Posted on mayo 22, 2016 in Activismo, Decrecimiento, Ideas, Política, Sin categoría, Transición by decrecimientomadridComentarios desactivados en Articulando movimientos sociales: la importancia del decrecimiento y la transición

¬† ‚ÄúLos j√≥venes salieron a la calle y s√ļbitamente todos los partidos envejecieron.‚Ä̬†

   El Roto 

‚ÄúDorm√≠amos, despertamos‚ÄĚ. Y tras 5 a√Īos despiertos, echamos la vista atr√°s y recordamos aquel 15 de mayo √©pico como aquel primer bostezo, aquel primer estiramiento con el que despert√°bamos nuestros m√ļsculos, los activ√°bamos tras la larga noche y los prepar√°bamos para el arduo pero emocionante camino que nos esperaba: el camino hacia la utop√≠a. Porque dorm√≠amos y despertamos, y por la ventana entraba la luz del sol de mayo invit√°ndonos a iniciar la aventura.

Aquel 15 de mayo alzamos nuestra voz con dos preguntas muy claras: a nuestras instituciones pol√≠ticas: por qu√© ‚Äúno nos representan‚ÄĚ; a la econom√≠a: por qu√© tenemos que ser ‚Äúmercanc√≠a en manos de pol√≠ticos y banqueros‚ÄĚ. En un mundo que da muestras de agotamiento, en el que el sistema capitalista parece haber anulado cualquier posibilidad de surgimiento de una alternativa, en el que la tendencia a la mercantilizaci√≥n de todos los √°mbitos de la vida parece ser irreversible‚Ķ aquel 15 de mayo volvi√≥ a demostrar que la sociedad siempre va varios pasos por delante de las estructuras e instituciones tradicionales, y al igual que otros muchos movimientos surgidos de la sociedad civil organizada reclamando m√°s justicia, m√°s democracia, m√°s solidaridad‚Ķ no signific√≥ otra cosa que la activaci√≥n del sistema inmunol√≥gico del planeta.¬†¬†

Signific√≥ tambi√©n la activaci√≥n de la ecuaci√≥n del cambio social: estall√≥ el 15M, y la resignaci√≥n se transmut√≥ en indignaci√≥n, y √©sta en activismo, en la politizaci√≥n de toda una generaci√≥n y en transformaci√≥n social. As√≠, fue expandi√©ndose el esp√≠ritu ‚Äėquincemayista‚Äô hasta el d√≠a de hoy, en el que los hijos e hijas del 15M ya andan solos y solas: pienso en la PAH, 15mPaRato, las redes de Econom√≠a Social y Solidaria, los nuevos partidos pol√≠ticos, los centros sociales, huertos urbanos o medios de comunicaci√≥n autogestionados, las cooperativas de producci√≥n y de consumo‚Ķ a√Īos de activismo y movilizaci√≥n social que dieron lugar a estructuras que poco a poco han ido institucionaliz√°ndose, esto es, convirti√©ndose en protocolos compartidos de comportamiento.¬†¬†

No obstante si analizamos la reflexi√≥n que ha guiado la articulaci√≥n y vertebraci√≥n de los movimientos sociales originados al calor del 15M ha consistido, por un lado, en que esta crisis ‚Äúno es una crisis, sino una estafa‚ÄĚ, des-responsabiliz√°ndonos de la crisis civilizatoria en la que la Humanidad se halla inmersa y de la cual los Pa√≠ses Desarrollados somos causa debido a nuestro insostenible e injusto modelo de vida que solo es posible a costa del expolio de los Pa√≠ses del Sur, la destrucci√≥n de los ecosistemas, la condena de las generaciones futuras‚Ķ

Por otro lado tambi√©n¬†ha estado latente durante todo este proceso la idea de¬†que no era cierto aquello de que ‚Äúhemos vivido por encima de nuestras posibilidades‚ÄĚ. Reflexi√≥n √ļtil para se√Īalar a esa oligarqu√≠a que se enriquece a costa de las mayor√≠as sociales, pero incompleta para el pensamiento emancipador en tanto que no nos obliga a reconocer que hemos vivido¬† ‚Äúpor encima de nuestras necesidades‚ÄĚ y de las posibilidades del planeta al tomar decisiones¬†que consumen y contaminan mucho pero que satisfacen poco nuestras necesidades.

De ah√≠ la exigencia de seguir despertando, de seguir descolonizando nuestro imaginario y de seguir planteando nuevas preguntas (¬Ņes posible un crecimiento ilimitado en un planeta de recursos limitados? y aunque lo fuera ¬Ņes deseable?) para entender que, en el cambio de paradigma en el que vivimos, es el modelo liberal-productivista basado en un crecimiento econ√≥mico sin l√≠mites el que debemos replantear y el que debemos sustituir progresivamente por un decrecimiento controlado, una relocalizaci√≥n y una reducci√≥n de los niveles de producci√≥n y de consumo, as√≠ como por una b√ļsqueda de sinergias biorregionales para fomentar un comercio cercano, justo y sostenible.

