Las crisis siempre son parte del sistema capitalista. Sin embargo, entender esta crisis no es f√°cil, sobre todo porque siempre la cuentan con palabras que nadie (ni los economistas) entiende pero todo el mundo repite… Una opci√≥n es tratarlo con un lenguaje m√°s llano.

 

Otra opción es tratarlo de una forma más gráfica.

 

Otra raz√≥n para que no se entienda la crisis, es que esta crisis no es crisis de producci√≥n y oferta/demanda, como los ciclos que nos explicaban en clase de historia y que entend√≠amos ese d√≠a, el d√≠a del examen y se nos olvidaba… Esta crisis no es de la econom√≠a productiva. Es el caracter especulativo de las transacciones financieras el que ha obtenido una dimensi√≥n monstruosa, grotesca, desproporcionada… y el que ha hecho que la econom√≠a tome un camino propio, diferente… Adem√°s, nos enfrentamos a un endeudamiento cr√≥nico del estado, el cual financiaremos cada vez m√°s los ciudadanos y las PYMES, cada vez con menos poder adquisitivo, por lo que nuestro Estado tendr√° que endeudarse m√°s… y as√≠ en un ciclo sin fin (o no…).

Esta crisis, por lo tanto, es diferente, no s√≥lo porque se base en el caracter especulativo de la econom√≠a… sino porque nos hemos topado de frente con la limitaci√≥n de recursos naturales, en especial con la limitaci√≥n de los recursos petrol√≠feros. Al disponer de cada vez menos energ√≠a, la recuperaci√≥n queda seriamente comprometida. √Čsta es, por tanto, no una crisis c√≠clica, sino la crisis definitiva del sistema. Esta crisis no acabar√° nunca. Por varias razones, ni pol√≠ticos, ni cient√≠ficos ni ciudadanos entendemos las repercusiones de esta crisis. No es por ser agorero… Si vuestro hijo se dirigiera en patinete hacia un precipicio, ¬ŅQu√© le dir√≠ais? “¬°¬°Hijo, salta, que te vas a caer por el precipicio!!” o “Venga, hijo, que puedes hacerlo mejor, ¬°dale ca√Īa!”. ¬ŅQu√© postura ser√≠a cruel?

 

Ya EEUU casi se declara en bancarrota, si acaso han puesto un parche… que no durar√° mucho. Ayer la √ļnica bolsa que abri√≥ (la israel√≠) tuvo que cerrar por haber bajado el 6%. Hoy nuestra bolsa no lo ha sufrido mucho por cuestiones ef√≠meras. Pero la poblaci√≥n lo sufre cada d√≠a. Desde la negaci√≥n del acceso a alimentos debido al incremento de su precio (v√©ase el caso del cuerno de √Āfrica) debido a la especulaci√≥n con alimentos… hasta los recortes sociales en las sociedades sobredesarrolladas.

 

Nuestro futuro dependerá de nuestra capacidad para evitar el pánico y anticiparnos a lo que se nos viene encima. Una vez hemos topado con los límites de la biosfera, tan sólo podemos rezar o aprender, la elección está en nuestras manos.

Posted on mayo 8, 2011 in Activismo, Energ√≠a, General, Naturaleza by miki1 Comment »

Muchos son los convocantes, pero el mensaje es bien claro:

 

Este 8 de mayo, a las 12:00 desde la Puerta de Toledo hasta la Puerta del Sol, lanzaremos un mensaje claro.

 

¬ŅPor qu√©? Quiz√°s sea por la peligrosidad de los residuos nucleares, o porque no reduce nuestra dependencia energ√©tica (ya que Espa√Īa no contiene yacimientos importantes de uranio), o porque es irresponsable generar residuos que durar√°n cientos de generaciones por una energ√≠a que consumiremos en una, o porque es absurdo invertir dinero p√ļblico en construir y mantener centrales que necesitan un combustible nuclear que es finito… sea lo que sea lo que te mueva a decir no a este sinsentido, gritaremos juntos este fin de semana.

 

¬°Saludos!
Este viernes 7 y sábado 8 se celebra en Madrid uno de los nodos del Foro Social Mundial (www.fsmmadrid.org). El FSM es un encuentro de personas a lo largo de todo el mundo que plantean una crítica al sistema actual, dominado por el capitalismo globalizado, y buscan un nuevo modo de vivir, más humano y menos materialista.


