¬ŅSabes lo que comes y de d√≥nde viene? ¬ŅPor qu√© una hamburguesa puede ser m√°s barata que un br√≥coli? ¬ŅPor qu√© los transg√©nicos han prosperado tanto en EEUU a pesar del gran endeudamiento al que se someten los productores? ¬ŅC√≥mo es que en un momento en el que sobran alimentos hay m√°s gente que pasa hambre? ¬ŅC√≥mo es que un, en teor√≠a, sistema de libre mercado como es el de EEUU subvenciona la producci√≥n de ma√≠z de una forma tan masiva? ¬ŅQu√© se hace con tanto ma√≠z? ¬ŅCoca-cola? ¬ŅPilas? Y ahora… biodiesel…

 

 

El documental Food Inc. sali√≥ hace unos a√Īos (2009) y muestra c√≥mo las grandes compa√Ī√≠as del agronegocio quieren alimentar al mundo: con prisa, precariedad, contaminaci√≥n y mala calidad. Aunque se echa de menos una mayor profundizaci√≥n en la agricultura post-petr√≥leo, el documental habla por s√≠ solo, es ilustrativo y… ah, que habla por s√≠ solo… pues aqu√≠ esta.

Posted on septiembre 29, 2012 in Activismo, Derechos, Ideas, Pol√≠tica, Transici√≥n by mikiNo Comments »

La charla sobre vida rural del 29-s ha quedado pospuesta por razones que no escapan a nadie. Para apoyar este proceso constituyente hemos editado un v√≠deo donde Juan Carlos Monedero explica con asombrosa claridad el objetivo y el contexto de la acci√≥n “rodea el congreso”. Os pedimos ver y difundir este v√≠deo acerca del proceso constituyente, que no tiene desperdicio.

 

Y aprovechando… pues este v√≠deo para divulgar entre vuestros contactos de otros pa√≠ses, dado que es importante que esto se conozca fuera.

 

Pero, ¬Ņqu√© tiene que ver la soberan√≠a popular con el decrecimiento? ¬ŅPor qu√© un colectivo de difusi√≥n del crecimiento se iba a volcar tanto en una acci√≥n as√≠? La raz√≥n es tan sencilla como poderosa. La soberan√≠a dirige las pol√≠ticas que se llevan a cabo, mejor dicho, los intereses de los soberanos. Ya hemos visto c√≥mo los intereses privados est√°n devastando el planeta y sus habitantes… Tambi√©n hemos visto c√≥mo los intereses de unos pol√≠ticos que no nos representan siguen la misma direcci√≥n. El inter√©s p√ļblico (realmente p√ļblico) tan solo corresponde a una soberan√≠a popular, pues los habitantes son los primeros interesados en tener ecosistemas sanos, menores desigualdades sociales y una vida llena de relaciones sociales, una vida en la abundancia que da la simplicidad voluntaria, una vida que merezca la pena ser vivida.

 

Por ello, el 29-s… escribiremos un cap√≠tulo de la historia de este pa√≠s, entre todas, como venimos haciendo desde hace a√Īo y medio.

 

Y ma√Īana estaremos en la plaza central de Parla, con la asamblea del 15M de Parla, para facilitar la creaci√≥n de un nuevo grupo de consumo, un paso m√°s en esta revoluci√≥n a fuego lento que avanza lenta… pero imparable y sin miedo.

Posted on septiembre 13, 2012 in Activismo, Derechos, Pol√≠tica by mikiNo Comments »

Piedra, papel o….

Pues no… ¬°nosotras elegimos piedra! Estamos cansadas de ser papel… recortan derechos b√°sicos como si nada, implementan las mismas medidas neoliberales que empobrecieron dr√°sticamente a pa√≠ses de Am√©rica latina en los a√Īos 80 o a pa√≠ses ex-sovi√©ticos en los a√Īos 90. Esta vez le toca el turno a Europa… pero de la historia se aprende y nos hemos vuelto inmunes a la doctrina del shock que intentan imponer. No tenemos miedo a los mercados, no tenemos miedo a los inversores, no tenemos miedo a los pol√≠ticos y, aunque ejerzan violencia f√≠sica contra nosotras, no tenemos miedo a la polic√≠a.

 

Si t√ļ tampoco tienes miedo, si t√ļ tambi√©n est√°s harta de que jueguen con tu vida en el casino… ¬°alza la voz! Estaremos todas juntas en el bloque cr√≠tico, este s√°bado a las 11:00 en la cuesta de Moyano (Atocha) para lanzarle un mensaje bien claro a los pol√≠ticos que no nos representan y a los mercados que especulan con nuestras vidas: somos indomables, se os acaba el tiempo…

 

Posted on agosto 23, 2012 in Decrecimiento, Econom√≠a, Ideas, Pol√≠tica by miki2 Comments »