La otra pregunta que debemos hacernos a la hora de plantear nuevas estrategias para la articulaci√≥n de movimientos sociales es la siguiente: si hoy ocurriera el colapso (clim√°tico, econ√≥mico, pol√≠tico, energ√©tico, etc.), si de repente se agotaran todos los combustibles f√≥siles‚Ķ ¬Ņestar√≠amos preparados para afrontar esta situaci√≥n? ¬Ņde d√≥nde obtendr√≠amos la energ√≠a necesaria para abastecernos? La construcci√≥n de resiliencia en nuestras comunidades debe ser otro pilar fundamental en la articulaci√≥n de movimientos sociales, pues nos permite pensar en un modelo de ciudad socialmente justo y sostenible.

Si bien es crucial continuar impulsando el cambio social desde la ciudadan√≠a, no es posible la uni√≥n, la confluencia y el trabajo en red si a esta uni√≥n no se le dota de un contenido, de un relato. Es aqu√≠ donde el ‚Äúmovimiento de transici√≥n‚ÄĚ arroja un enfoque verdaderamente novedoso e inspirador de cara a encontrar l√≠neas de acci√≥n transversales que permitan la articulaci√≥n de movimientos sociales, as√≠ como nuevas demandas de acuerdo con el cambio de paradigma en el cual nos movemos.

El ‚Äúmovimiento de transici√≥n‚ÄĚ nos propone actuar localmente y pensar globalmente: actuar desde lo local en dos ejes: 1) justicia social y 2) sostenibilidad; y pensar globalmente insertando las experiencias de construcci√≥n de resiliencia local en una din√°mica de alterglobalizaci√≥n, es decir, de puesta en marcha de una alternativa s√≥lida a la globalizaci√≥n neoliberal. De esta forma, la transici√≥n y el decrecimiento son dos conceptos clave que nos permiten crear una visi√≥n comunitaria, establecer l√≠neas de acci√≥n transversales y puentes de colaboraci√≥n para el cambio y que por su car√°cter inclusivo, experimental y fresco tienen el potencial de ser una v√≠a para la articulaci√≥n de los movimientos sociales presentes y futuros.

Por ello, la transici√≥n que venimos impulsando desde Decrece Madrid consiste tanto en una transici√≥n interior (valores, aspectos emocionales, h√°bitos y estilo de vida, simplicidad voluntaria‚Ķ) como en una transici√≥n exterior (creaci√≥n de nuevas estructuras pol√≠ticas, econ√≥micas, formas de obtener energ√≠a‚Ķ), ambas interrelacionadas. Como referencia de experiencias de transici√≥n contamos con m√°s de 1700 iniciativas en ciudades, municipios, universidades, etc. en cerca de 50 pa√≠ses. Tambi√©n con experiencias cercanas como son M√≥stoles en Transici√≥n o Zarzalejo en Transici√≥n y otras muchas a escala estatal (Red de Transici√≥n, m√°s de 40 iniciativas de transici√≥n por todo el Estado), a lo que habr√≠a que a√Īadir las innumerables organizaciones, colectivos, etc. potencialmente interesados en articularse junto a otras plataformas sociales para poner en marcha una iniciativa de transici√≥n en sus comunidades.

En definitiva, transformar nuestras ciudades en espacios m√°s participativos, donde las personas se empoderen, donde se visibilicen y se pongan en valor las actividades que se ocupan del cuidado de las personas, donde aprendamos a adaptar nuestro modelo de vida a los l√≠mites biof√≠sicos del planeta, etc. debe pasar a ser, en el siglo XXI, el siglo de la gran prueba, la l√≠nea de acci√≥n prioritaria que surja de los procesos de articulaci√≥n de movimientos sociales. No solo porque sea la √ļnica v√≠a y quiz√°s la √ļltima oportunidad para responsabilizarnos de nuestros actos y estar a la altura de los enormes retos sociales y ambientales de nuestra √©poca. Sino porque sencillamente, sin l√≠neas de acci√≥n transversales y con la capacidad de conectar experiencias locales con din√°micas globales, estaremos condenados a la atomizaci√≥n y a la dispersi√≥n y ahogaremos cualquier posibilidad de cambio real y duradero.

El poder sabe bien eso de ‚Äúdivide y vencer√°s‚ÄĚ, pero el 15M nos demostr√≥ que la √ļnica manera de caminar hacia un futuro mejor es uni√©ndonos y trabajando juntas.

Rubén Gutiérrez

Posted on marzo 24, 2015 in General, Ideas, Pr√°ctica del mes, Reciclaje by alevadoNo Comments »

¬ŅA qui√©n no se le ha estropeado el m√≥vil, la radio o una bombilla antes de lo que esperaba? ¬ŅQui√©n no ha escuchado alguna vez decir que ‚Äúantes las cosas no se romp√≠an tan r√°pido como ahora‚ÄĚ? La obsolescencia programada, es decir, la reducci√≥n planificada del tiempo de vida √ļtil de los productos, junto a la publicidad y el dinero, son los tres elementos estrat√©gicos principales con los que el sistema capitalista nos convierte a la ciudadan√≠a en meros productores y consumidores, encaden√°ndonos a un modelo econ√≥mico insostenible.diy
Esto, no obstante, puede y debe ser afrontado y superado tanto desde lo colectivo como desde lo individual, aunque el propio lema ‚Äúhazlo t√ļ mismo/a‚ÄĚ ya resalta la importancia de la aplicaci√≥n de estas pr√°cticas en nuestra vida cotidiana, aprendiendo a fabricar o reparar las cosas por nosotras mismas y en colaboraci√≥n con otras personas. Diciendo que no a la espiral de consumo y a la dependencia del mercado a la que desde muy j√≥venes somos sometidas, podemos pensar en otra forma de sociedad, una sociedad de decrecimiento en la que prime la reducci√≥n, la reutilizaci√≥n y el reciclaje, y en donde la prioridad pase de ser el consumo exacerbado a ser la creatividad y la autogesti√≥n.