Pues resulta que DM va a participar con una ponencia, ah√≠ estaremos presentando nuestro nuevo proyecto, que ya est√° suficientemente maduro para salir al p√ļblico: el mapa de Madrid Decrecentista (
mapa.decrecemadrid.org). Para quien no lo conozca, este proyecto surgi√≥ hace ya un a√Īo y la idea es recopilar todas las iniciativas que hay en la Comunidad de Madrid que tengan relaci√≥n con el Decrecimiento y ese otro mundo posible que no s√≥lo so√Īamos, sino que queremos construir ya, aqu√≠ y ahora, y darles toda la difusi√≥n que podamos. Hay mucho m√°s que contar, pod√©is ver m√°s cosas en la propia p√°gina del mapa. El proyecto est√° reci√©n lanzado, y lo seguiremos desarrollando y ampliando. Por tanto, si conoces alguna alternativa poco conocida, echas de menos alguna que no hayamos subido o te apetece colaborar en el proyecto, ¬†estaremos encantados.

As√≠ que os invitamos a quienes quer√°is a pasaros por el Foro, a ver nuestra presentaci√≥n o cualquier otra actividad de los 10 ejes tem√°ticos. El programa completo de actividades no tiene desperdicio, la presentaci√≥n del mapa est√° en el Eje 2, dentro de “Rehuerta 2.0”. Como en cualquier actividad a la que asistimos, estaremos abiertos a conoceros, compartir dudas y certezas, proyectos e inquietudes, y si quer√©is conocer el colectivo, ser√° una oportunidad fant√°stica.

“El Decrecimiento no es recesi√≥n, ni regresi√≥n. Es el abandono del objetivo √ļnico del crecimiento por el crecimiento y sus consecuencias desastrosas para las personas y el medio ambiente”
Posted on marzo 6, 2011 in Consumo Responsable, Decrecimiento, Energ√≠a, General by litio3 Comments »

Ya lo dec√≠a Lavoisier all√°, por el siglo XVIII: ‚ÄúRien ne se perd, rien ne se cr√©e, tout se transforme‚ÄĚ. Vamos, que nada se pierde ni se destruye, que todo se transforma. Siguiendo este pensamiento, que a muchos os parecer√° intuitivo y quiz√° f√°cil, par√©monos un instante a reflexionar sobre en qu√© nos andamos transformando √ļltimamente y, por qu√© no, hacia d√≥nde vamos con esta transformaci√≥n‚Ķ Obnubilados? Bueno, entremos entonces en materias m√°s terrenas, materias fecales, por ejemplo.

 

En la entrada anterior hablamos acerca de la energ√≠a que necesita el proceso de fusi√≥n para comenzar, y el esfuerzo en explotaci√≥n y recursos que¬†supone la obtenci√≥n de los ‚Äúingredientes‚ÄĚ de partida. En la naturaleza la energ√≠a no se obtiene de esta forma, sus ma√Īas son, adem√°s de eficientes, altamente sutiles. Los organismos, el clima, las piedras; sin querer estar coordinados, se complementan. Mam√° Natura es, ante todo, determinista y diplom√°tica. Cuando tiene un objetivo, aflora su total falta de escr√ļpulos. Algunos ejemplos los encontramos en el ins√≥lito placer que encuentran algunos bichos en ignominiosas aficiones, como la de picotear carro√Īas¬†del buitre, pasear bo√Īigas del escarabajo pelotero o la de columpiarse en las mara√Īas p√ļbicas de la ladilla.

 

A veces el ser humano sorprende, en un alarde de agudeza y humildad, y consiente en la imitación de las artes naturales y sus ingenios. Así, aprovechando los caprichosos gustos de unas bacterias por vivir en deshonrosos parajes (encima poco ventilados) nació, un buen día,  el biodigestor.

 

El biodigestor es un sistema que permite obtener biog√°s apartir de sustancias de desecho. Su fabricaci√≥n y disfrute son sencillas y la energ√≠a que proporciona no supone agotamiento de los recursos naturales, ni contaminaci√≥n derivada de la obtenci√≥n de materias primas o de sus procesos. En lugar de canalizar o tratarlos los desechos, se transforman en un biofertilizante (del que se obtienene a su vez los productos conocidos como ‚Äúbiol‚ÄĚ y ‚Äúbiosol‚ÄĚ) y se obtiene energ√≠a, y al mismo tiempo, se evita la proliferaci√≥n y dispersi√≥n de pat√≥genos de las sustancias de desecho. Por cierto que, con respecto a los biofertilizantes antes citados, en el siguiente enlace encontrar√©is un PDF con un interesante estudio sobre el valor fertilizante de los productos del proceso de fermentaci√≥n anaer√≥bica para la producci√≥n de biog√°s.

