Otra receta rica que nos deja Alba de la Piluka:

En un cuenco grande:
-2 vasos de harina (se pueden mezclar de varios tipos, yo utilizo solo integral)
-1 vaso de copos de avena
-una pizca de sal
-media cucharadita de bicarbonato
-no más de medio vaso de:
coco rallado (si utilizáis de buena calidad pensar que el coco puede tener un sabor muy pesado, yo utilizo uno que no sabe mucho y le echo medio vaso)
especias (cardamomo (yo lo machaco en el mortero y le quito lo gordo), jengibre molido, canela molida y orégano. No os paséis con en jengibre,   cardamomo y canela (una cucharadita colmada basta), si el orégano es bueno nunca sobra. Yo le echo algo (menos de medio vaso) de frutos secos (sésamo, avellanas, almendras…bien picado, el sésamo no. Yo como lo le echo frutos secos le pongo semillas de amapolo, de lino, copos de arroz, de centeno…lo que tengas por casa!

Y por otro lado…
-1 vaso de azúcar (igual que la harina, podéis mezclar varios tipos, yo uso solo azúcar moreno)
-200 gr de mantequilla

Se derrite la mantequilla (que no hierva) se añade el azúcar, hasta que se derrita y se forme un caramelo homogéneo. Se añade esta mezcla al cuenco con las harinas y lo demás. Se añade una cucharada de zumo de limón y la ralladura de medio limón (más o menos). Se mezcla todo, primero con una cuchara (que quema) luego con la mano, hasta que no quede nada blanco.

En una bandeja de horno untada con mantequilla se pone toda la masa y se estira y se aplasta BIEN, sobre todo por los bordes. Se mete en el horno la super galleta durante 15min a 200º o hasta que estén los bordes doraditos, sea como sea, recuerda que el horneado es rápido. Cuando se saca se corta con la forma que queramos, yo la corto con cuchillo en forma de rumbo para aprovechar toda la masa.

Lo que queda en la bandeja y las migas se pueden utilizar para comer con yogur o para hacer otros dulces…

a disfrutar!