Penal

Con la entrada en vigor en Mayo de 1996 de la reforma del Código Penal, la okupación de inmuebles en situación de abandono es tipificada como delito. Esta medida invisibiliza el conflicto existente entre la especulación y la necesidad de un amplio sector de la población de acceder a una vivienda, así como la falta de centros sociales. Esto jurídicamente se sostiene porque el derecho a la propiedad es considerado un derecho fundamental en la constitución (art. 33 CE) mientras que el derecho a la vivienda es meramente un derecho virtual (art. 47 CE).

Reforma del código penal: la okupación como delito leve

A partir del 1 de Julio de 2015 el delito de usurpación pasa a ser delito leve y sigue los procedimentos que seguían las desaparecidas faltas (LO 1/2015). Esto implica un cambio en el proceso penal que avanza más rápidamente.

Penalidad

La pena para el delito de usurpación sigue siendo la misma, de 3 a 6 meses de pena multa, sin embargo, siendo ahora un delito leve ésta puede generar antecedentes, por un lado, y cumplirse mediante localización permanente (conocido como arresto domiciliario).

Antecedentes

Teniendo antecedentes penales por delitos leves:

  • No podrán considerarte reincidente por un segundo delito (los antecedentes por delitos leves no se contabilizan para la reincidencia, pero sí para otros aspectos).
  • No se tendrán en cuenta en caso de una nueva condena a pena de prisión inferior a 2 años para suponer el ingreso en prisión.
  • Sí se tendrán en cuenta para impedir oposiciones a determinados cuerpos funcionariales, el acceso a profesiones regladas y para la renovación u obtención de permisos de residencia o trabajo.

Se puede pedir la cancelación de antecedentes penales por delitos leves a los 6 meses de acabada la responsabilidad penal.

Prescripción

Los delitos leves prescriben al año, a partir de ese momento se exime de responsabilidad penal a les posibles responsables. La pena por delito leve prescribe al año, plazo a partir del cual puede solicitarse la supresión del cumplimiento de la condena.

Retroactividad

La ley puede ser aplicada con carácter retroactivo, esto quiere decir juzgando como delito leve las okupaciones anteriores a que la ley entrara en vigor.

Representación legal

No es obligatoria la presencia de abogado. Y si no asistes a la vista, pero sí la parte denunciante, se te puede condenar igualmente aunque no te defiendas.

SIRAJ

La condena queda anotada en el sistema de registros administrativos de apoyo a la administración de justicia. Éste es un instrumento de control del que las administraciones públicas pueden obtener información de interés social y jurídico.

El proceso paso a paso

Denuncia

El propietario interpone denuncia y ésta irá a parar al Juzgado de Instrucción (art. 962 LEC).

Normalmente podemos deducir que el dueño ha interpuesto denuncia cuando después de haber okupado, viene la policía buscando identificaciones. El proceso penal puede abrirse tanto para desalojar una casa okupada como contra la gente que ha sido identificada dentro de la casa en un desalojo.

Identificación y citación a juicio

El juez ordena identificaciones y cita a juicio (art. 963.1.2º LEC). En esta vista oral es donde hemos de presentar todas las pruebas para demostrar que no se está cometiendo ningún delito (art. 967 LEC).

Para la práctica de estas actuaciones el juzgado cuenta con la ayuda de la policía judicial. Si no hay nadie identificade sucede igual que antes de la reforma: el procedimiento se abre a «los desconocidos ocupantes», existiendo el riesgo cierto de que el juzgado decrete un desalojo cautelar frente a diches desconocides.

El juicio oral

Proceso de declaración donde las partes exponen sus alegaciones y se practica la prueba (art. 969 LECrim). A la hora de dictar sentencia el juez debe fundamentarse en estas alegaciones y pruebas.

  • Prueba documental: Entregar pliegos de firmas, declaraciones de vecines, entidades o personalidades varias (escritores, profesores, o alguien renombrable que esté dispueste a hacerlo). Un dossier con el estado de la casa cuando se entró y los trabajos de mejora que se han hecho desde que está okupada con fotografías del antes y después de la casa. Noticias en periódicos y cartas para certificar la fecha de entrada. Un informe, si es posible antes y después, de algún colectivo solidario de arquitectos con el precio estimable de las mejoras. Un inventario de material que se ha adquirido para las mejoras, preferiblemente con facturas nominales (ferretería, pinturas, suministros eléctricos, cerámicas…). Un inventario de horas de trabajo invertidas en la casa (desglosando por ejemplo, puerta de entrada: reforzar, cerradura…). Así como, en el caso de centro social, un dossier con todas las actividades sociales que se han realizado.
  • Prueba testifical: Vecines, representantes de asociaciones del barrio o personalidades varias dispuestas a declarar a favor.