 

El fundamento es similar al de la obtención de abono mediante compostaje, solo que además de un buen sustrato para el suelo, se aprovechan los productos gaseosos de la actividad bacteriana para conseguir biogás. El biodigestor consiste en un recipiente herméticamente cerrado en el que se depositan materia orgánica (normalmente excrementos y desechos vegetales, aunque también pueden usarse desechos de otro tipo, como el serrín residuo de carpinterías) y agua. Esta la materia orgánica contiene bacterias que, en ausencia de oxígeno, producen una fermentación por digestión anaerobia que resulta en la producción de gases y la transformación del sustrato de partida en un fertilizante rico en fósforo, potasio y nitrógeno.

 

El proceso es como una reacci√≥n en cadena protagonizada por diferentes tipos de bacterias y, al final de √©ste, unas bacterias metanog√©nicas digieren el hidr√≥geno y el √°cido ac√©tico formado para transformarlo en metano, que es el gas m√°s importante del biog√°s y el que permite la combusti√≥n.¬†En comparaci√≥n con otras materias primas, el biog√°s obtenido mediante el biodigestor presenta un poder calor√≠fico menor al del butano o propano. Esto implica un mayor tiempo de cocci√≥n de los alimentos. Aunque, un tratamiento t√©rmico de los alimentos menos agresivo supone una alimentaci√≥n m√°s rica en nutrientes… Por cierto que, en cuanto a la producci√≥n de biog√°s a mayor escala, existen plantas de biog√°s para producir energ√≠a t√©rmica y el√©ctrica a partir de sustratos agroindustriales.

 

Volviendo a los biodigestores: los ‚Äúfamiliares‚ÄĚ se utilizan en √°reas rurales para uso dom√©stico y como alternativa a otras fuentes de energ√≠a como la le√Īa, bosta seca o gas de garrafa. La combusti√≥n del biog√°s no produce humos visibles y su carga en ceniza es infinitamente menor que el humo proveniente de la quema de madera, mejorando sustancialmente la calidad de vida de aquellos que lo manipulan. Para mantener la actividad de un biodigestor tipo “salchicha” en una granja familiar, se necesita disponer de, al menos, tres vacas y de agua suficiente (en funci√≥n del tipo de biodigestor, la proporci√≥n materia/agua var√≠a de 1:1 a 1:4). Para los que no tienen granja, tambi√©n¬†los hay de menores dimensiones (fabricados con un bid√≥n de pl√°stico), y pueden usarse excrementos de gallina o de perro, como ilustra el siguiente¬†v√≠deo.

 

Existen varios tipos de biodigestores, de diferentes formas y capacidades. Y muchas p√°ginas web en las que se explica c√≥mo dise√Īar y construir un biodigestor y numerosos v√≠deos de la misma tem√°tica, por lo que no vamos a extendernos aqu√≠ en m√°s explicaciones. La miga de todo este asunto est√° en se√Īalar que hay formas de reducir y transformar los residuos que, adem√°s, producen energ√≠a de la que nos podemos servir – como, por cierto, es menester; que a esto de empe√Īarnos en buscar potentes fuentes de energ√≠a para producir toneladas de art√≠culos que a los meses son ya productos de desecho in√ļtil y contaminante y que, por cierto tambi√©n, no van a parar precisamente a ning√ļn agujero negro de debajo de la cama de nadie; no s√© c√≥mo lo llamar√°n ustedes, pero a m√≠ m√°s que una utop√≠a se me antoja una locura-. ¬†Bueno, el debate a cerca de las ileg√≠timas e ingentes necesidades energ√©ticas que se nos instiga a demandar y consumir habr√° que dejarlo ya para otra entrada. Mientras tanto‚Ķa biodigerir!

como instalar un biodigestor a bajo costo

Posted on febrero 26, 2011 in Consumo Responsable, Energ√≠a by miki8 Comments »

La producción de energía de fusión nuclear, la más puntera y futurista que existe, ha sido calificada como una fuente limpia e ilimitada de energía, como en este documental de redes. Es como si en un futuro lejano todos pudiéramos disponer de energía infinita y gratuita. A continuación procedemos a derribar ese mito, que no es sino una estrategia publicitaria a gran escala que encierra unos propósitos bastante oscuros y peligrosos. Para ello, analizaremos la fusión nuclear de forma ordenada, desde su obtención, sus residuos, su eficiencia, su distribución y utilización… tratando de ser didácticos. Por tanto, aunque parece muy complejo, intentaremos exponerlo de forma clara, paso a paso y con calma, aunque hoy nos extendamos un poco más de lo acostumbrado.

