Posted on febrero 7, 2015 in by alevadoNo Comments »

Desde una perspectiva decrecentista que un ayuntamiento, como toda estructura de gobierno en democracia, sea un espacio abierto en el que la ciudadanía ejerza su propio poder es especialmente importante. Un cambio social tan profundo exige la implicación y participación de todas las personas. Por tanto, aunque haya estructuras de delegación, éstas tienen que estar al servicio de la gente, con la máxima transparencia y fomentando la participación popular a todos los niveles posibles.

participación ciudadana

Con estas premisas, DecreceMadrid propone*[1]:

 

  1. Recuperar competencias municipales, que permitan acercar las decisiones políticas a la ciudadanía afectada por ellas: relocalización de la toma de decisiones. En este aspecto hacemos especial hincapié ante la escasa incidencia en la fiscalidad que tienen los ayuntamientos en la actualidad. Consideramos la fiscalidad como una herramienta correctora para conseguir un modelo de ciudad más sostenible y socialmente justo. En este documento se harán algunas propuestas fiscales, dentro de la poca capacidad fiscal municipal, asociadas a cada una de las propuestas que las justifican.
  2. Simplificación del organigrama municipal. Es necesaria una organización sencilla que permita a la ciudadanía conocer su estructura, quienes son las personas responsables e interactuar con ellas.
  3. Descentralización de la gestión municipal a los distritos, que permita conocer mejor las necesidades de las personas y hacer frente a ellas.
  4. Uso de Software Libre en toda la gestión informática interna municipal, con el fin de ahorrar costes, conseguir independencia tecnológica y favorecer el desarrollo local y el concepto de Open Source.
  5. Publicaci√≥n, con formatos abiertos e interoperables, de toda la informaci√≥n generada con fondos p√ļblicos, seg√ļn la filosof√≠a del Open Data.
  6. Asegurar la posibilidad de acceder a todos los servicios municipales online con cualquier dispositivo, evitando bloqueos tecnológicos (por ejemplo, webs que sólo se pueden ver en Internet Explorer o documentos que sólo se abren con Microsoft Office).
  7. Creación de un portal de transparencia, con información detallada de todas las cuentas municipales, criterios de adjudicación y estado de los proyectos, etc.
  8. Presupuestos participativos, con creación de asambleas o foros específicos de trabajo y posibilidad real de influir en el gasto publico municipal.
  9. Creación de una red de contacto permanente con los movimientos sociales y vecinales, para implicarlos directamente en la gestión municipal.
  10. Cesi√≥n de espacios p√ļblicos para la ciudadan√≠a en modalidad de autogesti√≥n, es decir, no controlados directamente por el ayuntamiento.
  11. La puesta en marcha de una política de regularización para las iniciativas puestas en marcha desde los centros sociales ocupados o cedidos que ya forman parte de la realidad de la ciudad.
  12. Creación de canales de difusión de las organizaciones ciudadanas, para que quien lo desee pueda conocer cuáles existen y qué hacen, y se favorezca la participación en ellas y la creación de otras nuevas.

 

 


[1] Una forma interesante de plantear muchos de estos puntos es el programa “Democracia y Punto” del Partido X, con sus cuatro propuestas: Transparencia, Wikigobierno, Voto permanente y Refer√©ndum vinculante.