La Fundaci√≥n Nueva Econom√≠a (the New Economics Foundation) lleva desde 1986 explorando nuevas posibilidades en la econom√≠a. Sobre todo desde la √ļltima d√©cada, lleva avisando de la necesidad de dar el paso y cambiar. En un informe reciente advierten de que justo hoy hemos sobrepasado la capacidad del planeta para generar los recursos que consumimos y absorber la contaminaci√≥n que generamos. Es decir, que a partir de hoy y hasta final de a√Īo todo lo que consumamos ir√° en detrimento de la capacidad productiva de los ecosistemas y todo lo que contaminemos quedar√° acumulado para el a√Īo siguiente. O, dicho en palabras m√°s llanas: a partir de hoy y hasta final de a√Īo nos estamos cargando el planeta donde vivimos, estamos haciendo de este mundo… un mundo peor. Dicho m√°s t√©cnicamente, el planeta hoy entra en d√©ficit ecol√≥gico anual. Esto, realmente, es una forma de avisar sobre la necedad de tener una econom√≠a tan sobredimensionada que hace vivir peor a las personas. El planeta no entiende de a√Īos, rebasamos su capacidad todos los d√≠as, pero las personas s√≠ entienden de a√Īos…

 

Uno de los vídeos de la New Economic Foundation se llama El Hamster Imposible.

 

Como est√° en ingl√©s… os facilitamos los subt√≠tulos: Desde el nacimiento hasta la pubertad un hamster dobla su tama√Īo cada semana. Si no parara de crecer, como hacen los animales, de adulto (un a√Īo) ser√≠a un hamster de nueve mil millones de toneladas. Este hamster consumir√≠a todo el ma√≠z producido anualmente en todo el mundo… en un solo d√≠a. Y seguir√≠a ambriento. Hay una raz√≥n por la que, en la Naturaleza, los seres crecen hasta cierto punto. As√≠ que, ¬Ņpor qu√© nuestros pol√≠ticos y economistas creen que nuestra econom√≠a puede crecer indefinidamente?

 

Hay otros v√≠deos de esta fundaci√≥n con sede en Londres, en ingl√©s, claro… Y volviendo al tema del hamster… Si os lo encontrarais por la calle, ¬Ņqu√© har√≠ais? Si no lo matamos acabar√° con todo el planeta y los seres que lo habitan, pero en decrecimiento no somos violentos. En decrecimiento optamos por dejar de alimentarlo: su din√°mica dev√≥ralotodo acabar√° haciendo que se debilite y acabe marchit√°ndose, como una planta a la que dejas de regar. Para ello empezamos a salirnos de esta din√°mica basada en la competici√≥n extrema y el crecimiento permanente, con alternativas que respetan los l√≠mites ecol√≥gicos de nuestras regiones y hacen vivir mejor a las personas. Pero adem√°s, reclamamos que se le deje de alimentar, con la reducci√≥n de la jornada laboral, el consumo local y consciente, las energ√≠as renovables, la reutilizaci√≥n, la simplicidad voluntaria, las organizaciones de intercambios no monetarizados de bienes y servicios, la revalorizaci√≥n de los cuidados, y, c√≥mo no, el incremento de abrazos, sonrisas, relaciones sociales y todo aquello que, sin consumir apenas recursos, haga de nuestra vida una vida que merezca la pena vivir. Esto es decrecimiento.

 

Si quieres que más gente lo entienda puedes hacerlo por tu cuenta (¡genial!) o puedes unirte al grupo, escríbenos y trabaja con nosotras en la difusión de ideas y creación y difusión de alternativas prácticas que van en la línea del decrecimiento: vivir mejor con menos.

 

Posted on mayo 30, 2012 in Activismo, Derechos, Naturaleza, Pol√≠tica by mikiNo Comments »

Con la que est√° cayendo… nos ha parecido apropiado tomarnos un tiempo para parar, para pensar, erguirnos sobre la situaci√≥n actual y tomar un poco de perspectiva. Como las aguas turbias en continua zozobra por recortes, reformas constitucionales, ataques de “los mercados”, rescates… no nos dejan ver algo, algo que muchos intuyen, otros tantos saben y algunos no se ol√≠an… Y cuando las aguas est√°n turbias, se hace necesario un pararse, un replantearse, un otear al pasado y al presente… s√≥lo as√≠ las arenas se aposentan, lentamente, y es posible descubrir patrones, historias paralelas y soluciones creativas. Pero para¬† eso, es necesario quitarse las gafas de “la superioridad europea” y tomar al resto como hermanas, con los mismos problemas y sentimientos que quien esto lee, con la misma capacidad para indignarse, enfrentarse a la violencia (tanto externa como interna), sufrir y ser feliz.

 

Y as√≠ llegamos al caso de las gentes de Bolivia, sus recursos y sus pol√≠ticos. Aunque en el documental La corporaci√≥n ya se cit√≥, quiz√°s se ilustre de forma m√°s humana en la pel√≠cula Tambi√©n la lluvia. Lo llaman la Guerra del agua, y no es la √ļnica guerra que estas gentes han librado. Para un boliviano oir hablar de recortes sociales, privatizaciones, multinacionales, corrupci√≥n pol√≠tica e incremento del precio de cosas b√°sicas no es algo nuevo, ya desde el colonialismo hasta nuestros d√≠as se han llevado a cabo pol√≠ticas similares. En el Sur de Europa se est√°n aplicando estas mismas pol√≠ticas que ya empobrecieron a Am√©rica del Sur hace unas d√©cadas. Por ello, el ejemplo que siguieron los habitantes de esos pa√≠ses puede ser altamente aleccionador, incluso esperanzador, siendo conscientes de que no hay una soluci√≥n exportable a todos, sino que las soluciones tienen que salir del bullicio y reflexi√≥n popular, de forma creativa y √ļnica para cada regi√≥n del planeta.