  • Para saber m√°s:

M√°s ideas para hacer t√ļ mism@:¬†https://www.facebook.com/HazlotumismoDoItYourself
Repara t√ļ mism@:¬†http://www.reparatumismo.org/
Movimiento Maker: http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/10/23/movimiento-maker-fabrica-tu-independencia/
Hacedores (movimiento maker en Espa√Īa):¬†http://hacedores.com/

 

  • Ahora mismo: Puedes hacer peque√Īos gestos en tu d√≠a a d√≠a vinculados a los principios del¬†Do It Yourself.¬†La mayor√≠a de √©stos no solo har√°n que vivas de una forma m√°s sostenible, sino que adem√°s en todos los casos estar√°s ahorrando dinero. Puedes, por ejemplo, probar a reciclar tetra-bricks de leche para congelar alimentos, fabricar tu propio jab√≥n o elaborar todos los alimentos posibles en casa (yogures, mermeladas‚Ķ). Tambi√©n puede ser muy √ļtil reutilizar materiales para crear adornos y, mejor a√ļn, regalos que ser√°n mucho m√°s personales que si los compraras en cualquier almac√©n. Estas son solo algunas ideas, pero¬†existen muchas m√°s¬†cosas que puedes empezar a hacer ahora mismo con tus propias manos y muy pocos materiales.
  • Poco a poco:¬†Evita las compras compulsivas.¬†Ser√° mucho mejor para tu bolsillo y contribuir√°s a la conservaci√≥n del medio ambiente si meditas y eval√ļas bien cada decisi√≥n de compra y te planteas si verdaderamente algo es necesario o no. Por otro lado, intenta siempre reparar lo que ya tienes¬†inform√°ndote en blogs¬†que contienen explicaciones claras y sencillas, y aprovecha todo lo que tengas en desuso o permite que otros puedan aprovecharlo.
  • A fondo: para involucrarte m√°s a fondo con el mundo del Do It Yourself, puedes unirte a colectivos vinculados al denominado¬†Movimiento Maker, como son los¬†Hacedores¬†(los¬†makers¬†en Espa√Īa), desde donde se difunden proyectos, eventos e ideas relacionadas con todo esto. A largo plazo, lo fundamental es la educaci√≥n, por lo que, junto a personas interesadas como t√ļ, puedes preparar talleres para mostrar todas estas ideas a la ciudadan√≠a, y sobre todo concienciar a las m√°s peque√Īas y alejarles de la publicidad, ya que ellas son las grandes seducidas por la ola de consumo.
Posted on noviembre 16, 2014 in Consumo Responsable, Decrecimiento, General, Ideas, Tiempo by alevadoNo Comments »

El pr√≥ximo jueves 27 de noviembre DecreceMadrid participar√° en el XV ciclo de cine foro de Economistas Sin Fronteras, con nuestra presencia junto con la gente de Ecologistas en Acci√≥n y Carro de Combate en la proyecci√≥n y posterior debate de la pel√≠cula “My Stuff: lo imprescindible para vivir”

(Impresi363n de fax de p341gina completa)

Esta pel√≠cula nos cuenta el experimento que emprendi√≥ Petri Luukkainen, su director y actor protagonista, para¬†descubrir qu√© era, en medio de su bienestar, lo que faltaba en su vida. Para ello se¬†deshizo de todas sus posesiones,¬†excepto de su casa, las guard√≥ en un almac√©n y ¬†comenz√≥ la grabaci√≥n. Se impuso tres reglas: durante un a√Īo todas sus cosas materiales estar√≠an en un almac√©n, s√≥lo podr√≠a recuperar una cada d√≠a y estar√≠a prohibido comprar nada nuevo.

Tras la visualizaci√≥n de la pel√≠cula participaremos en el que seguro ser√° un interesante debate sobre el consumo en nuestra sociedad. Os esperamos el jueves 27 a las 20:00 en los cines Golem (Plaza Martin de los Heros 14, metro Plaza Espa√Īa), la entrada es gratuita.

