ecol√≥gico, el comercio local y la relaci√≥n directa y cercana entre productor y consumidor, habr√° que lograr cubrir ese vac√≠o tan importante. La Certificaci√≥n Participativa se propone como herramienta.

 

El taller es interesante. Hay muchas integrantes de grupos de consumo, más productores agroecológicos de lo esperado, y gente que en general muestra una gran vinculación con el mundo de la agroecología. Se forman grupos de trabajo que tratan de acercarse, en distintos ámbitos (laboral, socio-económico y ecológico), a los posibles criterios que debería tener la Certificación Participativa.

 

Todos los grupos están de acuerdo en que la certificación habrá de hacerse teniendo en cuenta que alcanzar un ideal de producción agroecológica lleva un largo y arduo proceso que habrá que tener en cuenta. Las conclusiones de los tres grupos de trabajos son:

 

1.-ECOLOGICO: se plantearon cuestiones sobre m√≠nimos a tener en cuenta: cubierta vegetal, no a los qu√≠micos de s√≠ntesis, biodiversidad, sin transg√©nicos, local, rotaci√≥n de cultivos, tama√Īo de la explotaci√≥n, ciclos, medicamentos en animales, huella ecol√≥gica, residuos, muerte digna, reproducci√≥n animal, invernaderos y agua.

 

2.-LABORAL: las cuestiones tratadas a tener en cuenta fueron: tama√Īo de la explotaci√≥n, sindicaci√≥n, subcontrataci√≥n, salarios, capital versus trabajo, autogesti√≥n, banco de jornaleros, prevenci√≥n laboral, formaci√≥n, problem√°tica peque√Īas explotaciones, ilegalidad voluntaria en protecci√≥n social.

 

3:-SOCIAL-ECONOMICO: los criterios se refirieron a cercanía, explotación, sindicación, compras, lugares de venta, donde van los beneficios, participación en redes sociales, forma jurídica, intercooperación, financiación, origen, iniciativas, intercambios.

 

Para el/la que no pudo acercarse el s√°bado, para la/el que no lo sab√≠a‚Ķse decidi√≥ que un grupo de personas se dedicaran a dise√Īar la primera sesi√≥n de lo que va a ser el grupo de Certificaci√≥n Participativa, y que esto de de todas. En un principio esta certificaci√≥n se aplicar√≠a a la Comunidad de Madrid y aleda√Īos (la CP funciona ya en Andaluc√≠a y Catalu√Īa) .

Al final, como casi siempre, mereció la pena.

Eva y Ra√ļl

Posted on noviembre 3, 2011 in Agroecolog√≠a, Consumo Responsable, Ideas, Naturaleza by miki6 Comments »

Quizás sea un tema recurrente, pero su relevancia no es baladí. Es por ello que, tras trascender el típico debate pro vs. anti transgénicos haciendo ver que no sólo no son necesarios sino que, principalmente por razones políticas y económicas, son desastrosos, volvemos ahora al debate tradicional para poder re-enfocar, con esta nueva perspectiva, los argumentos de siempre.

 

Primero empezar√© con los pro-transg√©nicos. En este v√≠deo, queda patente el recorrido argumental que los pro-transg√©nicos suelen efectuar, con un discurso que se acerca mucho m√°s a la pol√≠tica con lenguaje cient√≠fico que a la ciencia en s√≠. Primero suelen hacer preguntas t√©cnicas sobre los transg√©nicos y la modificaci√≥n gen√©tica a poblaci√≥n sin formaci√≥n t√©cnica para, a continuaci√≥n, ir explicando poco a poco las diferencias entre unas y otras. Con esto quieren lanzar un mensaje: “la gente no sabe realmente lo que son los transg√©nicos, piensan que son peor de lo que son y, por lo tanto, su opini√≥n no merece ser tenida en cuenta”. Si, adem√°s, entrevistan a unos pocos especialistas pro-transg√©nicos sobre aspectos t√©cnicos que distraen la atenci√≥n del espectador sobre la verdadera problem√°tica del hambre, entonces la idea va calando: “la modificaci√≥n gen√©tica es algo natural o, al menos, tradicional desde el neol√≠tico; por lo tanto, los transg√©nicos no pueden ser tan malos”. Para dar un matiz plural al v√≠deo, sacan a gente que opina de forma diferente, normalmente abordando temas sobre si son naturales o no, si son sanos o no o si est√°n etiquetados correctamente. El toque de elegancia √ļltimo consiste en decir dos cosas malas de Monsanto (sobre el agente naranja y la hormona que suministran a las vacas) para luego decir que Monsanto ha prometido no utilizar la tecnolog√≠a terminator (que da semillas est√©riles, sin embargo, utiliza h√≠bridos con el mismo resultado) y as√≠ uno piensa: “oh, realmente los transg√©nicos s√≠ que pudieron ser un poco malos, pero ya no lo son”. As√≠, al oir los argumentos ecologistas, uno se sentir√° listo para rebatirlos. Y, quiz√°s lo m√°s pat√©tico del v√≠deo, es sacar opiniones de estudiantes de colegio que probablemente hayan tenido antes de la grabaci√≥n una clase-debate guiada por el profesor con ideas contrapuestas y muy generales sobre el tema (es decir, el mismo planteamiento que el v√≠deo). Obviamente, no tratan aspectos econ√≥micos ni pol√≠ticos m√°s complejos, qued√°ndose en la dial√©ctica de la sem√°ntica (diferencias entre “transg√©nico” y “gen√©ticamente modificado”) y de opiniones populares.