Sentencia, recursos y cosa juzgada

El juez dispone del plazo de un mes para decretar la sentencia, que puede ser condena o absolución (arts. 973.1 y 976 LECrim). Puede recurrirse la sentencia en el plazo de 5 días. Aunque no sabemos cuánto tiempo tardarán en resolver el recurso, se cree que no menos de seis meses.

En materia penal es obligatorio establecer la posibilidad de someter la sentencia condenatoria a revisión de otro tribunal. Agotados todos los recursos o no utilizados en tiempo y forma, la sentencia llega a ser firme y pasa a la autoridad de la cosa juzgada.

Ejecución

Proceso de ejecución de la sentencia de condena mediante:

  • Desalojo: Expulsión del inmueble de les ocupantes. La ejecución de la sentencia justifica la utilización de la fuerza para hacer cumplir la resolución judicial.
  • Imposición de penas multa: Pago de dinero o cumplimiento de una pena privativa de libertad. Si no se paga la multa que impone el juez, su cancelación se realiza con días de prisión de manera que un día de prisión equivale a dos días de pena multa.

Frentes de defensa

Identificación

Identificarse o no, es en principio una opción política a pesar de que aquí la expongamos en términos de conveniencia estratégica. Dicho esto, la identificación puede realizarse para tener conocimiento del proceso penal argumentando que no se vive en la casa, que se ha sido invitado. El día del juicio se deberán aportar pruebas que acrediten este aspecto: empadronamiento en otro domicilio; testimonio de una persona que viva en ese lugar; contratos de alquiler que puedan sostener que se vive allí; contrato de subalquiler de habitación o contrato de uso de habitación. Estos contratos son privados, es decir, que es válido con un acuerdo de uso de vivienda (piso o habitación), por escrito y firmado por las partes, y no registrarlo en el Incasol no afecta a la validez del contrato. A partir de aquí, además del contrato, es interesante poder tener correspondencia que llegue al domicilio en el que uno dice vivir. Como ésta pueden pensarse en más opciones.

En el momento de la identificación policial dar el mínimo de datos posibles a los agentes. Al tener que discutir todo en una única vista, cuantos menos datos consten en el atestado policial mejor.

Si te identifican y te notifican fecha y hora para una vista cercana en el tiempo, acude al colegio de abogados ese mismo día o el siguiente y solicita justicia gratuita. En el colegio de abogados te entregarán una solicitud de suspensión procesal mientras tramitan la designación de un abogado (art. 16 Ley 1/1996). Acude con la petición de suspensión al juzgado de instrucción que te notificó. Leer antes el apartado «Abogados».

Declaración

Primeramente debéis decidir qué tipo de declaración queréis hacer. Existen varias posibilidades:

  • Que no vives en la casa: Que es una casualidad que estuvieras ese día, que no sabías nada acerca de no poder estar en la casa. Como has dicho que no vives allí, si te hacen preguntas concretas como cuándo se okupó, cuántas personas viven, etc, puedes responder que no sabes nada. Tendrás que dar otro domicilio legal para que te puedan llegar las citaciones.
  • Reconocer que vives en la casa: En este caso, puedes decir que no estabas el día que se entró en la casa pero que sabes que ésta llevaba muchos años abandonada, planteando así la función social de la propiedad. Que el motivo por el que estás en la casa es que careces de recursos económicos para pagar un alquiler por lo tanto, estás okupando por necesidad y/o con la voluntad de reivindicar el derecho a una vivienda digna. Que la casa la estábais arreglando para vivir porque su estado era de total abandono y que nunca nadie os había dicho que no podíais estar allí.

Jurisprudencia

Los principios de mínima intervención del derecho penal y de ultima ratio señalan que un conflicto jurídico que pueda resolverse por otra vía, como la civil o la administrativa, no debe juzgarse en la vía penal que se reserva para los casos más graves. Por otro lado, el principio de proporcionalidad argumenta que la pena impuesta por okupar es desmedida ya que la pretensión es procurarse una vivienda digna. Así pues otro punto a tener en cuenta es la defensa sosteniendo que no es aplicable el código penal (art. 245 CP), y que en todo caso, habría que acudir a un proceso civil de desahucio por precario.

Existen sentencias desde el 2005 que sostienen dos razones: que la intervención penal es desproporcionada, y que no sería punible la ocupación de fincas abandonadas o ruinosas o de un solar.

Estos argumentos podrían ser expuestos el día del juicio y si no nos dan la razón, recurrir ante la Audiencia Provincial (AP) argumentando los motivos anteriormente expuestos y solicitando en el recurso la suspensión del desalojo hasta que no se resuelva en la instancia superior.