Posted on octubre 27, 2014 in Activismo, Ciudad, Decrecimiento, General, Ideas, Pol√≠tica by alevadoNo Comments »

Para DecreceMadrid este ha sido un buen fin de semana. En nuestro plenario de oto√Īo hemos hablado de nuestras organizaci√≥n interna y como mejorarla, hemos valorado nuestras fuerzas y hemos decidido nuestras l√≠neas de trabajo para los seis pr√≥ximos meses.
IMG-20141026-WA006

Tras la asamblea abierta que tuvimos a principios de octubre donde hicimos una lluvia de ideas de actividades que podía hacer el colectivo en relación a las líneas temáticas que habíamos propuesto en nuestro anterior plenario de abril, y donde contamos con la participación de nuevas gentes, algunas de las cuales se han unido al colectivo (bienvenidas!), en este plenario nos propusimos decidir nuestras líneas de trabajo basándonos en esas ideas, en las fuerzas y en los objetivos de DM:

Ôā∑ Realizar una cr√≠tica profunda a la ideolog√≠a del crecimiento ilimitado y sus excesos (funci√≥n develadora)
Ôā∑ Comunicar los valores y las perspectivas decrecentistas (funci√≥n de difusi√≥n)
Ôā∑ Promover la inteligibilidad mutua entre experiencias posibles sin destruir su identidad (funci√≥n de traducci√≥n)
Ôā∑ Favorecer el trabajo de articulaci√≥n de los sujetos ayudando a su confluencia en proyectos comunes (funci√≥n catalizadora)
Ôā∑ Reflexionar para imaginar y apoyar proyectos concretos que muestren c√≥mo vivir de una manera diferente, a partir de las pr√°cticas de los actores y sus necesidades (funci√≥n de innovaci√≥n).

Tras valorar todos estos puntos hemos decido concentrar nuestras fuerzas en dos l√≠neas de trabajo: “Pol√≠tica Institucional” y “Decrecimiento para no iniciados”

Política Institucional porque pensamos que es el momento adecuado, justo antes de las elecciones municipales y porque cumple con la idea (recogida en nuestros principios) de que DM propone una reforma estructural del sistema creada desde la base con especial protagonismo de los movimientos sociales y en tres niveles: individual, colectivo y político/institucional.

Decrecimiento para no iniciados porque creemos que es necesario llegar a toda esa gente que no ha o√≠do nunca hablar del decrecimiento o que si lo ha o√≠do no tiene una idea clara de qu√© es. Para ello nos proponemos hacer una asamblea abierta, de acci√≥n de calle al mes, siempre relacionada con nuestra ‚ÄúPr√°ctica Decrecentista del Mes‚ÄĚ que proponga alternativas reales (especialmente para la ciudad de Madrid). Porque desde DM siempre destacamos la necesidad no solo de hacer la cr√≠tica al sistema si no de tambi√©n ofrecer otras opciones que nos permitan vivir una vida que merezca la pena ser vivida.

Ahora nos toca ponernos a trabajar en ello . Por supuesto toda persona que quiera apuntarse ya sea a formar parte del colectivo o a participar de forma puntual en nuestras actividades ser√° bienvenida.

IMGP1990

Posted on octubre 18, 2014 in Activismo, Econom√≠a, Ideas by miki3 Comments »
Hemos conocido un proyecto que utiliza una economía diferente, una economía basada en la generosidad y la confianza, con un impacto medioambiental casi nulo y un impacto social  muy positivo. Hemos hablado con su promotor, que le gustaría que el modelo se replicara en otros sitios. Como conoce y ha experimentado el poder del anonimato, no diremos su nombre ni dónde ocurre.
En una casa de Madrid le ofrecen generosamente el sal√≥n de su casa (no le piden nada), esta persona ofrezce generosamente sesiones de yoga, as√≠ como un espacio para¬†resolver y compartir dudas, aprender colectivamente… y tampoco pide nada a cambio. Las personas pueden contribuir al proyecto, al menos, de dos maneras distintas. Bien pueden contribuir con algo de dinero en una bolsita de tela negra, donde la daci√≥n es an√≥nima. Ese dinero se utiliza para fomentar din√°micas de generosidad an√≥nima entre las personas. Otra forma en la que pueden contribuir es de forma directa, mediante estas acciones de amabilidad an√≥nima. ¬ŅC√≥mo?Pues mediante unas tarjetas, por ejemplo, donde explican y animan a seguir la din√°mica de generosidad. Por ejemplo, puedes dejar pagadas dos cervezas en un bar con esta tarjeta, y la persona siguiente recibir√° (honestidad del camarero mediante) ese regalo, o puedes sacarle la basura al vecino y dejarle la tarjeta, o destenderle y doblarle la ropa (si est√°s en una corrala, por ejemplo) y dejarle esta tarjeta, o pillar alguna macetilla con una planta, entrar en cualquier portal y dejarle la maceta con la tarjeta a quien sea, o dejar pagado un d√©cimo de loter√≠a para el siguiente… el l√≠mite es la creatividad…