Vivimos tiempos oscuros… ¬Ņvivimos tiempos oscuros? La Delegada del Gobierno blinda Madrid para preparar su regalo especial a la poblaci√≥n madrile√Īa. Se queja de que ha pedido varias veces un interlocutor del 15M para hablar con √©l, a pesar de que el mensaje es bien claro y bien heterog√©neo. No saben c√≥mo manejar esto, y lo √ļnico que se les ocurre es concentrar en Madrid la mayor parte de los antidisturbios de que disponen, en Madrid… a pesar de que el 15M hace ya casi un a√Īo que baj√≥ a los barrios y pueblos de toda la geograf√≠a espa√Īola e incluso en otros pa√≠ses y a pesar de que el 15M volver√° a tomar las principales plazas en m√°s de 1500 ciudades en todo el mundo. Intentan dar golpes al agua, agarrarla, pero hay algo que se le escapa, algo que no entienden… “la cosa no va con ellos, porque ellos no quieren ir con la cosa”.

 

Mientras ahorran unas decenas de millones de euros por aqu√≠ en sanidad y otro tanto en educaci√≥n, y otro tanto en investigaci√≥n… no les tiembla el pulso a la hora de dejarse la friolera cantidad de 33.000 millones de euros (unas 300 veces m√°s que cualquier ahorro en recortes) para “rescatar” a Bankia. Y es que mientras personas que reciben sueldos escandalosamente altos no saben c√≥mo manejar la econom√≠a, ni repartir el empleo, ni alcanzar mayor justicia social… mientras que achican agua sin tapar los agujeros… ha tenido que ser la poblaci√≥n la que haya tomado las riendas del asunto, creando redes de apoyo mutuo, bancos de tiempo, grupos de consumo, cooperativas, monedas sociales… iniciativas que poco a poco han ido configurando diversas econom√≠as alternativas basadas en la confianza, en la cooperaci√≥n, en la compartici√≥n, en la cercan√≠a, en lo real… y eso, precisamente, es lo que celebramos, la revoluci√≥n: pens√°bamos que ten√≠amos que exigir al gobierno que tomara medidas… y las acabamos tomando nosotras… y es que “dorm√≠amos, despertamos”.

 

Entre los d√≠as 12 y 15 de mayo, diversas iniciativas, asambleas y festejos tendr√°n lugar en el peque√Īo pueblo llamado Madrid. As√≠ que te recomendamos que te pilles, si puedes, alg√ļn d√≠a libre… ¬°¬°y te vayas de puente a Sol!! El 15 de mayo, San Isidro se revuelve en su tumba y se indigna. El domingo Madrid defiende la tierra, se vuelve m√°s consciente de los problemas que la degradan y expone las soluciones que se est√°n gestando… all√≠ estaremos exponiendo, como un colectivo m√°s, nuestro proyecto que, aunque afortunadamente sobrepasado por las diversas iniciativas populares de barrios y pueblos, sigue en pie y cada d√≠a con m√°s ilusi√≥n… Ser√° un buen momento para conocernos, unirte, proponernos algo o preguntarnos lo que quieras, y seguir construyendo decrecimiento, viviendo mejor con menos, experimentando el v√©rtigo de la creaci√≥n de un futuro que est√© en nuestras manos… porque podemos: no es s√≥lo un deseo, es ya un hecho.

Posted on abril 27, 2012 in Activismo, General, Ideas, Pol√≠tica, Transici√≥n by miki2 Comments »

Estos d√≠as llenos de actividad, burbujeando con proyectos, ilusiones, cambiando realidades… viviendo esta revoluci√≥n cultural que ha supuesto el 15M, en la que cada vez m√°s gente piensa diferente, se plantea nuevas formas de vivir, de vivirse, de juntarse, de comer, de comprar, de actuar… Y dicen los agoreros que el 15M no ha servido para nada, que siguen gobernando los mercados, que los pol√≠ticos tienen el poder para reprimir todo movimiento de protesta… Y sin embargo, ni represiones, ni recortes, ni leyes absurdas, ni infiltrados policiales, ni infamias y manipulaciones de algunos medios de comunicaci√≥n han conseguido ahogar este movimiento, que no es una corriente, es un hervor, chisporroteante, incesante, es algo l√≠quido, que va infiltr√°ndose por los recovecos de este r√≠gido sistema, enmoheci√©ndolo, debilitando su base…

 

Ghandi dec√≠a: “Antes de cambiar una sociedad, tienes que cambiar su mentalidad”. Ahora, sin duda, estamos pasando a la acci√≥n. No ha terminado esta revoluci√≥n cultural, cuando ya se est√°n moviendo las primeras fichas: los grupos de consumo, los bancos de tiempo, las okupaciones, los proyectos vecinales, las charlas… est√°n que arden. Es imposible seguir todas las convocatorias, conocer todos los proyectos… Hace unos d√≠as ha arrancado el Mercado Social en Madrid, un espacio donde hacer intercambios de bienes y servicios de forma alternativa, sin seguir din√°micas de competici√≥n, favoreciendo las redes de confianza, las relaciones horizontales… incluso con una moneda social propia: el boniato. La Cooperativa Integral de Madrid y Alrededores (CIMA) lleva meses preparando los principios y la cobertura legal para toda esta red. Algo se est√° moviendo, sin duda, entre las calles de la ciudad, de los barrios y de los pueblos, algo se mueve en el ciberespacio, ya no s√≥lo est√° flotando, como algo sutil, en el ambiente, sino que ha empezado a aterrizar.