 

Para empezar, la energía de fusión se obtiene mediante una reacción unidireccional.

Es decir, hay un material de partida y un material final, liber√°ndose energ√≠a en el proceso. Se nos ha vendido como algo que ‚Äúlo pones en marcha y a disfrutar‚ÄĚ, una fuente ilimitada de energ√≠a, un proceso circular y automantenido. Sin embargo, esto viola el segundo principio de la termodin√°mica, es decir, es f√≠sicamente imposible. La reacci√≥n de fusi√≥n nuclear es un proceso que comienza y termina. Cuando hablan de energ√≠a ‚Äúilimitada‚ÄĚ se refieren a que el recurso que necesitan es abundante, muy disponible.

 

Sin embargo, esto no es del todo cierto. ¬ŅDe d√≥nde se obtienen el deuterio y el tritio? El deuterio se puede obtener del agua, siendo uno de cada 6500 √°tomos de hidr√≥geno del agua un √°tomo de deuterio. El tritio se obtiene del litio, el cual se obtiene a su vez de minas en Bolivia (50% de las reservas), Chile (30% de las reservas), Argentina, California, Nevada‚Ķ Cabe destacar que, aunque el litio es relativamente abundante, su uso se ha incrementado y, por lo tanto, su precio ha subido, pudiendo ser en un futuro foco de tensiones y desigualdades. As√≠ mismo, su extracci√≥n se realiza mediante la miner√≠a, un proceso altamente contaminante, y para transformarlo en tritio hace falta irradiarlo con neutrones. Parad√≥gicamente, la demanda de litio se ha incrementado precisamente por nuestras crecientes necesidades de acumular energ√≠a en bater√≠as: m√≥viles, mp3, ordenadores, tablets… cuya circulaci√≥n obedece a los criterios de obsolescencia programada o percibida, siendo adem√°s de dif√≠cil reciclaje. Pero ah√≠ no acaba la cosa‚Ķ para construir el reactor de fusi√≥n nuclear se necesitan decenas de miles de toneladas de acero y hormig√≥n, adem√°s de elementos raros como el berilio, niobio, titanio y tulsteno (cuyo pico de extracci√≥n est√° pr√≥ximo) y elementos de cara obtenci√≥n como el nitr√≥geno l√≠quido y el helio. Es decir, que desde los or√≠genes la fusi√≥n nuclear se enfrenta a serias limitaciones.

 

Otro mito sobre la fusi√≥n nuclear es que es una energ√≠a limpia, ya que no genera residuos. ¬°Falso! Si volv√©is al esquema quiz√°s os llame la atenci√≥n una bolita blanca, un neutr√≥n altamente energ√©tico. Efectivamente, la reacci√≥n entre el tritio y el deuterio libera neutrones muy energ√©ticos. Estos son absorbidos por carb√≥n vegetal, que pasa a ser radioactivo. Adem√°s de la reacci√≥n del esquema (aqu√≠ ser√° mejor que coj√°is papel y l√°piz, es m√°s f√°cil), habr√° reacciones entre los √°tomos de deuterio que choquen entre s√≠, produci√©ndose en la mitad de los casos una fusi√≥n nuclear convencional y en la otra mitad un √°tomo de tritio y un prot√≥n. El tritio es radioactivo (con una vida media de 12,3 a√Īos, los residuos pueden tardar unos treinta a√Īos en ser seguros) y es radiot√≥xico por inhalaci√≥n e ingesti√≥n. Otra reacci√≥n que ocurrir√≠a ser√≠a entre el helio (bueno, un is√≥topo de helio con tres neutrones, un producto de desecho) y el deuterio (material de partida), en la que tambi√©n se producir√≠a tritio y un prot√≥n en la mitad de las reacciones.