tarjeta1tarjeta2
Para las personas que est√°n en su proceso espiritual (la espiritualidad no es sino un camino para disminuir la individualidad y abrirte y contectarte con el mundo y los seres que lo habitan), estas acciones son un ejemplo de karma yoga (o yoga de la acci√≥n), una acci√≥n honestamente desinteresada donde te entregas a la acci√≥n, con confianza, donde te abres a la generosidad y no permaneces para recibir los frutos de tu acci√≥n, como el √°rbol que no disfruta del sabor de sus frutos, como el mar que no es capaz de saborean ni una gota de su agua… Que no quede mencionar esa sensaci√≥n de conexi√≥n sutil que queda entre las personas que dan y reciben de forma an√≥nima…Por otro lado, como activista, esta pr√°ctica te permite un cambio de paradigma. Normalmente tenemos una esfera de influencia visible (los resultados de las acciones que vemos) y una esfera de influencia invisible (una que no podemos controlar, m√°s imprevisible). Gran parte de la frustraci√≥n como activista llega porque basamos el √©xito de nuestras acciones en la consecuci√≥n de los objetivos que nos hemos marcado, es decir, pensamos linealmente. Y sin embargo, gran parte de los resultados de nuestras acciones nos pasan inadvertidos sin que nos den √°nimos para continuar. Los actos de generosidad an√≥nima entrenan a la mente a renunciar a la esfera de influencia visible y basar el sentido de nuestras acciones en nuestras acciones en s√≠ mismas (lo importante es el proceso) y tener una plena confianza en esa esfera invisible de influencia. As√≠ aprendemos a utilizar un pensamiento no lineal, m√°s cercano a la realidad. Y ponemos los cimientos para un activismo como forma de vida, un activismo que no te desgasta, sino que te aporta porque tiene su sentido en s√≠ mismo. Si todas las personas que se acercaran al activismo permanecieran porque disfrutan cambiando la sociedad, en pocos a√Īos habr√≠a un cambio de facto incre√≠ble. Adem√°s, pasas de una individualidad a una suerte de colectividad, prepar√°ndote mejor para procesos colectivos, tan necesarios para el cambio social…

As√≠ es como un peque√Īo acto de generosidad se amplifica, se infiltra a trav√©s de los corazones de las personas y va cambiando la sociedad, gota a gota… Es una forma de activismo poco com√ļn, que no es compatible con los procesos de cambio colectivo sino, muy al contrario, es de gran ayuda a estos!!

Si deseas fomentar la generosidad no dudes en utilizar estas u otras im√°genes (en la variedad est√° el gusto), imprimirte unas cuantas… y empezar a fomentar din√°micas basadas en la generosidad, la amabilidad y la interdependencia entre los seres. Peque√Īos actos revolucionarios del d√≠a a d√≠a… ūüôā

Hace unos d√≠as nos dieron unos melocotones maduros, unas uvas en perfecto estado y unos higos que iban a tirar a la basura…

 

Ayer, tras pelar y deshuesar los melocotones, quitar las pipas de las uvas f√°cilmente con un cuchillo y quitar el rabito de los higos, los puse a hervir durante horas y horas… a fuego lento el calor fue convirtiendo los az√ļcares complejos (sin sabor dulce) en az√ļcares simples (dulcecitos!!). Esta ma√Īana pas√© la batidora y lo volv√≠ a calentar… tras un ratete hirviendo y espesando mientras desayunaba, calent√© agua para esterilizar unos botes.

 

Llegado el momento, introduje con una cuchara el dulce brebaje en los botes, los fui cerrando y dando la vuelta. Tras enfriarse me han quedado cuatro botes de mermelada de melocot√≥n, uvas e higos que iban a tirar a la basura, y sin az√ļcar a√Īadido!!!

 

Se conserva gracias al calor (que mata los bichitos que había) y al vacío que se crea al enfriarse en los botes bocabajo (que impide que más bichitos entren).

 

 

Y calentarlo durante horas ¬Ņno contaminar√° mucho? Pues desde luego mucho menos que el CO2 liberado al cultivar y transportar el az√ļcar desde los confines del mundo.

 

Mermelada gratuita (o barata si es que pagas luz o gas) y sana hecha a partir de frutas que iban a tirar a la basura… el decrecimiento mola.¬†

Posted on febrero 25, 2014 in General, Ideas, Naturaleza by mikiNo Comments »

La Naturaleza lleva en casa miles de millones de a√Īos… El secreto de la sostenibilidad reside, por lo tanto, en copiar su comportamiento, sus din√°micas, sus caracter√≠sticas y aprender de su sabidur√≠a… Para ello es necesario vaciarse y escuchar, saber escuchar… para copiarla, es decir, para desarrollar una biom√≠mesis. ¬† En fin, que mientras el cierre de ciclos, la energ√≠a solar, la ralentizaci√≥n de los procesos, la autolimitaci√≥n en el crecimiento y otras caracter√≠sticas se han trabajado m√°s, hay otras caracter√≠sticas que bien nos podr√≠an ense√Īar mucho y que son m√°s desconocidas. Hoy hablaremos de la redundancia. ¬ŅQu√© es?

 

Bien, si tienes tres elementos desempe√Īando una funci√≥n, quitamos cualquiera de los tres y resulta que los otros dos elementos son capaces de cubrir la funci√≥n que el elemento sustra√≠do hac√≠a… entonces podemos decir que estos elementos son redundantes. Ahora bien, si quitamos alguno de los tres elementos y la funci√≥n se ve comprometida, entonces podemos decir que ese elemento era espec√≠fico de esa funci√≥n. ¬† Mientras el capitalismo tiende a la sobreespecializaci√≥n como forma de ganar competitividad, la Naturaleza tiende a la redundancia como forma de ganar estabilidad en un sistema. ¬ŅQu√©? Me explico: si tienes 10 elementos desempe√Īando una labor de forma redundante y un cambio brusco elimina 9 de esos 10 elementos, entonces esa labor seguir√° siendo desempe√Īada, aunque s√≥lo sea por un elemento. Ahora bien, si una labor es desempe√Īada por un experto y ese experto muere, est√° de baja o se va de la empresa, entonces esa empresa quedar√° desprovista de la actividad que el experto hac√≠a. Es decir, que la Naturaleza es m√°s resiliente, es decir, m√°s capaz de absorber los cambios y perturbaciones de origen normalmente antr√≥pico. ¬† Dos documentales: la voz del viento y Stop, rodando el cambio.