 

 

Las reivindicaciones se entrelazan, se enredan, adquieren más fuerza. Los días de la división están tocando a su fin. El Día de la Tierra fue uno de ellos, en el que plataformas como Eurovegas no, Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II y Ecologistas en Acción (por decir tres ejemplos) se unían, no ya para reivindicar mayor respeto por el medio ambiente, sino para decir que un cambio de sistema es necesario. Las personas críticas con el sistema unen sus ideas, pues todos sus problemas tienen la misma raíz, y poco a poco se va armando algo dinámico y esperanzadoramente emergente.

 

Los discursos cr√≠ticos y antisistema van proliferando. El documental “Comprar, tirar, comprar” desnuda las triqui√Īuelas m√°s torticeras de este sistema para fomentar el consumo y genera debates, muchos debates, sobre la obsolescencia programada. Estos debates llegan incluso a radios de grupos como la COPE, Gestiona Radio (especializadas en econom√≠a y PYMES), al que fuimos invitados junto a Ecologistas en Acci√≥n. Pod√©is escuchar el debate cuando quer√°is, donde aprovechamos para hablar de c√≥mo hacer el cambio.

 

Y esto… esto es s√≥lo el principio.

 

Posted on marzo 29, 2012 in Activismo, Derechos, Econom√≠a, General, Ideas, Pol√≠tica, Trabajo by hirunatan1 Comment »

Este art√≠culo es una aportaci√≥n personal m√≠a, que he publicado en mi blog particular, pero copio aqu√≠ ante la petici√≥n de mis compa√Īeros de Decrece Madrid. El motivo es que, ante la pr√≥xima convocatoria de Huelga General y todo lo que est√° pasando, quisiera contribuir con mi granito (o granote, por lo largo) de arena. Mi opini√≥n es que esta reforma laboral a la que nos enfrentamos no se puede comprender si no se conoce bien el contexto, y ah√≠ es donde ofrezco mi aportaci√≥n.

 

Antes de empezar, quiero que conste que yo no soy economista ni de lejos. Soy simplemente alguien a quien le gusta leer y pensar, pensar y m√°s pensar, y esto es el resultado de lo le√≠do y pensado. Quiz√° sea un poco osado escribir en este modo, pero quisiera poder compensarlo mediante el “crowdsourcing”. Es decir, si cualquiera entre quienes lean esto cree que contiene errores, distorsiones o fallos, bienvenidas sean las propuestas, si me convenc√©is puedo cambiar cualquiera de estos puntos. ¬°Pero me ten√©is que convencer!

 

 

Antecedentes

En los primeros a√Īos de la crisis escrib√≠ un art√≠culo que resumo aqu√≠, sobre el modelo capitalista como origen de la crisis financiera, una de las crisis globales que tenemos en este momento.

 

Simplificando a lo bestia, el modelo económico capitalista liberal funciona así: alguien tiene dinero extra; lo usa para comprar medios de producción; pone a gente a trabajar en ellos y con su venta menos los salarios obtiene un beneficio. Así el que tiene dinero acaba teniendo más, el que no, sigue sin tenerlo pero al menos puede comprar los bienes mientras trabaje, y el que no trabaja ni tiene capital ni ha ahorrado se muere.

 

El problema es que la producción real lleva estancada desde hace varias décadas, por un doble techo ecológico y social. Y esto es terrible, porque para que todo se mantenga, la producción no sólo no se puede parar, sino que debe aumentar siempre para compensar el reparto cada vez más desigual del dinero, y los avances tecnológicos que permiten producir más con el mismo trabajo.

 

Por ello, para seguir creciendo, el capitalismo tuvo que pasar a basar su crecimiento en la deuda y la especulación. Es decir, a tomar dinero prestado del futuro o directamente a inventarlo de la nada. El problema de este dinero ficticio es que es frágil y de vez en cuando explota y se volatiliza, dejando atrás burbujas reventadas.

 

Cuando explot√≥ la √ļltima en el 2007, de proporciones planetarias, los gobiernos, aplicando nuevamente el conocido principio de¬†“privatizaci√≥n de los beneficios y socializaci√≥n de las p√©rdidas”, corrieron al rescate de los bancos, con cargo a los presupuestos del Estado, a base de aumentar su deuda p√ļblica. Con lo que¬†los superejecutivos responsables directos del desastre¬†fueron premiados con monta√Īas absurdas de dinero, mientras que los ciudadanos acabaron comprometidos, sin comerlo ni beberlo, a devolver con su trabajo futuro el dinero que los famosos “ninjas” deb√≠an a los bancos.

