Presentación

La Comisión Legal de l’Oficina per l’Okupació (CLOk) es la comisión que asesora en cuestiones legales. No se trata de una oficina jurídica que lleva casos si no que procura aclarar los conceptos legales y repasar las diferentes estrategias de defensa que se están llevando adelante, para que quien okupa pueda disponer del máximo de información a la hora de tomar decisiones. Desde la CLOk se intenta poner luz al dificultoso lenguaje jurídico, hacerlo comprensible en lo posible y encontrar así las grietas existentes en el mundo judicial por donde sea posible colarse.

Al abrir un expediente judicial encontramos palabras como caución, incoar, litis consorcio, sobreseimiento. Este lenguaje rebuscado y confuso genera inseguridad y perjudica a la hora de buscar soluciones. Y no sólo esto. Este galimatías es también un mecanismo de la élite de la jurisprudencia que defiende su «selecta profesión», su discurso y su poder, perpetuando la desigualdad social. Que la gente corriente intente desentrañar sus complicados mensajes es en sí mismo una amenaza a sus dominios.

Si se comprende bien el lenguaje jurídico podremos enfrentarnos adecuadamente sin la mediación de traductores, hacer fácil lo difícil y entretenido lo aburrido del derecho. Y, lo más importante, dejaremos de temblar.

Así, conocer ciertas leyes nos ayuda a:

  • Proponer a les abogades que nos representan posibles estrategias y de esta manera participar activamente en el proceso, compartiendo la toma de decisiones.
  • Exigir que les abogades de oficio y funcionaries judiciales cumplan las leyes que nos favorecen.

De todas formas, la batalla no tiene lugar únicamente en juzgados. Fortalecer lazos y fundar alianzas; crear un punto de encuentro de las diferentes kasas y personas donde exponer las propias experiencias y así poder aprender más sobre cómo autogestionar nuestra defensa; extender la práctica del grupo de apoyo para acompañar, tanto en los diferentes trámites como en las convocatorias judiciales que se vayan presentando; utilizar la denuncia pública para presionar a organismos e instituciones… En definitiva, un compromiso de implicación directa de las diferentes kasas y CSO’s nos empodera frente a la sensación de pánico hacia une abogade, une fiscal o une juez, ante la dificultad para distinguir los documentos, de cara a la falta de claridad comunicativa de les funcionaries…

Cuanto más informades estemos del tema más tranquilidad a la hora de saber a qué nos atenemos y qué podemos hacer para conducirlo, sin delegar totalmente la estrategia en le abogade. Si nosotres sufrimos las condenas y multas, asumamos también cómo nos queremos defender.