Y, por fin, volvemos a retomar un enfoque anti-transg√©nico con el v√≠deo “el mundo seg√ļn Monsanto“. Este documental s√≠ que contiene datos cient√≠ficos, aunque, como es comprensible, no aborda todas las vertientes de la problem√°tica, como el acceso a la tierra, la diversidad en los cultivos, la especulaci√≥n con alimentos, la presi√≥n de los distribuidores a los productores, el comercio de larga distancia, la especulaci√≥n con hidrocarburos, el precio de los alimentos… A√ļn as√≠, merece la pena verlo para tener una idea m√°s aproximada del tema, por supuesto, tratada con mayor profundidad y seriedad.

 

El pensamiento decrecentista responder√≠a m√°s al siguiente planteamiento: “para qu√© perder tiempo y energ√≠as en debates est√©riles cuando s√© cu√°l es el problema y cu√°l es la soluci√≥n, dediquemos el tiempo a disfrutar mientras solucionamos los problemas en comunidad y con alegr√≠a”.

Posted on octubre 17, 2011 in Agroecolog√≠a, Derechos, Ideas, Naturaleza by mikiNo Comments »

Basta de farsas sobre la agricultura y las causas del hambre. Es hora de hablar de permacultura como una alternativa seria, inteligente y accesible a todos. Es hora de rebatir falacias con seguridad y honestidad.

 

Desde el mundo pro-transg√©nico se hace hincapi√© en que PARA ALIMENTAR A M√ĀS PERSONAS hace falta PRODUCIR M√ĀS. Y que s√≥lo se puede producir m√°s a gran escala y con variedades gen√©ticamente modificadas. En varias publicaciones “cient√≠ficas” comparan campos de cultivo con y sin variedades transg√©nicas y llegan a la conclusi√≥n de que, aunque no siempre, los transg√©nicos son m√°s productivos y, por lo tanto, son la √ļnica soluci√≥n para el hambre, el cambio clim√°tico, la carencia de combustibles f√≥siles… No raramente todo esto es expresado con cierto tono de sacrificio estoico, como un h√©roe que soluciona los problemas del mundo… Sin embargo pasan muchas cosas por alto.

 

Primeramente, no somos nosotros (países sobredesarrollados o, más concretamente, grandes multinacionales que pretenden el monopolio de la producción y distribución de semillas y alimentos) los que tenemos que alimentar al mundo. Somos nosotros los que tenemos que dejar que PRODUZCAN Y DISTRIBUYAN SUS PROPIOS ALIMENTOS. Si acaso podemos ayudarles, además de dejándoles en paz, es mediante el intercambio de conocimientos con ellos, de forma horizontal y humilde. Y por dejarles en paz se entiende, entre otros, no obligarles a cultivar ciertas semillas, no obligarles a venderlas a cierto precio, no poner aranceles a sus productos mientras les obligamos a no ponérselos a los nuestros y, sobre todo, no obligándoles a entrar en el mercado internacional cuyos precios están inflados por la especulación con alimentos.

 

Por continuar, diremos que NO ES NECESARIO PRODUCIR M√ĀS. En un sistema de producci√≥n en masa, donde se pierde tanto por plagas… en un sistema de transporte a larga distancia y almacenamiento de grandes cantidades, donde tantas cosechas se echan a perder (entre el 8 y 25%)… en un sistema de venta a gran escala donde el despilfarro colapsa los basureros con frutas y verduras frescas desperdiciadas… en un sistema que estima las p√©rdidas en m√°s de un 50%… ¬°NO HAY QUE PRODUCIR M√ĀS!


Y por concluir, los cient√≠ficos que afirman que los transg√©nicos producen m√°s desconocen (u omiten) varios estudios sobre la permacultura o agroecolog√≠a. Que qu√© es… digamos que es montarte un ecosistema en el campo de cultivo, planific√°ndolo y cuid√°ndolo sutilmente para que te d√© gran variedad de productos frescos, buenos y, sobre todo, con un alto rendimiento. Si quer√©is disfrutar de unas deliciosas pinceladas de permacultura, en el programa del escarabajo verde podr√©is empezar a entender qu√© es esto de la permacultura.