 

Esto no es sólo una cuestión de cara durísima y codicia sin límites (que también), sino que es una consecuencia de cómo funciona el sistema. Los políticos no tenían muchas otras opciones, porque los bancos y su deuda son los que sujetan el sistema, si ellos quiebran, se hunde todo el tinglado y desaparece el 90% del dinero existente (cosa que no van a permitir que ocurra, claro).

 

La cosa es que algunos países aguantaron el embite, los que tenían economías más fuertes, y otros no.

 

¬ŅY Espa√Īa, qu√© tal?

Pues mal, ya sabemos. El reemplazar la agricultura, la industria y el I+D por la especulaci√≥n con el ladrillo funcion√≥ bien durante la burbuja, pero al reventar √©sta, ¬Ņqu√© pas√≥? Que la producci√≥n econ√≥mica cay√≥ en picado, y con ella los ingresos del Estado v√≠a impuestos.Si a esto se le suma el dinero del rescate a los bancos, tenemos el origen del peligroso d√©ficit que amenaza con hacer que el Estado no pueda devolver su deuda contra√≠da. Estos son los dos desencadenantes principales del problema de d√©ficit actual, junto con la corrupci√≥n, el despilfarro y el fraude fiscal, que no han cambiado desde antes de la crisis, pero no dejan de ser una sangr√≠a, estando Espa√Īa en las posiciones m√°s altas de los pa√≠ses de nuestro entorno. No as√≠ en los cap√≠tulos de protecci√≥n social, inversi√≥n en educaci√≥n e investigaci√≥n, sanidad y dem√°s gasto p√ļblico, en los que estamos por debajo de la media de Europa.

 

Sin embargo, las medidas que proponen los gobiernos del PPSOE son, b√°sicamente:

 

  • Subidas de impuestos limitadas, err√°ticas y con poco criterio.
  • Recorte de gasto p√ļblico: protecci√≥n social, educaci√≥n, investigaci√≥n, sanidad, etc.
  • Reforma del mercado laboral en la l√≠nea de facilitar el despido, reducir los salarios y desmontar los convenios y protecciones a los trabajadores.

 

Prácticamente nada de lucha contra la corrupción y el fraude, de que los bancos asuman sus propias pérdidas, de ayudar a las personas afectadas más gravemente por la crisis o de revisar los impuestos para hacerlos más progresivos. Y en lo que respecta a la reactivación de la economía, sigo contando más abajo.

 

¬ŅCu√°les son los motivos de esta estrategia?

 

a) La inviolabilidad de los bancos, por lo que contaba m√°s arriba.

b) La corrupción política, endémicamente hispana, que impide luchar contra el fraude y el derroche.

c) La ideología liberal, que nos viene de fuera, y que comento ahora.

 

¬ŅCu√°l es la propuesta liberal contra la crisis?

En el siglo XIX y principios del XX la terrible desigualdad entre patronos y obreros se tradujo en una serie de duras luchas sociales, que acabaron produciendo un sistema de protecci√≥n al trabajador. Este sistema se basa en el principio de que la negociaci√≥n entre empleado y empleador es asim√©trica: el due√Īo del capital tiene habitualmente m√°s medios y m√°s recursos, lo que le proporciona un poder superior (mayor cuanto m√°s grande sea la empresa). En consecuencia, se establecen una serie de l√≠mites legales, de blindajes y protecciones al trabajador por parte del Estado.

 

Los liberales critican este sistema por los siguientes motivos:

 

  • En el fondo, es un sistema de discriminaci√≥n positiva, y como tal, tiende a generar “injusticias” de sentido inverso, beneficiar a personas no porque se lo “merezcan”, sino por cumplimiento de cuotas y escalas. Esto es m√°s importante en empresas peque√Īas y medianas.
  • En un contexto de ca√≠da de la demanda de productos, mantiene artificialmente puestos de trabajo poco rentables, lo cual hace que el sistema sea menos eficiente.

 

Y lo interesante es que estas cr√≠ticas tienen mucho fundamento, la cuesti√≥n es que por resolver un problema se crea otro, con lo cual hay que tener muy en cuenta estas objeciones al sistema de protecci√≥n social, porque son la clave del bloqueo. Proteger los derechos de los trabajadores a base de estructuras burocr√°ticas institucionalizadas no es la mejor manera, puesto que presenta muchos inconvenientes.Lo malo es que la propuesta liberal para salir de ah√≠ tampoco sirve. La receta es, resumiendo mucho, suprimir las regulaciones y protecciones estatales y permitir que empresarios y trabajadores negocien su protecci√≥n “libremente”, en base a las leyes de la oferta y la demanda en el mercado laboral. La teor√≠a es que la “mano invisible” har√° que cada cosa se ponga en su sitio y cada persona reciba lo que le corresponda de forma m√°s justa y eficiente.