 

Seguimos aprendiendo humildemente de ti, Madre Naturaleza…

Posted on noviembre 20, 2013 in Decrecimiento, Econom√≠a, Ideas by mikiNo Comments »

Desde que nacimos estamos inmersas en un mundo cubierto por una historia √ļnica: la historia de la prosperidad basada en el crecimiento econ√≥mico. Esta prosperidad, seg√ļn la historia √ļnica de nuestro tiempo, nos ha permitido grandes avances tecnol√≥gicos, incrementar la sanidad y la educaci√≥n, nos ha permitido tener sociedades m√°s justas, con m√°s clase media, con m√°s democracia y m√°s derechos humanos… Cualquier discurso que se saliese de estos par√°metros era tildado de antisistema-violento-oscuro-molotov-terrorismo-violencia-disturbios-comunista…

 

Sin embargo, m√°s all√° de esta historia √ļnica de nuestro tiempo se encuentra un paisaje nada halag√ľe√Īo:

la mayor degradaci√≥n de nuestros ecosistemas, la p√©rdida de relaciones humanas y tejido social, la creaci√≥n de grandes corporaciones que dictan las normas, un sistema financiero basado en la deuda que absorbe paulatinamente el dinero circulante y genera escasez permanente, una salud m√°s atacada por qu√≠micos contaminantes, medicamentos con √°nimo de lucro que nos hacen dependientes de ellos, un sistema educativo creaticida que termina con nuestro sentido cr√≠tico, nuestra innata curiosidad y que nos sumerge en el paradigma donde hay una respuesta acertada (que coincide con lo que nos dice el profesor) y el resto de respuestas err√≥neas, una crisis alimentaria basada, no en la escasez de alimentos, sino en la especulaci√≥n con alimentos o con tierras, en la p√©rdida de suelo f√©rtil, en pol√≠ticas de reajuste estructural del FMI en distintos pa√≠ses…

 

Una vez que el velo rosa de la historia √ļnica se ha rasgado y est√° ardiendo mucha gente est√° empezando a tomar consciencia de dos cosas: la gravedad de la situaci√≥n y nuestra capacidad para cambiar las cosas.

 

Mucha gente se est√° organizando, est√° creando el germen de las sociedades del futuro, est√° experimentando con nuevos modelos, nuevas formas de relacionarse… no s√≥lo inspirada por nuevas ideas o aproximaciones… sino que est√° creando nuevas aproximaciones.

 

permacuture-and-the-myth-of-scarcity

 

 

Ante la supremac√≠a del tiempo dedicado al trabajo productivo (como consecuencia de esa escasez) surgi√≥ el¬†slow movement, que propone ralentizar los ritmos, volver a lo esencial, a lo cercano, a lo peque√Īo, a lo local, al tiempo de calidad… Ante el horizonte sin petr√≥leo barato que se avecina, unos visionarios decidieron empezar la transici√≥n a un mundo sin petr√≥leo… as√≠, el movimiento¬†transition towns cre√≥ sistemas humanos m√°s resilientes, m√°s interconectados, con producci√≥n ecol√≥gica y local. Ante la p√©rdida de soberan√≠a en favor de los grandes monstruos de la econom√≠a, el movimiento p2p (peer to peer o entre pares) propone una forma de relacionarse en red, unas finanzas en red, una forma de producir en red, una forma de compartir conocimientos en red, una forma de gobernanza en red, una forma de producir los alimentos descentralizada, una forma de distribuir los alimentos en redes de cercan√≠a… Ante la limitaci√≥n de recursos y de sumideros de la Tierra, el movimiento por el decrecimiento propone salir de la l√≥gica del crecimiento del PIB basado en la competencia y la deuda para redistribuir la riqueza, relocalizar la producci√≥n, reducir la escala de distribuci√≥n, repartir el trabajo (tanto de cuidados como el productivo), reducir la producci√≥n (sobre todo la de sectores altamente contaminantes y tan perjudiciales para la vida y las personas), incrementar la reparaci√≥n y la reutilizaci√≥n de productos… en fin, vivir mejor con menos. Y as√≠ tenemos el Buen Vivir en Am√©rica Latina, la econom√≠a de la suficiencia en pa√≠ses budistas, la era post-carbono del Post-carbon institute, la prosperidad sin crecimiento de Tim Jackson, el post-crecimiento del Post-growth Institute

 

Distintos or√≠genes, pero unas conclusiones demoledora y esperanzadoramente parecidas… y que trascienden los anticuados debates de la vieja escuela entre sistemas productivistas: capitalismo vs. comunismo. Una nueva etapa se abre en el horizonte. Los viejos modelos monol√≠ticos y globalizadores han muerto. Los nuevos modelos, m√°s conscientes, m√°s l√≠quidos y m√°s respetuosos est√°n aqu√≠ para quedarse y seguir evolucionando.