Y para quien desee profundizar en el tema, es muy recomendable el informe de las Naciones Unidas sobre la “agroecolog√≠a y el derecho a la alimentaci√≥n“. Para abrir boca… si comparamos la producci√≥n en cultivos agroecol√≥gicos con cultivos de agricultura moderna en Sudam√©rica, √Āfrica y Asia, tenemos que los primeros son un 79% m√°s productivos. Pero si nos centramos en √Āfrica, el continente m√°s castigado por el hambre derivada de la colonizaci√≥n occidental, tenemos que el incremento ronda el 119%, as√≠ es, m√°s del doble. As√≠ que, aunque entr√°ramos en el innecesario debate de la producci√≥n de alimentos, no habr√≠a duda alguna. Adem√°s, en estas escasas 24 p√°ginas analizan la influencia de la agroecolog√≠a en comunidades rurales y aisladas, en la mujer, en los sistemas de formaci√≥n de los productores, en el empleo, en el comercio mundial… Es f√°cil de leer, sugerente y contundente.

 

La buena noticia (de malas estamos ya saturados) es que podemos asegurarnos alimentos en un futuro de escasos hidrocarburos, de forma justa y suficiente para todos. Nuevamente, nos damos cuenta de que la soluci√≥n est√° en nuestra mano, y es que vivimos en la abundancia… s√≥lo hay que librarse de dogmatismos y empezar a pensar.

Las crisis siempre son parte del sistema capitalista. Sin embargo, entender esta crisis no es f√°cil, sobre todo porque siempre la cuentan con palabras que nadie (ni los economistas) entiende pero todo el mundo repite… Una opci√≥n es tratarlo con un lenguaje m√°s llano.

 

Otra opción es tratarlo de una forma más gráfica.

 

Otra raz√≥n para que no se entienda la crisis, es que esta crisis no es crisis de producci√≥n y oferta/demanda, como los ciclos que nos explicaban en clase de historia y que entend√≠amos ese d√≠a, el d√≠a del examen y se nos olvidaba… Esta crisis no es de la econom√≠a productiva. Es el caracter especulativo de las transacciones financieras el que ha obtenido una dimensi√≥n monstruosa, grotesca, desproporcionada… y el que ha hecho que la econom√≠a tome un camino propio, diferente… Adem√°s, nos enfrentamos a un endeudamiento cr√≥nico del estado, el cual financiaremos cada vez m√°s los ciudadanos y las PYMES, cada vez con menos poder adquisitivo, por lo que nuestro Estado tendr√° que endeudarse m√°s… y as√≠ en un ciclo sin fin (o no…).

Esta crisis, por lo tanto, es diferente, no s√≥lo porque se base en el caracter especulativo de la econom√≠a… sino porque nos hemos topado de frente con la limitaci√≥n de recursos naturales, en especial con la limitaci√≥n de los recursos petrol√≠feros. Al disponer de cada vez menos energ√≠a, la recuperaci√≥n queda seriamente comprometida. √Čsta es, por tanto, no una crisis c√≠clica, sino la crisis definitiva del sistema. Esta crisis no acabar√° nunca. Por varias razones, ni pol√≠ticos, ni cient√≠ficos ni ciudadanos entendemos las repercusiones de esta crisis. No es por ser agorero… Si vuestro hijo se dirigiera en patinete hacia un precipicio, ¬ŅQu√© le dir√≠ais? “¬°¬°Hijo, salta, que te vas a caer por el precipicio!!” o “Venga, hijo, que puedes hacerlo mejor, ¬°dale ca√Īa!”. ¬ŅQu√© postura ser√≠a cruel?

 

Ya EEUU casi se declara en bancarrota, si acaso han puesto un parche… que no durar√° mucho. Ayer la √ļnica bolsa que abri√≥ (la israel√≠) tuvo que cerrar por haber bajado el 6%. Hoy nuestra bolsa no lo ha sufrido mucho por cuestiones ef√≠meras. Pero la poblaci√≥n lo sufre cada d√≠a. Desde la negaci√≥n del acceso a alimentos debido al incremento de su precio (v√©ase el caso del cuerno de √Āfrica) debido a la especulaci√≥n con alimentos… hasta los recortes sociales en las sociedades sobredesarrolladas.

 

Nuestro futuro dependerá de nuestra capacidad para evitar el pánico y anticiparnos a lo que se nos viene encima. Una vez hemos topado con los límites de la biosfera, tan sólo podemos rezar o aprender, la elección está en nuestras manos.

Posted on agosto 1, 2011 in Agroecolog√≠a, Ideas, Naturaleza, Reciclaje by miki1 Comment »

Esta entrada se la dedicamos a los m√°s peque√Īos. Una forma de que aprendan/aprendamos el verdadero significado de la riqueza, del volver a empezar, de ciudar las cosas que crecen…

 

 

¡¡¡Que la disfrutéis!!!

« P√°gina anteriorP√°gina siguiente »