 

El problema principal, que comparten tanto el liberalismo como la socialdemocracia, es que se contin√ļa ignorando tenazmente el doble techo del crecimiento, y se apuesta por seguir estimulando a la econom√≠a para mantener el empleo. En el siglo XX, el crecimiento hizo aumentar la riqueza general, y las luchas sociales ayudaron a repartirla, con lo que la prosperidad general aument√≥ durante casi un siglo. Pero al llegar el estancamiento, el reparto se detuvo y la riqueza volvi√≥ a concentrarse en pocas manos.Adem√°s est√° el hecho de que la corrupci√≥n y el poder generado por dicha concentraci√≥n tambi√©n distorsionan el mercado, haciendo que los m√°s ricos hagan su ley a gusto, manteniendo monopolios y oligopolios, aranceles, leyes del embudo variadas y todo tipo de violaciones de la teor√≠a liberal. Pero bueno, supongamos que se consiguiera promover la libre informaci√≥n, la educaci√≥n de las personas, la limitaci√≥n de monopolios y dem√°s cualidades del mercado libre. ¬ŅQu√© pasar√≠a? Pues que el techo de producci√≥n, y la deriva subsiguiente hacia la especulaci√≥n hacen que la demanda de mano de obra se reduzca. Si no hay trabajo para todos, el valor de mercado de la mano de obra tiende a cero, y como √©sto no es una cuesti√≥n coyuntural, sino sist√©mica, los trabajadores se quedan sin recursos para negociar sus condiciones.

 

En la práctica, las medidas liberales se traducen en tres vías:

 

a) Reducir impuestos, desregular y dar todo tipo de facilidades al capital. Lo cual encanta al capital especulativo, que crece y crece sin ning√ļn impacto social positivo, aumentando m√°s a√ļn la concentraci√≥n de riqueza.

b) Invertir en industria, educaci√≥n e investigaci√≥n, modernamente con un toque “ecol√≥gico” (lo que ahora se llama “crecimiento sostenible”). Esto en Espa√Īa han decidido que no lo van a hacer, supongo que por que es algo que habr√≠a que haber hecho antes; ahora en medio de la crisis, es dif√≠cil afrontar medidas a medio-largo plazo como √©stas. Adem√°s, el techo ecol√≥gico impide que todos los pa√≠ses se puedan desarrollar hacia el modelo consumista, debe haber algunos subdesarrollados para que otros puedan estar saturados.

c) Crear mano de obra barata. Si no podemos competir en calidad, hacerlo en precio: abaratar el “coste” de los trabajadores, reduciendo lo m√°s posible sus salarios y protecciones, y compensar la ca√≠da subsiguiente de la demanda interna, con la exportaci√≥n hacia pa√≠ses m√°s ricos. Es decir, el modelo tercermundista, hacia el que se dirige Espa√Īa mientras que otros como China aspiran a crecer. Una t√©cnica ya ensayada durante muchos a√Īos en Sudam√©rica y otros lugares del mundo.

 

El resultado es que el mercado pasa a componerse de a) una √©lite de trabajadores especializados, altamente demandados y saturados de trabajo b) una gran masa de obreros no cualificados, en condiciones precarias c) otra masa de excluidos, que impiden luchar a los obreros del b) por miedo a acabar en c), pero causantes de des√≥rdenes, inestabilidad y conflictos. Conflictos que no preocupan demasiado a nuestros dirigentes, si tienen algo de raz√≥n escritoras como Naomi Klein o Susan George.Y lo m√°s “gracioso” es que la aparente alternativa, que son las medidas proteccionistas de la socialdemocracia, tambi√©n est√°n pasadas y se ha comprobado que tampoco son la soluci√≥n. Desmontar el Estado del Bienestar no nos har√° salir del hoyo. ¬°Pero mantenerlo tampoco!

 

¬ŅY entonces, qu√© hacemos?

Ante todo, oponernos a las propuestas actuales. Para empezar, nuestros gobiernos no est√°n luchando en absoluto contra la corrupci√≥n ni contra la concentraci√≥n del poder del capital. Por otro lado, incluso las medidas que parecen aparentemente m√°s sensatas y de sentido com√ļn, tampoco funcionan. Y finalmente, siguen ignorando como el capit√°n del Titanic las otras crisis que nos amenazan: la social, la ambiental y el inminente pico del petr√≥leo.As√≠ que es muy importante apoyar la Huelga General y todo tipo de movilizaciones, pero distanci√°ndose de los sindicatos mayoritarios, que s√≥lo aspiran en el mejor de los casos a mantener el sistema proteccionista¬†y desarrollista¬†actual, con todos sus defectos.

 

Y al mismo tiempo, hay que buscar con urgencia un modelo econ√≥mico diferente. El n√ļcleo del problema est√° en la asimetr√≠a b√°sica capital/trabajo, que es la causa de las luchas de poder y todos los problemas mencionados.Necesitamos otra forma de repartir la riqueza que no dependa del crecimiento permanente. Desde el #15m se est√° proponiendo un modelo basado en cooperativas y redes de consumidores, m√°s que en empresas, donde las personas se sientan soberanas, due√Īas de su propio trabajo y de los beneficios que √©ste aporta. Y¬†con un sistema de protecci√≥n social colectivo, basado en la solidaridad, medidas revolucionarias como la renta b√°sica y redes horizontales entre iguales, en vez de las jerarqu√≠as piramidales de poder. Al repartir mejor la riqueza y el trabajo no ser√° necesario consumir compulsivamente, y se podr√°n cumplir las viejas demandas de los movimientos ecologistas y las propuestas de simplicidad voluntaria y mejora de calidad de vida del decrecimiento.