Autogestión de la defensa

Cuanto más informades estemos del tema, más tranquilidad a la hora de saber a qué nos atenemos y qué podemos hacer para conducirlo. Es fundamental contar con apoyo social, así como preparar una campaña de denuncia pública de la situación, tratando por ejemplo, la dificultad de acceso a la vivienda, la especulación inmobiliaria y la gentrificación, dando a conocer el proyecto y la rehabilitación del espacio.

En los procesos penales es donde ha resultado más efectivo presentar todas las pruebas del estado de abandono del inmueble, donde han tenido más peso las declaraciones de personalidades, el dossier del estado de la casa del día en que se okupó y los informes de mejoras hechas al edificio, así como en caso de centro social el dossier con las actividades realizadas. Tratando de exigir a la propiedad que justifique la utilidad que quiere dar al inmueble y poniendo de manifiesto el carácter antisocial del abandono de fincas (Art. 47 CE).

Dejar claro que se trata de viviendas deshabitadas, por lo que se deduce que el propietario ha abandonado su derecho de propiedad; Así como que no se ejerce violencia ni intimidación sobre las personas.

Sobre los abogados

El juicio es muy rápido, la ausencia de abogado te impide que puedas interrogar a les testigos del denunciante o a él mismo. La falta de experiencia podría generarte una mala defensa.

Recomendamos ponerse en contacto con un/a abogado de confianza. Con una buena defensa legal podemos enfrentarnos a los cargos que nos imputan para intentar librarnos de la pena multa. Es importante que habléis con el/la abogado para conocer las condiciones para designarlo. Así como documentarse con jurisprudencia favorable a la okupación antes de afrontar el juicio.

En caso de solicitar un/a abogado del turno de oficio podemos encontrarnos que el colegio de abogados nos deniegue la solicitud, ya que para un juicio oral por delito leve no es obligatorio ir acompañade de uno (art. 6.3 Ley 1/1996). Entendemos que esto es contrario al principio de defensa y que genera una gran desigualdad entre les que pueden pagar y les que no (art. 14 CE). Lo cierto es que tenemos derecho a un representante legal y si no disponemos de recursos para poder pagarlo y no nos proporcionan uno del turno de oficio se nos estará causando indefensión. Podemos reclamar nuestro derecho a ser asistides y a la tutela judicial efectiva (arts. 24 CE y 11.3 LOPJ). Deberíamos insistir en que es la falta de recursos la que hace que une pueda acceder a la justicia gratuita, más el derecho a la misma, y no la obligatoriedad de ir con asistencia letrada.

Otra cosa es que pidas abogado de oficio, esto no quiere decir que sea gratuito, pero sí que calculan los honorarios en razón de tus ingresos. Como nunca se sabe la postura del abogado que pueden asignarte es preferible contactar con uno afín a la okupación.

La cuestión es que hacer un recurso no es un procedimiento sencillo por lo que necesitaremos un abogado si es que ya no lo tenemos, entonces es allí donde debe valorarse entre los honorarios que puede pedirte por su trabajo, la ventaja del tiempo que puedes permanecer en la vivienda y en caso de que vaya mal, la multa definitiva que te impondrán.

Otras situaciones

Ningún identificado

La experiencia nos dice que a veces los agentes identifican a alguien y no comunican esta identificación a los juzgados, o bien no pueden identificar a nadie y el juzgado determina un desalojo sin notificarlo con anterioridad. Incluso existen procesos archivados, porque no consiguieron identificar a nadie que declarara ser morador del inmueble. También es posible que cuando no pueden identificar a nadie, piensen en otras vías para intentar desalojar con rapidez, como podría ser una denuncia por robo o daños a la propiedad.

Desalojo cautelar

Se trata de una medida preventiva por la que el juez da la orden para desalojar y entregar la casa a la propiedad sin que se haya celebrado juicio. Ésta era antes una medida utilizada atendiendo, entre otros argumentos, al tiempo de duración de los juicios. Teniendo en cuenta que actualmente la duración del proceso se ha reducido y toda la prueba se aporta y practica en una única sesión, en la que además se juzgan los hechos, entendemos que el desalojo cautelar no tiene razón de ser bajo este supuesto, aun así existen juzgados de instrucción que firman desalojos cautelares en casos en los que no hay ninguna persona identificada como ocupante.

Desalojos ilegales

También hay que resaltar que siempre es posible una actuación irregular y que desalojen la casa ilegalmente, sin orden, o sin haber notificado la fecha con anterioridad. Esta irregularidad se puede denunciar y más aún en caso de abusos de poder (desalojos con matones, agresiones directas, desalojos policiales sin orden, etc). Cada grupo debe valorar las posibilidades de denunciar y si realmente vale la pena seguir un proceso por una casa que ya no se mantiene. De todas maneras, interponer inmediata y sistemáticamente denuncias en caso de irregularidades y abusos de poder, hace que se lo piensen dos veces antes de volver a hacerlo.