El próximo miércoles 25 de marzo a las 11.30 en el paseo de Recoletos, se va a celebrar un mercado agrario transparente organizado por la COAG para denunciar los abusos de la cadena de distribución y reivindicar un precio justo tanto en origen como para el consumidor, los eslabones más débiles de la cadena.

A cambio de un euro testimonial, los ciudadanos que así lo deseen recibirán una bolsa de la compra para que una vez dentro del mercado puedan adquirir los alimentos al precio equivalente en el campo. De esta manera, los dos eslabones más débiles de la cadena agroalimentaria quieren denunciar públicamente una situación a todas luces injusta: los consumidores están pagando precios excesivos por los productos agrarios en relación a su calidad y a los precios percibidos por los agricultores, que en ocasiones no llegan i a cubrir los costes de producción.