 

O quizá sean otros enfoques los que prosperen, hay muchísimo por pensar y construir, pero en todo caso será algo que surja de la movilización popular, puesto que nuestros dirigentes tienen ya muy claro el modelo que proponen y no tienen la menor intención de cambiar. Lo cual debemos tener muy claro hacia dónde nos conduce.

Posted on noviembre 22, 2011 in Derechos, Econom√≠a, Ideas, Pol√≠tica by miki4 Comments »

Tiempos oscuros e injustos se ciernen sobre nosotros… A pesar de que los cuatro principales partidos han perdido 22 esca√Īos con respecto a las elecciones del 2008, y a pesar de que los partidos minoritarios han coseguido un √©xito equiparable al que ten√≠an al principio de la democracia (es decir, nuestra conciencia democr√°tica se ha revitalizado), una ley electoral injusta a todas luces ha dado una aplastante mayor√≠a absoluta a uno de los dos partidos neoliberales (bueno, al m√°s neoliberal de los dos, si alguien quiere hacer distinciones). Es decir, que la voz del pueblo no se escucha ni en las urnas. Tampoco ser√≠a muy alag√ľe√Īo el panorama si, como por arte de magia, nuestro gobierno decidiera dar plant√≥n a los mercados y dem√°s instituciones financieras. Simplemente dar√≠an otro golpe de estado financiero, como el que aconteci√≥ recientemente en Italia y Grecia, y pondr√≠an a un gobierno t√≠tere de sus intereses.

 

¬ŅPero c√≥mo hemos llegado a esta situaci√≥n? Muy sencillo. El capitalismo no es compatible con la democracia. ¬ŅC√≥mo? Efectivamente. En un sistema econ√≥mico basado en la competencia, hay una inevitable acumulaci√≥n de capital, pues el que m√°s acumule desplazar√° a sus competidores. El pez grande se come al chico. Con el paso del tiempo, era inevitable que esa acumulaci√≥n de capital sobrepasara al capital de los Estados. Y, como es de sobra conocido, qui√©n tiene el dinero, tiene el poder. Es decir, que en el momento en el que organizaciones econ√≥micas no elegidas democr√°ticamente (multinacionales, bancos…) acumularon m√°s poder que los Estados y otras organizaciones como Naciones Unidas (elegidas de manera dudosamente democr√°tica, pero democratizables al fin y al cabo) empezaron a imponer sus normas del juego. Es decir, que el pez grande se comi√≥ a los chicos y, al crecer lo suficiente, tambi√©n se comi√≥ a los Estados.

 

En un mundo sin democracia, en unos tiempos oscuros… es donde las luces que brillan dentro de nosotras empiezan a dar sus frutos. Y es que una emite fotones y no sabe muy bien d√≥nde van a parar, a qui√©n ilumina con su indignaci√≥n, con sus ganas de cambio y con sus acciones. Pero lo cierto es que hay algo que recorre el mundo y va contagiando de forma imparable unos pa√≠ses y otros. Tanto es as√≠, que un grupo de estudiantes de econom√≠a de Harvard ha dicho “BASTA” a una educaci√≥n dogm√°tica y gobernada por intereses econ√≥micos. Al enfoque √ļnico y neoliberal que dan en una asignatura han respondido de forma organizada y colectiva, respetuosa pero contundente. Y la cosa no para en esa asignatura… La historia es un rayo de luz en uno de los lugares m√°s oscuros del planeta y, por ello, brilla con una fuerza inspiradora.

 

Nos han quitado la democracia, y nos intentar√°n aplastar de forma econ√≥mica, educativa, legislativa e, incluso, por la fuerza. Pero lo que no saben es que hay cosas que no se pueden parar, que cuanto m√°s nos repriman y opriman, m√°s indignados seremos y m√°s indignados estaremos. Ser√° interesante, y una incertidumbre, ver c√≥mo las organizaciones grandes y poderosas enfrentan su propio colapso a la vez que emergen organizaciones peque√Īas, m√°s horizontales, y realmente m√°s poderosas, con formas alternativas, cr√≠ticas y creativas de organizarse y relacionarse.

 

Patalear√°n, pero es una batalla que tienen perdida de antemano.

Posted on septiembre 20, 2011 in Derechos, Econom√≠a, General, Ideas, Pol√≠tica by miki1 Comment »

El mundo se acelera y el conspiranoico escenario que algunos denunciaban es hoy m√°s claro que nunca. La acumulaci√≥n de riqueza generaliza la pobreza, la acumulaci√≥n de poder supedita la pol√≠tica a los intereses de unos pocos (poderoso caballero es Don Dinero)… este sistema agoniza, y sus √ļltimos coletazos son los m√°s rabiosos. Desde que tanta gente que no era especialmente defensora ideol√≥gica de la democracia sali√≥ a las calles para exigir democracia, desde que tanta gente que era muy cr√≠tica con la constituci√≥n espa√Īola sali√≥ a las calles para defenderla de las ingerencias alemanas (que obedecen a “los mercados”, ese ente abstracto detr√°s del cual se refugian personas con nombres, apellidos y responsabilidades que tarde o temprano tendr√°n que afrontar), desde que tanta gente que piensa diferente deja sus diferencias a un lado para luchar por unos m√≠nimos arrebatados violentamente (a veces con violencia f√≠sica, normalmente con violencia econ√≥mica)… se puede decir que algo no va bien.