 

Vayamos ahora con la eficiencia de la energ√≠a de fusi√≥n. La eficiencia se mide por la tasa de retorno energ√©tica, que es la relaci√≥n entre la energ√≠a que obtienes de una fuente energ√©tica y la energ√≠a que necesitas para obtenerla (construcci√≥n, mantenimiento y desmantelamiento de la infraestructura necesaria‚Ķ). Es decir, que cuanto m√°s eficiente es una fuente de energ√≠a mayor energ√≠a sacamos en relaci√≥n a la energ√≠a que nos ha costado obtenerla, es decir, mayor es la tasa de retorno energ√©tica. Como referencia, el rendimiento energ√©tico de los primeros yacimientos de petr√≥leo era de 150-100, los de los yacimientos actuales son de 8. Los de la energ√≠a e√≥lica son de 18 y los del biodiesel son de 1‚Äô2 (algunos incluso por debajo de la unidad, es decir, se gasta m√°s energ√≠a de la que se obtiene). La tasa de retorno de la energ√≠a de fusi√≥n en un futuro se estima en menos de 10 (para iniciar la reacci√≥n es necesaria una cantidad elevad√≠sima de energ√≠a, dando como resultado una cantidad diez veces superior de energ√≠a). Cada cantidad de deuterio y tritio producir√≠a una cierta energ√≠a, es decir, una vez comenzada la reacci√≥n, √©sta tiene sus d√≠as contados. No es posible a√Īadir m√°s ‚Äúcombustible‚ÄĚ a la reacci√≥n (no se puede “echar m√°s le√Īa al fuego”), que se encuentra confinada en potentes campos electromagn√©ticos. Por lo cual, cuando se agote la reacci√≥n, el reactor se tendr√° que limpiar y llenar con m√°s ‚Äúcombustible‚ÄĚ, requiri√©ndose una gran cantidad de energ√≠a para reactivarlo nuevamente (es como hacer una hoguera y, cuando se apague, hacer otra).

Otro aspecto a analizar es el problema del almacenamiento y transporte de esa energía, que requerirán la utilización de metales para almacenarla y conducirla, los cuales son limitados, y requieren aislantes basados en hidrocarburos, que también tienen sus días contados. Además, la energía necesitará de herramientas para hacerla efectiva: electrodomésticos, maquinaria…. Pues la energía por sí misma no te hace el café ni te aspira la casa. Estas herramientas se basan en materiales que son limitados y cuya extracción sigue suponiendo un impacto considerable en los ecosistemas. El mito de la energía infinita y para todos hace aguas por doquier.

 

¬ŅCantidades infinitas de energ√≠a? Si fuera posible, podr√≠a tener unas repercusiones desastrosas: cantidades ingentes de energ√≠a disponible supone mayor capacidad para modificar el entorno. Puede impulsar la industria militar o la minera, la pesquera, la agricultura intensiva, la tala de √°rboles y todas aquellas industrias que se basan en la extracci√≥n de materias primas no renovables (limitadas). Esto acelerar√≠a nuestra llegada al colapso, ya que, aunque la energ√≠a pudiera ser infinita, los recursos no lo son, y no se pueden obtener a partir de la energ√≠a.

 

Otro problema es de √≠ndole pol√≠tica y se refiere a la producci√≥n y distribuci√≥n de la energ√≠a: el peligro de que la producci√≥n de energ√≠a de fusi√≥n nuclear acabe bajo la ‚Äúprotecci√≥n‚ÄĚ de patentes supondr√≠a que habr√≠a unos pa√≠ses productores de energ√≠a a bajo coste (los del Norte) y ser√≠a vendida a los pa√≠ses del Sur no necesariamente a bajo coste. Esto supondr√≠a otra potente atadura represiva, como el pago de los intereses de la deuda externa. De hecho, para las primeras producciones de energ√≠a de fusi√≥n nuclear ya est√°n prepar√°ndose sistemas de venta, tal y como dijeron en el documental de Redes. La imposici√≥n de una patente internacional de libre acceso a la fusi√≥n nuclear ser√≠a una medida pol√≠tica esperable, pero f√°cilmente soslayable, ya que el sistema que crea los campos electromagn√©ticos en los que se produce la reacci√≥n est√° ya bajo patente. El colonialismo energ√©tico pues, pasar√° pronto a su siguiente fase.