 

Otra aproximaci√≥n, entre ellas, es la de las econom√≠as sagradas (Sacred Economics) de¬†Charles Einstein. Os propongo el juego de las siete diferencias con este v√≠deo cortito cortito…

 

Cuando partes del paradigma de la escasez, llegas a la escasez. Cuando partes del paradigma de la abundancia… todo es posible.

 

Se nos ha otorgado un regalo, el don de la vida. Lo que hacemos con nuestra vida es el regalo que devolvemos. Edo.

El Euro se resquebraja, la econom√≠a mundial, basada en la deuda, se enfrenta a un colapso inminente por riesgo de impago. Y es que la deuda con intereses: NO SE PUEDE PAGAR. Est√° hecha s√≥lo para acumular beneficios en la banca. Trabajar y utilizar los euros implica aceptar ese sistema que genera pobreza y desigualdad. Los ricos acumulan riqueza monetaria, se vuelven adictos a ganar m√°s dinero y a gastar m√°s dinero, pero eso no los hace m√°s felices. As√≠ lo confiesa Nate Hagens en un v√≠deo reci√©n traducido. Al acumularse el dinero en unos pocos bolsillos, el resto de las personas no lo pueden utilizar, pues cada vez hay menos dinero en circulaci√≥n. Tan s√≥lo unas pocas empresas, las m√°s grandes, pueden seguir ofreciendo servicios. Al final cada vez m√°s consumo se centra en estas grandes empresas, que contribuyen a que haya menos dinero en circulaci√≥n, menos empleos y m√°s pobreza. Al final, el dinero, cuya funci√≥n deber√≠a ser favorecer los intercambios entre las personas, deja de cumplir su funci√≥n. Y tenemos personas con necesidades insatisfechas, pero con capacidad de satisfacer las necesidades de otras personas. Y sin embargo, no pueden…

 

Sin embargo, hay personas que han decidido cambiar la situaci√≥n. Si no hay dinero… ¬°¬°¬°cre√©moslo!!! Unas 70 monedas sociales han florecido en Espa√Īa en estos √ļltimos a√Īos. Y hay m√°s proyectos que har√°n surgir m√°s monedas sociales en el futuro. Estas monedas est√°n permitiendo que las personas puedan ofrecer bienes y servicios a otras personas y satisfacer con ello sus necesidades. Est√°n reactivando la econom√≠a, s√≠, reactivando la econom√≠a, pero de forma local y amable con las personas y con el medio ambiente. Desde el decrecimiento, s√≠, desde el decrecimiento, se propone reactivar la econom√≠a, pero la econom√≠a local y solidaria. Esta econom√≠a no necesitar√° crecer hasta el infinito, sino que crecer√° hasta satisfacer las necesidades de la comunidad. Al carecer de econom√≠a especulativa y de intereses esta econom√≠a con moneda alternativa puede mantenerse estable durante mucho tiempo, sin necesidad de crecer para devolver pr√©stamos, y permitir a las personas satisfacerse unas a otras las necesidades b√°sicas.

 

 euro-en-llamas

Si todav√≠a no te ha quedado muy claro, en este documental te lo explican estupendamente. La moneda social no es s√≥lo algo que se proponga desde el decrecimiento, es algo que ya se est√° haciendo y est√° funcionando. El sistema de doble moneda no es algo estramb√≥tico, sino es defendido por gente como Bernard Lietaer, un co-arquitecto del euro, como ya explicamos en este blog. Es una manera de empoderarse de la econom√≠a, de tomar sus riendas y dirigirla hacia el bien com√ļn. Es reducir la escala de la econom√≠a y devolverla a las plazas, los huertos y las peque√Īas tiendas de barrio. Es convertir un monstruo devorador de bosques, mares y personas en un vecino m√°s de la comunidad, un lugar de encuentro donde entretejernos, encontrar apoyos y vivir una vida que merezca la pena ser vivida… un lugar donde amar y sentir el amor de la comunidad.

 

¬ŅTodav√≠a tienes miedo a salir del euro?

 

 

Lo que no nos dan los medios de comunicaci√≥n de masas con tanta informaci√≥n inconexa y sesgada, a veces se encuentra en los lugares m√°s bonitos, como en los textos de un amigo. Os obsequiamos con el texto de Iv√°n Romero sobre la situaci√≥n actual. ¬°Gracias por el texto! Se lee f√°cil y de un tir√≥n… ni os dar√©is cuenta del paso del tiempo…

 

“En el mejor de los casos, las propuestas de salida a la crisis est√°n basadas en el fomento del consumo para lograr el crecimiento econ√≥mico. Sin embargo, el problema es evidente: no es posible el consumo ilimitado en un planeta con recursos limitados. Llevamos a√Īos presionando al planeta hasta el l√≠mite de su capacidad, tanto en recursos naturales como en sumideros. Cada a√Īo se consume m√°s de lo que es capaz de regenerarse en ese mismo tiempo, y muchos minerales b√°sicos como el cobre, el litio, el plomo, el oro, el mercurio, la plata, el esta√Īo, el cinc, etc., ya han agotado sus reservas en m√°s de un 50% (y su demanda es exponencial). Para colmo, la mayor√≠a de estos recursos son consumidos por los pa√≠ses del llamado Norte Global, que controla 3/4 de los recursos del planeta. Se calcula que si todo el mundo consumiese recursos a esa escala, har√≠an falta 4 planetas para abastecernos. Evidentemente, s√≥lo tenemos uno.