 

Cada vez es m√°s obvia la ingerencia en la soberan√≠a nacional (la privatizaci√≥n del espacio pol√≠tico, podr√≠a decirse) que se ejerce sobre nuestro sistema “democr√°tico”. Ahora todas tenemos m√°s claro que la banca y los especuladores financieros gobiernan sobre la pol√≠tica econ√≥mica de los pa√≠ses, las farmac√©uticas gobiernan sobre la sanidad, las empresas de agroalimentaci√≥n hacen lo respectivo sobre las pol√≠ticas agrarias y la producci√≥n y distribuci√≥n de alimentos… La pregunta que sigue es ¬Ņqui√©n gobierna sobre la educaci√≥n?

Desde que el desarrollo de la imprenta occidental arrebat√≥ el monopolio de la cultura a los laboriosos monjes copistas y desde que las desamortizaciones disminuyeron el patrimonio de la Iglesia, √©sta ha perdido su hegemon√≠a en la educaci√≥n en favor de una educaci√≥n p√ļblica. Sin embargo, el despiadado y descarado ataque neoliberal a lo p√ļblico (que llaman “crisis”) ha planteado nuevos retos a la educaci√≥n, ya obsoleta antes de la crisis. Y ahora √©sta se debate entre un proceso de mercantilizaci√≥n de la educaci√≥n, impuestos recortes en gasto p√ļblico en el √°mbito educativo y un cambio de paradigma importante. “La sociedad est√° cambiando r√°pidamente, y la educaci√≥n tiene tambi√©n que amoldarse a los nuevos tiempos”. ¬ŅQu√© hay detr√°s de estas palabras? ¬ŅQui√©n ostenta el suculento pastel del sistema educativo? Y si es tan suculento, ¬Ņpor qu√© el Estado no se hace cargo de √©l?

 

Pueden identificarse dos frentes de ataque a la educaci√≥n. Uno es el de la administraci√≥n y otro es el del modelo educativo. La tendencia de administrar la educaci√≥n desde lo p√ļblico est√° reverti√©ndose. Aunque las cifras var√≠an seg√ļn las fuentes, en la Comunidad de Madrid, mientras hay recortes en la educaci√≥n p√ļblica, tambi√©n hay recortes en lo que las arcas p√ļblicas recaudan en las matr√≠culas de colegios privados, que son m√°s o menos de la misma cuant√≠a. Por lo tanto se roba a la educaci√≥n p√ļblica y se regala a la educaci√≥n privada pr√°cticamente lo mismo. Es decir, la educaci√≥n, y no es la √ļnica, est√° pasando a manos privadas con la excusa de la crisis.

 

Pero ah√≠ no acaba la cosa… El modelo educativo es otro fil√≥n. Si antes lo ten√≠an editoriales de libros de texto, ahora se tiende a que pase a manos de empresas de nuevas tecnolog√≠as. El razonamiento es el siguiente: primero se asume que la educaci√≥n ha de preparar a los j√≥venes para su inserci√≥n en el mundo laboral (no para ser felices, no… para trabajar), despu√©s se dice que el mundo laboral ha cambiado (de trabajos estables, mon√≥tonos y repetitivos a “mayor movilidad laboral” en trabajos m√°s creativos y que exigen nuevas habilidades) y acto seguido se da la soluci√≥n: hay que personalizar la educaci√≥n e introducir nuevas tecnolog√≠as en el aula. As√≠ la necesidad est√° creada y la soluci√≥n, anteriormente dise√Īada, se sirve en bandeja. Ahora queda por saber qu√© empresas se llevar√°n el gato al agua, pero mientras no existan redes de internet y nuevas tecnolog√≠as disponibles para todos (software libre…) la brecha digital, la brecha econ√≥mica y la brecha p√ļblico-privado ser√° la misma. Es decir, mientras los centros p√ļblicos no tienen dinero para invertir en nuevas tecnolog√≠as porque no reciben financiaci√≥n apenas… los centros privados pueden invertir en estas nuevas tecnolog√≠as. Despu√©s se vender√° que la educaci√≥n digital es mejor que la anticuada y obsoleta educaci√≥n p√ļblica… hasta que se implante como una obligaci√≥n en los planes de estudio, lo cual ser√≠a una estocada perfecta a la educaci√≥n p√ļblica.

 

Sin embargo no se podr√° acabar con la educaci√≥n p√ļblica, ni mucho menos, ya que, a mayor necesidad educativa, mayor fuerza cobrar√° la educaci√≥n libre autogestionada: escuelas populares… As√≠, la educaci√≥n seguir√° el camino del resto de servicios p√ļblicos: si asfixian lo p√ļblico para pasarlo a manos privadas, surgir√°n alternativas libres desde la autogesti√≥n. Por lo que en esta crisis se abre la puerta (que siempre ha estado abierta) a la autogesti√≥n (gestionarlo entre los participantes) y, por tanto, a una democracia real, aqu√≠ y ahora.

« P√°gina anteriorP√°gina siguiente »