 

El √ļltimo escoyo es el de la creaci√≥n de lobbies o grupos de inter√©s. La inversi√≥n en la fusi√≥n nuclear bajo altas temperaturas ha sido enorme, el n√ļmero de cient√≠ficos que reciben subvenciones para investigar en este campo es considerable. As√≠ que, al pensar que se descubri√≥ la fusi√≥n fr√≠a surgi√≥ una gran oposici√≥n de muchos cient√≠ficos que vieron peligrar sus subvenciones. La fusi√≥n fr√≠a sin embargo, se produce te√≥ricamente a temperatura ambiente y, de ser posible, ser√≠a mucho m√°s barata y accesible a todos los pa√≠ses, y los primeros conatos de publicaci√≥n han sido duramente criticados. Cient√≠ficos m√°s objetivos consideran que con esta oposici√≥n se han perdido al menos 40 √≥ 50 a√Īos en la investigaci√≥n de la fusi√≥n. Una rama prometedora de la fusi√≥n fr√≠a quiz√°s sea la sonoluminiscencia, pero eso lo dejaremos para quien le interese.

 

Para terminar, seamos constructivos. Dado que todo lo que sea absorbido por la l√≥gica del mercado se convierte en algo destructivo, imaginemos qu√© papel podr√≠a desempe√Īar la fusi√≥n nuclear en una sociedad decrecentista. Son numerosas las ventajas de la energ√≠a de fusi√≥n con respecto a la combusti√≥n de hidrocarburos. Por lo que en una sociedad donde las necesidades energ√©ticas se autolimiten por debajo de los l√≠mites biof√≠sicos del planeta, la misma cantidad de energ√≠a producida por fusi√≥n nuclear en vez de por combustibles f√≥siles tendr√° una huella ecol√≥gica mucho menor. Esto no ser√° pretexto para aumentar el consumo de energ√≠a, sino para tener un impacto menor en la Tierra. Se fomentar√° la investigaci√≥n de la fusi√≥n fr√≠a, as√≠ como de sistemas de transporte de la energ√≠a m√°s eficientes, baratos y menos perjudiciales, como el antil√°ser. Todo ello encaminado a que todas las sociedades puedan extraer la energ√≠a de los √°tomos de una forma m√°s barata y limpia, gestion√°ndose responsablemente los residuos y/o utiliz√°ndolos para otros procesos beneficiosos tanto social como ambientalmente.

 

Conclusi√≥n, ninguna fuente de energ√≠a ser√° beneficiosa si sigue la viciosa din√°mica de satisfacer una demanda en continuo crecimiento, ya que toda energ√≠a tiene su impacto, su huella ecol√≥gica. La √ļnica soluci√≥n es limitar la demanda de energ√≠a (vivir mejor con menos) y cuanto m√°s limpias sean nuestras fuentes de energ√≠a, menos basadas en recursos limitados y m√°s diversificadas, mucho mejor para todos. No hay demanda energ√©tica mejor satisfecha que aquella que deja de necesitar de energ√≠a.

Posted on febrero 15, 2011 in Derechos, Energ√≠a by procast1nad0r1 Comment »

Decrece Madrid se suma al apagón general contra la subida abusiva de la tarifa de la luz en el día del consumidor.
Vamos a pasar de las palabras a los hechos. Van a ver que el pueblo tiene voz y voto y sabe oraganizarse. Endesa, Iberdrola y Fenosa subieron la tarifa un 11%. Es hora de que hagamos que sus beneficios caigan por una vez.
La √ļnica forma que tenemos de luchar los consumidores contra estas pr√°cticas abusivas, es con medidas como √©sta, por eso os convocamos a seguir esta iniciativa que comenzar√° a las 22h y que durar√° m√≠nimo 5 minutos.
¬°√öNETE!
Recuerda: baja el diferencial de la casa para que surta efecto.

Posted on octubre 22, 2010 in Energ√≠a by suricatoNo Comments »

Pedro Perez Prieto es un l√ļcido y provocador analista en temas energ√©ticos. En este art√≠culo nombra descarnadamente cuatro verdades acerca de la crisis energ√©tica, el papel de los trabajadores de los paises hasta ahora desarrollados y lo que se nos viene encima a todos. Muy recomendable.

