Posted on febrero 7, 2015 in by alevadoNo Comments »

Desde una perspectiva decrecentista es necesario fomentar una transici√≥n gradual hacia una movilidad sostenible que contrarreste el modelo actual enfocado al autom√≥vil privado como medio de transporte predominante. Es deseable, por este orden, una ciudad que cuide a peatones, que priorice el transporte p√ļblico y que impulse el uso seguro de la bicicleta para las peque√Īas y medianas distancias. Esto supondr√≠a entre otras cosas una clara mejor√≠a en la calidad del aire junto a una disminuci√≥n del ruido y la peligrosidad, en definitiva, una mejora de las condiciones de vida en la ciudad de Madrid.

 

Con estas premisas, desde las competencias municipales actuales, DecreceMadrid propone:

 

  1. Limitación del uso del vehículo privado, especialmente a los automóviles, en la ciudad, mediante:
    1. La instalaci√≥n de aparcamientos disuasorios en las afueras de la ciudad, cuyo uso reduzca significativamente el precio del billete de transporte p√ļblico.
    2. Restricciones muy severas de tráfico en días con alertas en los niveles de contaminación.
    3. Permisos de circulación para automóviles privados exclusivamente para matriculas pares o impares en días alternos de la semana.
    4. Permisos de circulación menos restrictivos para automóviles con al menos 3 ocupantes.
    5. Creación de plataformas municipales para impulsar el uso compartido de automóviles.
    6. El cierre de gran cantidad de v√≠as p√ļblicas a la circulaci√≥n del autom√≥vil.
    7. Implantaci√≥n de zona 30 (velocidad m√°xima de 30 km/h) en todas las v√≠as de un solo carril de circulaci√≥n por sentido y calles de sentido √ļnico y un solo carril de circulaci√≥n.
    8. Control efectivo de la velocidad máxima especialmente en las grandes vías.
    9. Subida de tarifas en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) y en los aparcamientos p√ļblicos que resulten disuasorias al uso del veh√≠culo privado motorizado.
    10. Reducciones en las tarifas de acceso a los dem√°s medios de transporte p√ļblicos a aquellas personas que no posean un autom√≥vil en propiedad.
  2. Protección del peatón frente a los vehículos, especialmente motorizados, mediante:
    1. Elaboraci√≥n de un Plan de Peatonalizaci√≥n de v√≠as p√ļblicas de la ciudad y de ampliaci√≥n de aceras y de elementos de seguridad.
    2. Elaboración de un Plan para la seguridad en las vías compartidas entre peatones y bicicletas, como MADRID RIO.
  3. Impulso del transporte p√ļblico en la ciudad, mediante:
    1. La democratizaci√≥n del Consorcio de Transporte P√ļblico de Madrid y la recuperaci√≥n de su protagonismo en los planes de movilidad sostenible de la ciudad.
    2. Mejora de frecuencias y servicios de transporte p√ļblico: autobuses, metro y trenes de cercan√≠as, especialmente los nocturnos.
    3. Reducci√≥n de las tarifas del transporte p√ļblico, especialmente en sectores de poblaci√≥n con rentas menores o inexistentes.
    4. Implantación de carriles bus realmente efectivos a lo largo de la ciudad, con las paradas situadas fuera de los carriles bus.
  4. Fomento del uso de la bicicleta, mediante:
    1. Un cambio en la normativa de circulación de las mismas.
    2. La implantaci√≥n de un mayor n√ļmero de carriles bici y de carriles¬† combinados.
    3. Reducci√≥n del precio de uso de la bicicleta p√ļblica, existiendo tarifas muy econ√≥micas a partir de un n√ļmero anual de viajes¬† para favorecer su uso.
    4. Implementación de un mejor servicio de alquiler de bicis a todos los barrios de la ciudad.
    5. Reserva de zonas exclusivas en los parkings p√ļblicos para motocicletas y¬† ciclomotores con tarifas muy reducidas y para bicicletas de forma gratuita.