La p√©rdida de biodiversidad est√° alcanzando ritmos alarmantes: entre 1970 y 2005 cay√≥ un 30%, y el ritmo acelera. Esto no es algo anecd√≥tico, pues la biodiversidad es la que ha mantenido el equilibrio que permite la vida en la Tierra tal como la conocemos. Sin embargo, la expansi√≥n del mundo urbano y el aumento de la poblaci√≥n humana, as√≠ como la selecci√≥n de determinadas especies que son implantadas a lo largo y ancho del planeta (especialmente en lo referido al monocultivo y la ganader√≠a industrial) est√°n homogeneizando la vida del planeta, destruyendo un fr√°gil equilibrio que se form√≥ por la evoluci√≥n de la vida durante millones de a√Īos. El ritmo de desaparici√≥n de especies es tal que numerosos/as expertos/as consideran que es equivalente al de las anteriores extinciones terrestres, hablando ya de una Sexta Gran Extinci√≥n. La diferencia, en este caso, es que la causa es la acci√≥n humana.

Estas problem√°ticas afectan tambi√©n especialmente al mundo de la alimentaci√≥n. Seg√ļn la FAO, m√°s de 900 millones de personas pasan hambre en el mundo, pero la producci√≥n mundial de alimentos es muy superior a la necesaria. El sistema agro-industrial, surgido tras la Revoluci√≥n Verde, ha dado prioridad a los monocultivos dependientes de la industria petroqu√≠mica, y ha minado en las √ļltimas d√©cadas las variedades locales de cada zona. Las variedades locales y la diversidad de semillas garantizan la resistencia frente a cat√°strofes o cambios inesperados, y permiten al agricultor/a guardar sus propias semillas. El modelo actual, sin embargo, vuelve a los/as productores/as dependientes de las empresas de semillas y de la industria petroqu√≠mica, es decir: una agricultura sumamente dependiente de los combustibles f√≥siles.

La agricultura no es lo √ļnico que depende del petr√≥leo y otros combustibles de este tipo (carb√≥n, gas natural). Desde la Revoluci√≥n Industrial, absolutamente todo es fuerte dependiente de estos combustibles. El desarrollo de la industria, el transporte, las comunicaciones y la tecnolog√≠a habr√≠a sido imposible sin la energ√≠a relativamente barata y f√°cilmente manejable proporcionada por los f√≥siles, especialmente el petr√≥leo. Actualmente, una ciudad es incapaz de abastecerse si se le corta o reduce dr√°sticamente el suministro de combustibles, como se hizo evidente en la crisis de los a√Īos 90 en Cuba, conocida como ‚ÄúPer√≠odo Especial‚ÄĚ. Sin embargo, el petr√≥leo no es un recurso renovable.

La situaci√≥n conocida como ‚Äúpico del petr√≥leo‚ÄĚ se√Īala el punto en que la extracci√≥n de un pozo llega a su nivel m√°ximo. A partir de ah√≠, se pierde presi√≥n y la tasa de retorno energ√©tico disminuye (es decir: obtenemos menos energ√≠a por cada barril de petr√≥leo invertido en la extracci√≥n), de modo que el crudo de ese pozo va aumentando de precio hasta que deja de ser rentable extraerlo y el pozo se cierra. Durante d√©cadas se ha advertido de la amenaza de alcanzar un pico de extracci√≥n a nivel global, amenaza hecha realidad cuando la Asociaci√≥n Internacional de la Energ√≠a reconoce que en 2008 se ha alcanzado el pico del petr√≥leo convencional. Esto supone, a partir de los √ļltimos a√Īos, un aumento de los precios del combustible (y, por lo tanto, de todo lo dem√°s) de forma continuada y que, m√°s all√° de breves oscilaciones de mercado, nunca volver√° a bajar a los niveles anteriores al pico. No existen, adem√°s, alternativas factibles, pues ninguna energ√≠a renovable tiene la rentabilidad del petr√≥leo y es muy dif√≠cil hacer una transici√≥n de todo un sistema energ√©tico a otro teniendo en cuenta la escasa voluntad pol√≠tica y la falta de tiempo.

En las pr√≥ximas d√©cadas la crisis ecol√≥gica y energ√©tica impedir√° que la econom√≠a vuelva a un per√≠odo de crecimiento y provocar√° un aumento generalizado de las tensiones pol√≠ticas y militares en torno a los recursos cada vez m√°s escasos, tensiones que ya empezaron a principios del siglo XXI. Es m√°s que probable que nuestra generaci√≥n asista a la quiebra de la sociedad industrial globalizada tal y como la hemos conocido hasta ahora.”

P√°gina siguiente »