Posted on agosto 20, 2010 in Energ√≠a by procast1nad0r3 Comments »

Este es el reportaje √≠ntegro de TVE que levant√≥ la pol√©mica, despu√©s de que se desvelara que su emisi√≥n fue suspendida a √ļltima hora tras una llamada de Cepsa. “Algo huele mal” trata sobre el efecto de las empresas petroqu√≠micas de la Bah√≠a de Algeciras sobre la vida de los vecinos e incluye testimonios vecinales y profesionales que hablan de mutaciones gen√©ticas, infertilidad, problemas ginecol√≥gicos, malformaciones fetales, alergias, y problemas de salud muy graves en supuesta relaci√≥n con las actividades industriales. ‚ÄúNo conozco a nadie que se haya muerto de viejo. Casi todos de c√°ncer‚ÄĚ, dice uno de los vecinos.

Leer entrada completa

Posted on mayo 15, 2010 in Energ√≠a by chema3 Comments »

A la hora de llevar a cabo una empresa, sólo se tienen en cuenta los beneficios, pero no se plantean o se prevén los problemas que vayan más allá del propio proyecto, y las soluciones siempre llegan tarde.
 
El desastre ecol√≥gico ocurrido en el Golfo de M√©xico es s√≥lo un escal√≥n m√°s en el camino hacia la destrucci√≥n. A este paso, si es que no ha ocurrido ya, tras los m√ļltiples Exxon Valdez, los Erika, los Prestige, nos acostumbraremos y en vez de indignarnos, pensaremos ‚Äúotro vertido m√°s‚ÄĚ. Otra cuesti√≥n destacable es el hecho de que este √ļltimo vertido haya sido una noticia semiocultada por la prensa, al menos al principio. El d√≠a del accidente, apenas se pod√≠a obtener informaci√≥n clara del suceso.
Leer entrada completa

Posted on diciembre 15, 2009 in Energ√≠a by georgeb72 Comments »

El pico del petróleo es el momento en el que en el que se alcanza la tasa máxima extracción de petróleo. Este tiene lugar cuando se ha extraído aproximadamente la mitad del crudo existente en una reserva.

Este fenómeno fue descubierto por el geólogo americano King Hubbert que observó como la tasa de producción agregada de un yacimiento petrolífero a nivel individual y de manera agregada crecía a lo largo del tiempo de manera exponencial hasta que llega a un pico y luego declina hasta que el yacimiento se agota.
De esta manera el Hubbert (que por cierto hab√≠a trabajado a√Īos antes para la Shell) acert√≥ a predecir en 1956 que la producci√≥n de crudo de EE.UU. alcanzar√≠a su c√©nit entre 1965 y 1970.

A nivel mundial los expertos opinan que o hemos llegado ya al pico del petróleo o lo alcanzaremos antes de 2020. Es el fín de la era del petróleo barato.
Actualmente, por cada nuevo barril de crudo que se descubre en el mundo se consumen 3,4 barriles y la demanda se prev√© que siga aumentando con la adopci√≥n de modos de vida insostenibles por parte de millones de ciudadanos de pa√≠ses con altas tasas de “crecimiento econ√≥mico”, especialmente, China e India.
Los costes de obtenci√≥n de este nuevo crudo de cada vez m√°s dif√≠cil acceso (gran profundidad, regiones remotas…) no dejan de aumentar pero el ansia de crecimiento productivista del sistema capitalista no permite poner freno al despilfarro energ√©tico que supone nuestro modelo de sociedad y busca alernativas energ√©ticas bien insuficientes (renovables) o de graves consecuencias medioambientales (arenas bituminosas, gas natural, biocombustibles, energ√≠a nuclear…).

A la luz de lo que sucede en Copenhage estos d√≠as no parece que los “l√≠deres mundiales” vayan a tomar las medidas necesarias para que la transici√≥n hacia esta nueva era sin una superabundancia de combustibles f√≥siles no sea extremadamente traum√°tica.
Así que parece que deberemos ser nosotros los que forcemos el cambio de manera paulatina como defienden el movimiento de transición o el decrecimiento.

Más información:
http://es.wikipedia.org/wiki/Peak_oil
http://www.crisisenergetica.org/
http://www.peakoil.net/
El mundo ante el cénit del petróleo (pdf)
El final de la era del petróleo barato, vv.aa. .Ed. Icaria 2008
El crep√ļsculo de la era tr√°gica del petr√≥leo, Ram√≥n Fern√°ndez Dur√°n. Ed. Virus 2008

« P√°gina anterior